AméricaAntillasAsiaCentroaméricaEconomiaEE.UU.InternacionalesPolíticaVenezuela

Latinoamérica se acerca a China y se aleja de EE.UU.

La política “América Primero” de Trump, sólo le ha traído enemistades

El presidente chino, Xi Jinping, se encuentra en Panamá por primera vez, uno de los tres países de América Latina y el Caribe que optaron por cortar los lazos con Taiwán en favor de China en los últimos 18 meses, el país decidió comenzar a reconocer a Beijing en junio de 2017, una medida en la que dos de sus vecinos regionales, El Salvador y República Dominicana, hicieron lo mismo a principios de este año.

Xi y el presidente panameño, Juan Carlos Varela, ahora están negociando un acuerdo de libre comercio que podría hacer que incluso más productos chinos se mueven a través del famoso canal del país, el acuerdo de China en el patio trasero de Washington es un audaz contraste con algunas de las retóricas más inflamatorias de la actual administración estadounidense.

Las contribuciones más notables del presidente Donald Trump a las relaciones interamericanas este año incluyen etiquetar a algunos vecinos de la región como «países del agujero» y sugerir que los migrantes centroamericanos eran delincuentes, pero a medida que China incrementa su inversión en América Latina y el Caribe, el hogar de nueve de los 17 aliados diplomáticos restantes de Taiwan, el creciente impulso de Beijing podría tener impactos de gran alcance.

China ha realizado compromisos de préstamos que superan los 150 mil millones de dólares en países de América Latina y el Caribe desde 2005, eclipsando los préstamos de los EE.UU., y el Banco Mundial, esto se suma a los aproximadamente 114 mil millones de dólares en inversión de capital de China durante el mismo período, que se ha acelerado durante la presidencia del Xi Jinping.

China en Latinoamérica.
La promesa de la inversión china, e incluso solo los pequeños aumentos en el comercio chino, y un potencial financiamiento, podrían ser transformadores para Latinoamérica, de una buena manera, si se negocia bien.

China refuerza el camino diplomático a bolsillos llenos

Las compañías de telecomunicaciones chinas como Huawei y ZTE también han mostrado un interés considerable, incluso en Venezuela, donde ZTE ha ayudado a desarrollar una tarjeta inteligente que ha hecho comparaciones con el controvertido sistema de crédito social de China, pero la infraestructura de transporte, como carreteras, ferrocarriles y puertos, ha sido un área central de inversión en los últimos años, en línea con la iniciativa de inversión China Franja y Ruta.

El grupo Landbridge de China compró el mayor puerto del canal de Panamá en 2016 y las firmas chinas están en el proceso de una expansión de sus instalaciones de aproximadamente 1 mil millones, según los medios chinos, con lo cual China es el segundo usuario más frecuente del canal detrás de los Estados Unidos.

Según informes, también ha estado mirando hacia el puerto de La Unión en El Salvador, que los funcionarios estadounidenses han advertido que podría servir como una futura base militar, aunque Evan Ellis, profesor de estudios latinoamericanos en el instituto de estudios estratégicos de la escuela de guerra del ejército norteamericano, comentó que la inversión de China en activos potencialmente estratégicos en la región era un tema secundario.

«No es principalmente un desafío militar, es una erosión de la posición estratégica de los EE.UU., y en la democracia y el apalancamiento norteamericano», afirmó, el Dr. Ellis explica que el hecho de que ni Panamá, El Salvador ni la República Dominicana dieran a Estados Unidos una advertencia previa antes de cambiar sus lazos de Taiwán a China fue un ejemplo de ello.

Los tres se consideraron anteriormente muy cercanos a los Estados Unidos, pero la inversión de China en la región ha generado suficiente buena voluntad para que se la considere como una alternativa viable a Washington, «se trata realmente de cómo ese compromiso comercial está configurando a la región de manera que es preocupante para la democracia y preocupante para la influencia de Estados Unidos», expuso Ellis.

Para Margaret Myers, directora del programa de Asia y América Latina en el thinktank Interogue American Dialogue con sede en Washington, una parte clave del atractivo de China en la región proviene del poder de su retórica, «los chinos vienen a la región con lo que me gusta llamar bolsillos profundos y una lengua plateada, de muchas maneras», acota Myers, «su mensaje, la retórica de política exterior que utilizan, es muy atractivo para el público latinoamericano… Es un mensaje de cooperación, de colaboración, de trabajar juntos para crear una forma nueva y más inclusiva de gobierno global, para trabajar en temas de desarrollo que son muy importantes para los países latinoamericanos».

El giro positivo que generan las visitas oficiales de Xi dentro de China, que la agencia estatal de noticias Xinhua ha denominado #Xiplomacy en Twitter, es otra ventaja para los países, Myers asevera que, si bien queda por ver qué parte de los mensajes de China se materializan en realidad, sigue siendo un enfoque más atractivo que el adoptado por la administración de Trump.

«China se acerca a la región, al menos retóricamente hablando, como un igual, como socio, y no creo que los países latinoamericanos tengan el mismo sentido de la retórica de la política exterior de Estados Unidos en este momento», indicó, si bien Trump se ha centrado bastante en América Latina y el Caribe, no ha sido exactamente positivo, ha criticado al presidente venezolano Nicolás Maduro y la crisis política que preside, y a la caravana de migrantes que viajaba por Centroamérica, rompió el acuerdo TLCAN con México y Canadá, y lo reemplazó con un nuevo acuerdo más favorable para los Estados Unidos .

Pero no se ha hablado mucho del desarrollo económico en América Latina y el Caribe en el lado estadounidense, «y eso es algo que China pretende apoyar ampliamente a través de infraestructura y otras inversiones», señaló Myers, el Dr. Ellis cree que las percepciones negativas sobre el famoso eslogan de la campaña de Trump «América Primero» también formaban parte del problema, «cuando ponemos a nuestro país tan simbólicamente en frente de los intereses de la región, en muchos aspectos socavamos nuestros propios intereses en la región».

Fuente
CNNAgenciaBrasil

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: