CulturaInternacionales

En el día de los pueblos indígenas

Se debe proteger, honrar y celebrar las culturas y pueblos indígenas

Cada año, el 9 de agosto, se celebra el Día Internacional de los Pueblos Indígenas para promover, proteger y celebrar las culturas y de los pueblos originarios en todo el mundo. El objetivo de este día es no sólo destacar y educar a las personas sobre las culturas nativos, sino también sensibilizar a todo el mundo sobre los problemas específicos que enfrentan y fomentar soluciones.

Luchar por el reconocimiento de la identidad, las tradiciones y la tierra es una lucha milenaria para las culturas indígenas. Los pueblos naturales persisten aún en América, África, Asia y Oceanía. Y aunque tienen antecedentes, tradiciones y saberes distintos y diversas, muchos siguen estando en situación de riesgo por cuestiones similares.

La violación de derechos, la falta de acceso a los recursos, la salud, la educación y la discriminación, se encuentran entre los peores retos. En la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, constituyó un gran paso para proteger y promover los derechos de los estos a escala mundial. Sin embargo, todavía existen grandes problemas derivados de la aplicación de políticas a nivel regional.

Las lenguas son una parte integral de las culturas indígenas que cada vez más están en peligro de desaparecer y convertirse en «lenguas muertas». Según el Atlas de Lenguas en Peligro de la UNESCO, hay 108 en riesgo y 6 en extinción sólo en Australia, principalmente de origen indígena.

Dia de los pueblos indígenas.
Este Día Internacional tiene como objetivo abordar los problemas que enfrentan los Pueblos Indígenas en todo el mundo y también marca un esfuerzo para crear conciencia sobre la protección de la larga historia de su patrimonio.

Los traumas de los Pueblos Indígenas se extendieron a lo largo de generaciones, y sus efectos aún están presentes al día de hoy

La historia humana puede rastrearse a través de la propagación de las lenguas. Los fenicios se extendieron a través de las antiguas rutas comerciales del Mediterráneo y llevaron el alfabeto a los griegos y la alfabetización, a los europeos. El inglés, que alguna vez fue una pequeña lengua que se hablaba en el sur del Reino Unido, ahora es la lengua madre de cientos de millones de personas en todo el mundo. Mientras que, los dialectos chinos son hablados por más de mil millones de habitantes.

El Arabana, una lengua aborigen australiana de la Pama-Nyungan tiene sólo 6 hablantes, lo que indica una dramática disminución de los 250 hablantes estimados en 2004. En los Estados Unidos, la historia es aún más desesperada, con 54 idiomas extinguidos.

Cuando un idioma muere, todo un conjunto de culturas y tradiciones se pierden también. Los lenguajes son algo más que un conjunto de palabras para comunicarse. Explica el lingüista Claude Hagege, las lenguas son «la manera de expresar la relación con la naturaleza, con el mundo, entre sí en el marco de sus familias, sus parientes».

Patrimonio cultura e historia colonial

Pero, ahora desaparecen. Por lo que, se está perdiendo «un enorme patrimonio cultural». Que, como consecuencia de la disminución del número de hablantes de lenguas indígenas, afecta directamente a sus culturas, que están sufriendo un tremendo daño, perdiéndose en el olvido.

La conexión con el mundo natural es parte integrante de muchas culturas nativas y se expresa en formas diversas y tradicionales. Un ejemplo perfecto de abrazar el patrimonio natural y cultural de Laramate en Perú. Frente a los períodos de sequía y lluvias intempestivas, las mujeres indígenas de las comunidades agrícolas superaron con éxito los efectos dañinos del cambio climático utilizando técnicas ancestrales.

En el otro lado del mundo, principalmente viviendo en Hokkaidō en el norte de Japón, los Ainu tienen una danza tradicional que realizan en ceremonias y festivales. Está refuerzan su conexión con la naturaleza. Con algunos movimientos de la danza improvisados, reflejando una fuerte conexión con el mundo natural.

Con una multitud de tan largas y ricas historias de cultura, se sugieren que los aborígenes están en la tierra, durante al menos 65 mil años. Razón, por la cual, se debe alentar a las autoridades nacionales y regionales a proteger su cultura y a mejorar la calidad de vida de los pueblos indígenas, no sólo en un día sino todos los días.

Fuente
NYTimesAlDiaCulturaSurvival

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
Translate »
error: