Internacionales

La guerra nuclear catastrófica hasta por inacción

Una guerra nuclear entre EEUU y Rusia mataría a más de 5 mil millones de personas, solo por inanición

El costo de una guerra nuclear sería instantáneamente catastrófico para aquellos que están dentro del camino inmediato de las armas. Pero un nuevo estudio muestra cuán mortal sería el alcance de tal conflagración. El conflicto causaría hambruna en todo el mundo, según el estudio, publicado en Nature Food el lunes, ya que cantidades masivas de hollín bloquearían la luz solar, interrumpirían los sistemas climáticos y limitarían la producción de alimentos.

«Sería una catástrofe global para la seguridad alimentaria», expresaron los autores. Sin contar las pérdidas inmediatas, en tierras cultivables, la industria agroalimentaria y las propias personas. Incluso una guerra nuclear relativamente pequeña, como uno entre India y Pakistán, sería devastador, encontraron los investigadores.

Una guerra nuclear de una semana de duración que involucre alrededor de 100 armas y la liberación de 5 Tg, alrededor de 5 mil millones de kilos de hollín, que mataría a 27 millones de personas directamente. El estudio indicó que después de dos años, con el comercio internacional detenido y una caída de temperatura a 1,1°C, la hambruna que crea, mataría a 255 millones de personas.

Suponiendo que el resto de la población obtuviera los alimentos mínimos necesarios para sobrevivir, alrededor de unas 1 mil calorías per cápita por día. El escenario más grande examinado, una guerra de una semana que involucre 4 mil 400 armas y 150 Tg, o 150 mil millones de kilos de hollín. Un escenario que ocurriría entre Estados Unidos, sus aliados y Rusia.

Esta escena, mataría a 360 millones de personas directamente, y más de 5 mil millones de inanición, según el estudio. La densidad del hollín reduciría las temperaturas globales en más de 14°C.

Costo de la Guerra Nuclear.
Las armas nucleares no se utilizaron en un conflicto desde 1945, pero actualmente, Estados Unidos y Rusia tienen más de 1 mil 500 armas nucleares desplegadas y listas para disparar.

Una guerra nuclear, todavía debería ser una preocupación, los problemas futuros se están gestando

«Las cantidades de inyección de hollín en la estratosfera por una guerra nuclear, tendría impactos globales más pequeños», explicaron los investigadores en su artículo, «una vez que comience el conflicto, puede ser muy difícil limitar la escalada». Utilizando modelos climáticos, de cultivos y de pesca, los investigadores encontraron los impactos climáticos del hollín. Estos alcanzarían su punto máximo en los primeros años, pero durarían aproximadamente una década.

En el peor de los casos, cuando se desatan 150 Tg de hollín, la producción calórica promedio mundial de los cultivos disminuiría en aproximadamente un 90%. Por lo que, solo tres o cuatro años después de la guerra, se pudiese comenzar a sembrar, según el estudio.

«Los cambios inducirían una interrupción catastrófica de los mercados mundiales de alimentos», señala el estudio. «Incluso una disminución del rendimiento global del 7% en comparación con la simulación de control superaría la mayor anomalía jamás registrada. Tomando como media, los registros observacionales de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO, en 1961».

La autora principal del estudio, Lili Xia, científica climática de la Universidad de Rutgers, señaló a Nature que la situación sería «realmente mala». «Un gran porcentaje de la gente se morirá de hambre», afirmó. Los hallazgos son el resultado de observar una variedad de escenarios.

Los científicos consideraron si las personas continuarían criando animales o usarían los cultivos restantes para alimentar a las personas en su lugar. También asumieron que la gente reutilizaría los cultivos de biocombustibles para el consumo humano, que el desperdicio de alimentos sería limitado y que el comercio mundial de alimentos se detendría a medida que las naciones intentaran salvar a los suyos.

Pero no todas las naciones del mundo enfrentarían el mismo destino bajo los escenarios estudiados. Bajo la situación de guerra nuclear más pequeña estudiada. Los investigadores encontraron que el Medio Oriente, partes de América y Asia, verían cierta privación de alimentos para morir de hambre. Mientras, la mayoría del resto del mundo continuaría teniendo una ingesta normal de alimentos.

Fuente
ComputerHoyASElDebate

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
Translate »
error: