PolíticaSucesos

Los más afligidos por las catástrofes naturales

La naturaleza afecta con más crudeza a aquellos que ya vivían en situaciones de vulnerabilidad

Es común escuchar que las catástrofes naturales que perturban a la tierra muy a menudo suceden en las zonas donde hay una mayor concentración de población con carencia económicas y por ende son siempre ellas las más afectadas en estos casos, las tragedias humanas que vemos en los informativos y que son consecuencias directas de incendios, erupciones, tornados o terremotos, no se pueden considerar como catástrofes naturales, aunque así pareciera o por lo menos, no hay catástrofes naturales que afectan a un sólo sector de la población.


Tal parece que sólo nos acordamos de los pobres y de las zonas donde ellos habitan cuando hay una catástrofe natural, pero ante las embestidas de la naturaleza y los trastornos que esta causa en las sociedades, existe un problema más insondable y es representado por la falta de políticas públicas por parte de los gobiernos y el abandono en que se encuentran sumergidos los sectores más humildes de la población, pues para impedir la pérdida de vidas y bienes humanos, los  porciones más sensibles de un país son, en secuela, quienes más soportan los azotes de la naturaleza y a su vez son los menos protegidos.

No podemos dirigir el dedo acusador a un gobierno en especial, por que no fue en un solo lugar, donde ocurrieron los sucesos, pero si podemos hacer recuento de lo sucedido y resumir que políticas se han implementado en los últimos años, para solventar las situaciones derivadas de las arremetidas de la naturaleza y que opciones han tenido los afectados desde que se encontraron en medio de la furia de un huracán o por la erupción de un volcán.

Los más afligidos en las Catástrofes.
La madre naturaleza parece haberse ensañado con los sectores de menores recursos

Catástrofes en América números

Chile, Fuego en el cerro

En Valparaíso uno de los principales focos de turismo en Chile, la belleza de su paisaje urbano y las historias de Pablo Neruda recorriendo sus cerros, fueron inspiración de poetas y cantantes que despiertan el puerto, que poco a poco se va extraviando por los frecuentes incendios que azotan sus cerros, en lo alto de Valparaíso viven miles de familias hacinadas sobre sus lomas, cerca de pastizales y bosques que, generalmente en épocas de calor, se prenden en gigantescos incendios.

En 2014 ocurrió que casi 3 mil viviendas fueron completamente destruidas por las llamas, que dejaron a su paso 15 fallecidos y más de 500 heridos, los afectados en ese momento según un estudio realizado por la Oficina Atisba, fueron en un 57% viviendas situadas en la zona que pertenecían a familias vulnerables, tan sólo el 40 % de esos hogares viven en la pobreza, el 17 por ciento restante pertenecen al segmento de extrema pobreza.

Luego de apagar el incendio que afectaba a todo Valparaíso, el gobierno no ha emprendido ninguna labor para apoyar a los afectados y ha permitido que la zona sea repoblada, quizás en peores condiciones de las que hubiese estado anteriormente.

Puerto Rico, Huracán María

En septiembre de 2017, el huracán María se dejó caer con violencia sobre Puerto Rico y la isla, es un territorio libre no incorporado pero asociado a los Estados Unidos cuyo presidente es, en efecto, Donald Trump, el fenómeno, develó las precarias condiciones con las que contaba para soportar un desastre de esta magnitud, en una zona que debería estar preparada para estas eventualidades.

Ricardo Rosselló, gobernador de la isla, valoró que María causó al menos 90 mil millones de dólares en daños y pasados 10 días del paso del huracán por la isla, el 95 % de la población seguía sin electricidad, menos de la mitad de los quisquellos tenía agua, y el mas del 95 % del territorio, no contaba con servicio de telefonía celular, ni otras comunicaciones.

Para el día de hoy se estima que la cifra oficial de muertos por el desastre es un tema controversial, ya que el gobierno estima unas mil personas, pero un reciente informe de la universidad de Harvard, reveló una la cifra superaría los 4 mil 500 fallecidos.

José Caraballo, director de Censal, ha manifestado «El huracán exacerbó los niveles de pobreza que existían en Puerto Rico y es probable que hoy esté, al menos la mitad del país, por debajo de los niveles de pobreza», concluyó.

Los más afligidos en las Catástrofes.
Los gobiernos, no plantean programas de prevención y partidas para la reconstrucción en las zonas afectada.

Guatemala, mar de fuego y lluvia de cenizas

En la vertiente sur del volcán de Fuego en Guatemala, el poblado de El Rodeo, uno de los caseríos más afectados por el coloso, en el que cientos de familias viven a la sombra del cráter de Fuego, quedó fácilmente sepultado por completo bajo toneladas de flujos piroclásticos y lodo, el estudio del Instituto de Alianza Nacional contra la Pobreza, o ICOP, el 60 % de la población de San Marcos, el departamento donde ocurió la erupción, son pobres y  de ellos, el 22 % vive en extrema pobreza, uno de los pueblo más precarios de la zona es precisamente este.

Luego de que el volcán advirtiera a principios de año que aún estaba en actividad, habitantes del sector y otros más cercanos al cráter, denunciaban el abandono en el que se encontraban y fue solo por la tragedia que enlutó el país, como se develó la falta de accesos a servicios y conectividad, además de la falta de medidas preventivas eficientes y responsables en favor de la población, ante una posible actividad volcánica por parte del gobierno guatemalteco.


Sobrevivientes advirtieron que la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres, Conred, no dio aviso de la emergencia y que esto provocó una evacuación tardía que hubiese posibilitado la toma de medidas anteriores al suceso, pero que en contra posición, la muerte y desaparición de centenares de guatemaltecos, son el resultado de una política gubernamental. «La Conred, no apareció el domingo para decirnos que teníamos que evacuar. Nunca pasaron, ni días antes ni mucho menos esa mañana», asegura pobladores de la zona.

México, y tembló la tierra

México vivió un sismo de 8.2° en septiembre de 2017, en donde Chiapas y Oaxaca fueron parte de las zonas más afectadas por el sismo, no solo porque el epicentro tuvo lugar en la región, como por ser los dos estados con mayor rango de pobreza en el país, como refiere el informe anual sobre la situación de pobreza y rezago social 2017, de la secretaría de desarrollo social, SEDESOL, los dos estados mexicanos recibieron un grado de rezago social de «muy alto», como resultado de las carencias en materia de educación, salud, seguridad social, vivienda de calidad, servicios básicos en la vivienda y alimentación, las cifras de SEDESOL 2017 explican que hasta poco antes de la desgracia, el 67 % de la población de Oaxaca se encontraba en condiciones de pobreza, y un 28 % en situación de pobreza extrema.

Con respecto a la región de Chiapas, el mismo instrumento aseveró que hasta sucederse el terremoto, el 76 % de su población se encontraba en el segmento de pobreza, y 31 % en situación de pobreza extrema, estas cifras a nueve meses de los hechos, se ha profundizado enfrentándose ahora, además, al lento progreso en la reconstrucción de las localidades afectadas, según denuncian sus habitantes, pues el gobierno no tenía planteado ningún presupuesto para la reconstrucción y el sismo que afectara también a CDMX, destinó los recursos en su mayoría a la capital, dejando a las regiones sumidas en la catástrofe.

Fuente
Publimetro

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
Translate »
error: