Ciencia y Salud

Menos sexo para reducir el riesgo de contagio

A medida que aumenta la viruela del mono, la OMS insta a reducir el número de parejas y el sexo

El consejo llega días después de que la OMS declarara el brote de viruela del mono como una emergencia de salud internacional en medio del aumento de casos. A medida que los casos de viruela del mono aumentan a nivel mundial, la Organización Mundial de la Salud pidió al grupo actualmente más afectado por el virus, los hombres que tienen sexo con otros hombres, que limiten a sus parejas sexuales.

El jefe de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, quien el sábado pasado declaró la viruela del mono como una emergencia de salud mundial, indicó a los periodistas que la mejor manera de protegerse contra la infección era «reducir el riesgo de exposición al sexo».

«Para los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres, esto incluye, por el momento, reducir el número de parejas sexuales, reconsiderar el sexo con nuevas parejas e intercambiar detalles de contacto con cualquier nueva pareja para permitir el seguimiento si es necesario», explicó el miércoles.

Desde principios de mayo se informó de un aumento en las infecciones por viruela del mono fuera de los países de África occidental y central, donde la enfermedad fue endémica durante mucho tiempo. Alrededor del 98 por ciento de los casos ocurrió en hombres que tienen sexo con hombres.

Tedros indicó que más de 18 mil casos de viruela del mono ya están reportados a la OMS desde 78 países, con el 70 por ciento de los casos reportados en Europa y el 25 por ciento en las Américas. Se reportaron cinco muertes en el brote desde mayo, y aproximadamente el 10 por ciento de los infectados terminan en el hospital para controlar el dolor, explicó.

Menos sexo contra la viruela del Mono.
El consejo sobre el sexo de la OMS, llega días después de que el organismo declarara el brote de viruela del mono como una emergencia de salud internacional en medio del aumento de casos.

El sexo no seguro, es una de las principales causas del contagio

Un estudio publicado en el New England Journal of Medicine la semana pasada encontró que el 98 por ciento de las personas infectadas eran hombres homosexuales o bisexuales, y el 95 por ciento de los casos se transmitían a través del sexo.

Pero los expertos indican que la transmisión de la enfermedad, que causa una erupción con ampollas, parece ocurrir principalmente durante el contacto físico cercano. La viruela del mono hasta ahora no es etiquetada como una infección de transmisión sexual o ITS.

Los expertos también advierten contra el pensamiento de que solo una comunidad puede verse afectada por la enfermedad. Enfatiza que se propaga a través del contacto regular de piel a piel, y también a través de gotitas o tocando ropa de cama o toallas contaminadas en un entorno doméstico.

«Cualquier persona expuesta puede contraer la viruela del mono», afirmó Tedros. Instando a los países a «tomar medidas» para reducir el riesgo de transmisión a otros grupos vulnerables, incluidos los niños, las mujeres embarazadas y las personas inmunodeprimidas.

La OMS advirtió repetidamente contra el estigma en torno a la enfermedad, lo que podría disuadir a los infectados de buscar tratamiento. «El estigma y la discriminación pueden ser tan peligrosos como cualquier virus, y pueden alimentar el brote», explicó Tedros.

Andy Seale, del programa de infecciones de transmisión sexual de la OMS. Destacó que el mensaje sobre la necesidad de que los hombres homosexuales y bisexuales reduzcan su número de parejas sexuales «proviene de las propias comunidades». Pero señaló que esto posiblemente era solo «un mensaje a corto plazo, ya que esperamos que el brote, por supuesto, sea de corta duración».

Una población en riesgo, pero sin vacunas

Hizo hincapié en que también se necesitarían otras medidas para reducir el número de casos. Incluida la difusión de información sobre los síntomas a tener en cuenta y la necesidad de aislarse rápidamente, y el acceso a pruebas y medicamentos.

La OMS también recomienda la vacunación dirigida para las personas expuestas a alguien con viruela del mono. Así como, para las personas con alto riesgo de exposición, incluidos los trabajadores de la salud y las personas con múltiples parejas sexuales. «En este momento, no recomendamos la vacunación masiva contra la viruela del mono», comentó Tedros.

Tedros también destacó que «la vacunación no dará una protección instantánea contra infecciones o enfermedades, y puede tardar varias semanas». En cuanto a los desafíos de suministro, rotuló que habría alrededor de 16 millones de dosis de la vacuna principal. En particular del fabricante de medicamentos danés Bavarian Nordic, pero que la mayoría de ellas estaban en forma masiva.

«Tardarán varios meses en llenarse y terminarse en viales que estén listos para usar», instando a los países que ya aseguraron dosis a compartirlas. «Debemos garantizar el acceso equitativo a las vacunas. Para todas las personas y comunidades afectadas por la viruela del mono en todos los países, en todas las regiones».

Fuente
ElPaisLaVanguardiaBBC

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: