AméricaEE.UU.PolíticaSudaméricaVenezuela

Guaidó considera la intervención militar

El líder opositor se plegará al apoyo norteamericano para derrocar a Maduro

El diputado presidente de la asamblea nacional venezolana, Juan Guaidó, quien se proclamó presidente interino de Venezuela el pasado 23 de enero, ha dicho que está considerando pedir a Estados Unidos lanzar una intervención militar en el país sitiado y asediado.

En declaraciones ante la prensa internacional, comentó que estaría «evaluando todas las opciones» para derrocar al presidente Nicolás Maduro, en esta misma tónica el pasado martes pretendió un fallido intento de provocar una rebelión militar, para sacar por fuerza a Maduro del poder.

El presidente respondió entregando la dirección de una base en Caracas, flanqueado por soldados del ejército, Guaidó se declaró líder del interino de Venezuela en enero y como la cabeza de la asamblea nacional controlada por la oposición, invocó la constitución para asumir una presidencia provisional, argumentando que la reelección de ese Maduro del año pasado era ilegítima.

Pero Maduro, quien es respaldado por Rusia, China y los líderes del ejército de Venezuela, se ha negado a ceder el poder, Guaidó cuenta con el apoyo de más de Estados Unidos, Reino Unido y otros países de américa latina y ha dicho que el apoyo norteamericano le ha sido «decisiva».

«Creo que la posición de presidente Trump es muy firme, lo que apreciamos, como hace todo el mundo», añade Guaidó.

Intervención Militar.
Voceros de la casa blanca y del Pentágono anunciaron que Trump habría tenido una larga conversación con Sergei Lavrov, antes de solicitar al jefe del estado mayor reunirse en privado para conversar sobre las opciones en Venezuela.

Estados Unidos ha puesto que la intervención militar siempre ha estado sobre la mesa

A la pregunta si le gustaría que Trump y el ejército norteamericano intervinieron en Venezuela, respondió que el es «responsable de hacer la evaluación», de la posibilidad de intervención internacional, añadiendo «yo, como presidente encargado desde el parlamento nacional, evaluará todas las opciones de ser necesario».

Donald Trump por su lado, afirmó a los reporteros el viernes que él no estaba estudiando conseguir que las fuerzas militares de Estados Unidos, este implicadas en Venezuela y añadió que, el presidente ruso Vladimir Putin, en una llamada, había asegurado que «él no busca involucrarse en Venezuela que le gustaría ver algo positivo pasar en Venezuela», antes de agregar: «Y me siento de la misma manera».

Pero el secretario de estado Mike Pompeo tenía mucho más fuertes palabras para Rusia el domingo, diciendo en la televión estadounidense que «Los rusos deben salir», «Está muy claro, queremos que los rusos, queremos que los iraníes y queremos que los cubanos salgan de Venezuela», indicó.

En respuesta a los enfrentamientos de la pasada semana, Maduro apareció el viernes flanqueado por los líderes militares de su ejército en Caracas, pidiendo a las fuerzas armadas derrotar a «cualquier intento de golpe de estado».

«Nadie se atreve tocar nuestro suelo sagrado o traer la guerra a Venezuela», añadió, en una demostración de desafío que siguieron días de enfrentamientos, en los cuales cuatro personas murieron durante la violencia, incluyendo a dos adolescentes.

Pero Guaidó niega que ha sido derrotado y explica que el presidente Maduro «ha ido perdiendo una y otra vez», «creo que la única persona que realmente perjudica a sí mismo es Maduro», y «ha ido perdiendo una y otra vez. Esta cada vez más débil, cada vez más solos y sin apoyo internacional. Por el contrario, nos ganan aceptación, soporte y opciones de futuro.»

También afirma que es «claramente visible que las fuerzas armadas no apoyan a Maduro», y ya el miércoles, partidarios de ambos pro y antigubernamental, realizó demostraciones en Caracas que fueron inicialmente pacíficas.

Hubo informes de disparos en la ciudad, y una ONG local, el observatorio venezolano de conflictividad social, indicó que Jurubith Rausseo, de 27 años, había recibido un disparo durante un mitin en la plaza de la oposición de Altamira.

Al menos 46 personas resultaron heridas en enfrentamientos entre partidarios de la oposición y las fuerzas de seguridad, después que el martes pasado, Guaidó declaró lo que él llamó la «fase final» de la operación para derrocar a Maduro, publicado un video flanqueado con un número de hombres en uniforme, afirmó que tenía el apoyo de «valientes soldados» en Caracas.

Instó a los venezolanos a unirse a ellos en las calles y apareció junto a otro líder de la oposición, Leopoldo López, quien había estado bajo arresto domiciliario tras ser declarado culpable de incitar a la violencia durante las protestas en el 2014.

El gobierno de España, afirmó más tarde que López y su familia habían buscado seguridad en su embajada, pero que la figura de la oposición no había reclamado asilo político, más tarde se le emitió una orden de arresto por violar la orden de arresto domiciliario, de acuerdo con un comunicado en el sitio web del tribunal supremo.

La orden declaró que López debe servir el resto de su condena de 13 años en prisión, por lo que España afirmó que no tenía ninguna intención de entregar a López a las autoridades venezolanas.

Fuente
BBC

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: