Ciencia y SaludCuriosidadesInternacionalesTecnologia

La vía genética de la quimioterapia contra el cáncer

La lucha contra el Cáncer, no sólo depende de nuevos descubrimientos

A veces, las mejores soluciones de alta tecnología son las que mejoran la tecnología anterior, el tratamiento contra el cáncer no es solo una cuestión de desarrollar nuevos medicamentos, también se trata de aprovechar al máximo los antiguos y en la actualidad, el análisis genético muestra el camino.

En el hospital de niños de la universidad de Ginebra, el profesor Marc Anasari está utilizando herramientas de vanguardia de secuenciación de genes para crear perfiles genéticos individuales para pacientes con cáncer, el objetivo es asegurarse de que cada paciente tenga un cóctel individualizado de medicamentos tradicionales para garantizar la máxima eficacia.

Fundamentalmente, la mayoría de las luchas contra el cáncer establecidas son muy efectivas, el problema es cómo y en qué dosis administrarlos y conseguir esto bien importa, pues hoy en día las cifras sugieren que entre un tercio y la mitad de las personas en cualquier país desarrollado sufrirán cáncer en algún momento de sus vidas, mientras que, a nivel mundial, el cáncer representa más del 16% de las muertes.

La quimioterapia, por ejemplo, a menudo tiene un costo desagradable para el paciente: la fatiga, la pérdida del cabello, las náuseas y las infecciones son complicaciones de rutina y minimizar los efectos secundarios mientras se maximiza la efectividad de los medicamentos contra el cáncer requiere obtener las dosis correctas.

Aquí es donde las técnicas de inspiración genética de Ansari pueden ayudar, con la búsqueda de un tratamiento a medida, las terapias deben hacerse a medida porque diferentes personas reaccionan de manera diferente a los tratamientos que se ofrecen, algunos pacientes son altamente susceptibles a los efectos tóxicos del régimen farmacológico y otros tienen una mayor tolerancia o procesan los químicos rápidamente, lo que hace que las dosis normales sean menos efectivas.

«Hay demasiada toxicidad en algunas personas, mientras que otras personas muestran resistencia», comenta Anasari, mientras tanto, también variará la forma en que las células cancerosas reaccionan al tratamiento, por lo que, entonces, para diseñar un régimen de tratamiento perfecto, el equipo de Ansari analiza la genética de las células sanas y enfermas de los pacientes.

«Tenemos que identificar qué paciente tiene cada gen», amplia Anasari, todo esto se basa en la creación de una base de datos que cataloga cómo individuos y células cancerosas con diferentes genéticas han respondido a tratamientos en el pasado, con ese fin, la organización de Ansari, el laboratorio de investigación CANSEARCH, que ejecuta proyectos de investigación en el hospital universitario de Ginebra, ha abierto estudios en más de 20 países para recopilar la mayor cantidad posible de pruebas de ADN.

Recopilan ADN de diferentes poblaciones: las personas de diferentes razas a menudo tienen respuestas diferentes a un medicamento dado, y de poblaciones homogéneas con la misma enfermedad, para verificar qué parte de un factor genético afecta la capacidad de respuesta a los medicamentos dados.

«Es bastante sencillo identificar qué paciente tiene qué gen y, por lo tanto, qué gen codificará para qué enzima y luego ver la dosis exacta que tendremos que administrar al paciente», afirma el especialista, “lo que es difícil de ver es lo que será el cóctel a usar, el tipo de medicamento de quimioterapia, la precisión no es solo sobre un medicamento, sino tal vez sobre diferentes medicamentos que combinamos para matar esa célula cancerosas».

Cáncer.
El profesor Marc Anasari , es fundador de la sociedad europea de farmacogenómica y terapia Individualizada y en 2016, creó y se convirtió en jefe del grupo suizo de farmacogenómica y terapia individualizada.

Big data para vencer al cáncer

El desarrollo de una base de datos completa es fundamental para obtener el mejor curso de tratamiento rápidamente, y la velocidad es particularmente importante cuando se trata de tratar a los niños, “los niños crecen constantemente, por lo que sus células se multiplican muy rápidamente, lo que significa que el desarrollo del cáncer es muy, muy rápido… Cuando los niños llegan a la unidad de emergencia, tenemos que comenzar la quimioterapia muy rápidamente para controlar la enfermedad», según Anasari.

Para las compañías farmacéuticas, el mayor obstáculo para individualizar la medicina con los medicamentos existentes es el costo, y tales tratamientos en niños no generan mucho en la forma de ingresos adicionales, es por eso que este tipo de investigación depende de organizaciones benéficas y organismos públicos, afirma Anasari.

Por supuesto, también hay un papel para enfoques completamente nuevos, por ejemplo, el equipo de Anasari también utiliza un tratamiento que altera los genes en un tipo de células inmunitarias de un paciente para que se dirijan a las células cancerosas.

“Se llama célula CAR-T, la célula T del receptor de antígeno quimérico, la genética de su sistema inmunológico se modifica, inyectando un virus en algunas de sus células; las nuevas células expresarán un receptor que apuntará a los marcadores que se encuentran en la superficie de una célula cancerosa, para ayudar a su sistema inmunológico a matar la célula enferma», explica Anasari.

Las células cancerosas a menudo tienen marcadores moleculares específicos en su superficie que luego atacan las células inmunitarias modificadas, desafortunadamente, esta no es una bala mágica por el momento, pues al igual que con los medicamentos convencionales, los tratamientos celulares modificados del sistema inmunitario que atacan al cáncer, también pueden tener efectos secundarios desagradables: en este caso, pueden terminar atacando tejidos sanos que tienen las mismas banderas moleculares que el cáncer, lo que desencadena respuestas tóxicas en el paciente.

Pero el tratamiento se desarrolla y refina constantemente, y «la tecnología está mejorando todo el tiempo, por lo que tenemos más herramientas para analizar e ir más allá y para responder mejor» las preguntas planteadas por el cáncer, asevera Anasari, y las herramientas vendrán como una cartera de tratamientos en lugar de medicamentos individuales; «La medicina de precisión que creemos hoy en día sigue siendo una medicina unidimensional, mientras que probablemente en unos años sea multidimensional».

Fuente
Ouverte.Unige

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: