AsiaCiencia y SaludEconomiaMedio AmbienteSucesos

Miles de muertos dejan los Terremotos y el Tsunami de Indonesia

En Palu y Donggala en la isla de Sulawesi, se concentra la actividad de los rescatistas

El sábado por la mañana, en las devastadoras secuelas del terremoto y tsunami que azotó a Sulawesi, la playa estaba sembrada de cadáveres y se podían ver cadáveres flotando en el mar, las autoridades en Indonesia han comenzado entierros masivos para las víctimas del tsunami que azotó la ciudad de Palu, mientras los parientes de los desaparecidos revisaban bolsas para encontrar a sus seres queridos, la búsqueda de sobrevivientes se intensificó.

En un intento desesperado de evitar la propagación de enfermedades en la devastada región, la agencia nacional de mitigación de desastres de Indonesia autorizó los entierros, comenzó con equipos de trabajadores, con la boca cubierta por máscaras, colocando 18 bolsas para cadáveres en una zanja.

En Poboya, en las colinas de Palu, los voluntarios antes cavaron la tumba de 100 metros de largo, con instrucciones para preparar el descanso de 1 mil 300 víctimas, inicialmente fue preparado para más de 300 cuerpos, ya que se esperan más entierros, Willem Rampangilei, el jefe de la agencia, comentó que los entierros masivos «deben hacerse lo más pronto posible por razones de salud y religiosas».

La medida se produjo en medio de la búsqueda desesperada de sobrevivientes del tsunami, que azotó el viernes y provocó el colapso de miles de casas, hoteles, centros comerciales y varias mezquitas, la ola, que alcanzó los seis metros de altura en algunas áreas, arrasó la ciudad y el número de víctimas oficiales el lunes se situó en 832, pero se espera que llegue a miles, pues cientos de cuerpos se han encontrado en las playas y las autoridades temen que muchos hayan sido arrastrados al mar.

Terremoto y Tsunami en Indonesia.
Decenas de miles de residentes que escaparon estaban en refugios temporales, muchos tratando desesperadamente de localizar amigos y parientes.

Los sobrevivientes buscan desesperadamente entre las bolsas de cadáveres a sus seres queridos

«Muchos cadáveres están diseminados en la playa y flotando en la superficie del mar», comentó un residente, Nining, a los medios locales, “las bajas seguirán aumentando», explicó el portavoz de la agencia de desastres Sutopo Purwo Nugroho, cuya agencia anunció el aumento en el número de víctimas desde los antes 420, «Hoy vamos a comenzar el entierro masivo de las víctimas para evitar la propagación de la enfermedad».

Aún se desconoce la magnitud del daño causado por el terremoto de 7,5 grados de magnitud, el posterior tsunami y 170 réplicas y la ciudad de Palu, que fue el punto focal de la mayoría de los esfuerzos de rescate el domingo, estaba plagada de escombros, pero la falta de equipos pesados ​​obstaculizó los esfuerzos para encontrar sobrevivientes entre los escombros, y los rescatistas simplemente usaron sus manos.

El domingo, la administración de Sulawesi Central declaró un estado de emergencia de 14 días, Sutopo afirmó que esto permitiría que «tanto el gobierno regional como el nacional movilicen personal, logística, equipamiento y dinero para satisfacer las necesidades del área y las personas afectadas», los equipos de rescate aún no llegaron a la región de Donggala, que tiene una población de 300 mil individuos y fue directamente afectada por el tsunami.

Los rescatistas estaban compitiendo contra reloj y la falta de equipos para salvar a los que aún están atrapados entre los escombros, con hasta 60 personas que se temen estar debajo de un solo hotel Palu, los rescatistas dijeron que oyeron voces y los gritos de un niño debajo de los escombros, una mujer de 25 años fue encontrada con vida durante la noche en las ruinas del Hotel Roa-Roa, según la agencia nacional de búsqueda y rescate, que publicó fotos de ella en una camilla cubierta con una manta.

Terremoto y Tsunami en Indonesia.
Más de 500 personas han resultado heridas y muchas fueron llevadas a clínicas improvisadas al aire libre, ya que los hospitales no pudieron hacer frente a la creciente presión.

La ciudad está construida alrededor de una bahía estrecha que se cree que puede haber intensificado la fuerza de las aguas del tsunami cuando golpean, entre los restos del avión se veía un puente roto por la mitad, una mezquita sumergida en agua, su torreta y su cúpula colapsadas hacia el interior, y un centro comercial reducido a una ruina, «se cree que todavía hay personas atrapadas en el centro comercial», explicó un reportero del medio indonesio MetroTV, «puedo oler el fuerte olor de los cuerpos en descomposición».

Sutopo confirmó que no había electricidad en Palu y Donggala, mientras que el agua potable y el combustible se estaban agotando, había un acceso limitado al equipo pesado necesario para ayudar a los esfuerzos de rescate, por lo que la búsqueda de personas atrapadas en los escombros se realizaba principalmente a mano, en una publicación en Twitter, el vocero de la agencia de desastres también advirtió a los residentes que estén alertas a las predicciones de falsas amenazas de tsunamis y terremotos que, según dijo, estaban apareciendo en las redes sociales.

Un funcionario del Ministerio de Justicia confirmó un brote masivo de la prisión, con aproximadamente 1 mil 200 prisioneros escapando de tres centros de detención diferentes, el funcionario del ministerio de justicia, Sri Puguh Utami, aseveró que los reclusos huyeron de dos instalaciones de exceso de capacidad en Palu y otra en Donggala, el centro de detención de Donggala se incendió y los 343 reclusos estaban prófugos.

Fuente
NYTimes

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: