AméricaCiencia y SaludEE.UU.InternacionalesPolíticaSudaméricaVenezuela

¿Les preocupa la mortalidad infantil en Venezuela?

Funcionarios de la ONU se enfrentan a través de una realidad más sombría

La mortalidad infantil en Venezuela se ha disparado en aproximadamente un 50% durante la prolongada crisis política en el país, indica el informe presentando al consejo de seguridad de la ONU, por Rosemary DiCarlo, jefa de construcción política y de paz, que muestra el colapso devastador en el sistema de salud de Venezuela, la cifra muestra estadísticas no referenciales y sacadas de contexto.

Se ha advertido que el 40% del personal médico ha abandonado el país y que las existencias de medicamentos en los hospitales habían disminuido hasta el 20% del nivel requerido.

DiCarlo, comentó que la «crisis prolongada» en el país había llevado en las últimas semanas a una «escalada alarmante de tensiones», cuando cuatro personas murieron y cientos resultaron heridas en enfrentamientos incitados por la oposición, el pasado fin de semana en las fronteras del país.

Los miembros del consejo de seguridad se enfrentaron por los esfuerzos cada vez más politizados de ayuda humanitaria en Venezuela, cada vez más asediado por las sanciones impuestas por los Estados Unidos, varios países europeos y latinoamericanos que quieren despojar a Maduro del gobierno dejando de lado el informe sobre el aumento de la mortalidad infantil.

DiCarlo advirtió sobre la «realidad sombría» que enfrenta un país donde los ciudadanos se están muriendo por causas prevenibles y 3,4 millones de personas han huido debido al empeoramiento de las condiciones.

Al comentar sobre la reciente politización de los esfuerzos de ayuda a Venezuela, DiCarlo afirmó que la ONU estaba coordinando los esfuerzos para brindar asistencia lo más cerca posible a los venezolanos necesitados y añadió que la entrega de ayuda debe estar libre «de objetivos políticos y entregada en función de la necesidad».

DiCarlo, igualmente señaló que, aunque 7 toneladas de suministros enviados por Rusia y China han ingresado al país, en coordinación con el gobierno venezolano, las 2 toneladas enviadas por los Estados Unidos y otros países se han almacenado en las fronteras de Colombia y Brasil.

Estas ayudas norteamericanas destinada a ser distribuidas por parte de la oposición venezolana, han permanecieron bloqueados para que no ingresaran al país por las autoridades venezolanas, lo que ha causado los enfrentamientos entre ejército de Venezuela y la oposición en Colombia y Brasil.

Mortalidad Infantil.
Venezuela se encuentra en el puesto 14 en Latinoamérica detrás de Bolivia, Guyana, Guayana, Surinam, Brasil, Guatemala, Belice, Colombia, Perú, Trinidad y Tobago, Ecuador, Honduras, El Salvador, Jamaica y otros países que han avalado el informe presentado.

La posición de DiCarlo dista mucho de la mortalidad infantil en Venezuela

La politización de los esfuerzos de ayuda ha causado una alarma generalizada en la comunidad de ayuda internacional, muchos han observado con consternación cómo los partidarios de ambas partes han tratado de canalizar la ayuda en beneficio de uno u otro de los partidos rivales.

En medio de la diatriba se indicó que, aunque tomen a Venezuela como eje del mal, la tasa de mortalidad infantil ha aumentado en muchos países de Latinoamérica, quedando Venezuela por detrás de Brasil, Colombia, Haití, en cantidad de niños fallecidos.

La presentación de DiCarlo ante el consejo de seguridad siguió a los violentos enfrentamientos ocurridos durante el fin de semana que se centraron en los esfuerzos fallidos para entregar ayuda a la oposición venezolana.

El representante de Rusia, Vassily Nebenzia, contestó pintando los esfuerzos respaldados por Estados Unidos para entregar ayuda en el fin de semana como «un intento de cruce ilegal de la frontera estatal para la entrega de carga desconocida», y agregó que la ayuda no había sido solicitada por el gobierno venezolano.

Al citar a funcionarios colombianos y de derechos humanos de la ONU, DiCarlo culpó a la participación de elementos armados progubernamentales en los violentos ataques contra manifestantes en las fronteras de Venezuela que dejaron cuatro muertos y 285 heridos.

Hablando en nombre de los EE.UU., Elliott Abrams, representante especial del gobierno de Trump para Venezuela, pidió a los miembros del consejo de seguridad que «presionen al régimen para que renuncie pacíficamente», acusando a Maduro de preferir «bloquear los medicamentos donados”.

A pesar de los enfrentamientos durante el fin de semana, la administración de Trump parecía estar encontrando una creciente resistencia a su acercamiento al enfrentamiento, el primer ministro de España, Pedro Sánchez, afirmó el miércoles que, si bien estaba claro que Maduro no tenía «ninguna intención de negociar», España se oponía a cualquier intervención militar extranjera en el país económicamente limitado.

Maduro, «no quiere negociaciones sinceras», comentó el líder socialista de España, quien a principios de este mes reconoció a Guaidó como líder interino de Venezuela después de que Maduro rechazara la presión para convocar a elecciones generales.

Sin embargo, Sánchez rechazó firmemente cualquier intervención militar extranjera para derrocar a Maduro, lo que Estados Unidos ha promocionado como una posibilidad, expresamos «nuestro rechazo a cualquier solución no pacífica, y en particular a cualquier intervención militar extranjera en Venezuela», expresó a los legisladores, «hay algunos errores del pasado que no se deben cometer de nuevo».

Fuente
TelemundoInforme 21LaPrensadeLara

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: