AméricaCentroaméricaCorrupciónEE.UU.InternacionalesMéxicoPolíticaSucesos

Gas lacrimógeno inofensivo

El ejército norteamericano produce una densa nube contra los migrantes

Las autoridades estadounidenses lanzaron gases lacrimógenos a México durante las primeras horas del año nuevo para repeler a unos 150 inmigrantes que intentaron romper la cerca de la frontera en Tijuana, la oficina de aduanas y protección fronteriza norteamericana confirmó en una declaración el martes que el gas fue utilizado para atacar a los lanzadores de rocas, aparte de los migrantes que intentaban cruzar.

«Ningún agente presenció a ninguno de los migrantes en la línea de la cerca, incluidos los niños, que experimentaron los efectos de los agentes químicos, que estaban dirigidos a los lanzadores de rocas que estaban más lejos», explica el comunicado.

Un fotógrafo de Associated Press vio al menos tres descargas de gas lanzadas al lado mexicano desde la frontera cerca de la playa de Tijuana que afectó a los migrantes, incluidos mujeres y niños, así como a periodistas, el reportero vio rocas lanzadas, tan solo después de que los agentes estadounidenses dispararan el gas lacrimógeno.

La agencia afirmó que los agentes vieron que los «niños pequeños» eran pasados ​​por cable de concertina con dificultad y expresó que sus agentes no podían ayudar a los niños debido a las piedras que se lanzaban, los agentes respondieron con humo, gas pimienta y gas lacrimógeno, aseveró el fotógrafo de la agencia de noticias, quien también vio bolitas de plástico disparadas por agentes estadounidenses.

«Los agentes observaron a varias personas arrojando piedras que parecían haberse preparado para el asalto al aplicar loción en sus caras para contrarrestar los efectos de las municiones químicas», excusa Rodney Scott, agente jefe de patrulla del sector de San Diego de la patrulla fronteriza en un comunicado, publicado en Instagram, «se hicieron varios arrestos, todos los individuos de América Central, los agentes o los individuos arrestados no sufrieron lesiones».

Gas.
La oficina estadounidense declaró que 25 migrantes fueron detenidos, mientras que otros regresaron a México a través de un agujero debajo de la cerca.

Es tan sólo un poco de gas, que no afecta a los migrantes

La agencia informó que 25 inmigrantes fueron detenidos, mientras que otros regresaron a México a través de un agujero debajo de la cerca, aduanas y protección fronteriza notificó que, bajo su política de uso de la fuerza, el incidente sería revisado por su oficina de responsabilidad profesional.

Poco antes de la medianoche, integrantes de un grupo de 150 personas escalaron la barda que divide ambos países, pero, ante la presencia de agentes fronterizos estadounidenses, cerca de un tercio de ellos regresó hacia suelo mexicano.

Pero de las personas que ingresaron a Estados Unidos 25 fueron detenidas, comentó CBP en el comunicado, tras regresar a suelo mexicano, algunos de los que permanecieron en el sitio arrojaron piedras contra los oficiales que custodiaban la zona, señaló la agencia estadounidense.

En medio del altercado, agentes detectaron que algunas personas intentaron cruzar niños por encima de la barda que recientemente fue reforzada con alambrado de púas, por lo que los menores corrían riesgo de lastimarse.

Los migrantes que comentaron el hecho, aseguraron que llegaron a Tijuana el mes pasado con la caravana que salió de Honduras a mediados de octubre, y que creció a más de 6 mil miembros durante su viaje de un mes y medio hacia el norte, ha sido un objetivo constante del presidente Donald Trump, quien se refirió a él con frecuencia en el período previo a las elecciones de medio plazo en Estados Unidos en noviembre.

Oficial de Protección Fronteriza, argumentando el ataque.

Muchos de los migrantes están esperando en Tijuana la oportunidad de solicitar asilo en los Estados Unidos, pero hubo un retraso antes de la llegada de la caravana y se espera que la espera sea de muchos meses, otros han encontrado trabajo en México y han tratado de establecerse allí.

En un incidente anterior, los agentes estadounidenses lanzaron gas lacrimógeno a través de la frontera luego de que algunos inmigrantes intentaran cruzar la frontera luego de una marcha pacífica en Tijuana el 26 de noviembre, cuando cientos de migrantes que se encontraban en la dirección del viento fueron afectados.

Fuente
LaVanguardia

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
Translate »
error: