AméricaCiencia y SaludCuriosidadesGenteInternacionales

En Bolivia vive la mujer más longeva del mundo

Julia Flores Colque es una mujer boliviana de 117 años y la más vieja del planeta.

En 1899 los liberales derrotaron a los conservadores en la llamada guerra federal boliviana, encabezada por el coronel José Manuel Pando al frente de una junta federal de gobierno, que asumió el poder en ese año; fue entonces cuando se trasladó la sede de la presidencia de la república desde Sucre a La Paz, durante esta época se inició la era del estaño, que sustituyó a la plata como principal fuente de divisas, produciendo un dramático cambio en la economía boliviana, un año más tarde exactamente el 26 de octubre de 1900 en un campamento minero en las montañas bolivianas nace Julia Flores Colque.

La guerra de Arce con Brasil en 1903, la guerra del Chaco con Paraguay en 1930, el golpe de estado de Enrique Peñaranda y el derrocamiento y linchamiento de Gualberto Villaroel en 1946, gobiernos militares y democráticos y hasta la llegada a la presidencia de un indígena en 2006, Julia lo ha visto todo y es un libro abierto de toda la historia del siglo XX.

Hoy con casi 118 años todavía canta con alegría en su lengua indígena quechua y toca las cinco cuerdas de una pequeña guitarra andina conocida como el charango, en su larga vida, ha sido testigo de dos guerras mundiales, revoluciones en su Bolivia natal y la transformación de su pueblo rural de Sacaba de 3 mil personas a una bulliciosa ciudad de más de 175 mil en cinco décadas.

Su documento nacional de identidad dice que Flores Colque nació el 26 de octubre de 1900 en un campamento minero en las montañas bolivianas y con 117 años y poco más de 10 meses, sería la mujer más vieja de la nación andina y quizás la persona viva más vieja del mundo.

Mamá Julia nació en el municipio de San Pedro de Buena Vista, del departamento de Potosí, lugar donde vivió toda su infancia y parte su juventud, realizando actividades de agricultura y la cría de ganado, desde hace 5 décadas se encuentra viviendo en Sacaba, una provincia de Chapare del departamento de Cochabamba, junto con su sobrina Agustina Berna de 65 años de edad, quien se encarga de su cuidado.

Por su realmente avanzada edad, Julia Flores ya no puede realizar muchas actividades, pero le gusta estar acompañada de sus mascotas: una pequeña perra que duerme a sus pies, dos gatos que se relamen a su lado y un gallo que aguarda a que le arrojen un poco de comida, su sobrina Agustina presume la lucidez con la que aún goza su tía, que camina con ayuda de un bastón,

Julia Flores Colque de 117 años.
“Es la más sana de la casa” bromea su sobrina bisnieta Rosa Lucas, quien destaca que, aunque Mamá Julia camina con dificultad, ayudada por un bastón, a ella no le duele nada.

Guinness World Records ya sabe de Mamá Julia

Aunque a Mamá Julia y a su familia parece no interesarles ostentar el récord como la persona más longeva del mundo, en Guinness World Records ya saben sobre su existencia, pero no existe ninguna propuesta formal para darle dicho título.una portavoz de Guinness World Records dice que no sabe si recibió alguna solicitud y a Flores Colque no parece importarle que su registro no haya sido confirmado, ella ni siquiera ha oído hablar del libro de referencia.

En estos días, disfruta de la compañía de sus perros, gatos y gallos, está lúcida y llena de vida, y ama un buen pastel y cantar canciones folclóricas en quechua a cualquiera que venga a visitar el piso de adobe que comparte con su nieta.

«Si me hubieras dicho que vendrías, habría recordado todas las canciones», dijo bromeando mientras tocaba la diminuta guitarra, luego mojó un dedo en un pastel, y sonrió mientras lamía el glaseado, «ella siempre ha sido activa, tolerante y divertida», dijo la sobrina nieta, Agustina Berna.

Mientras crecía, la ahora centenaria mujer, llevó ovejas y llamas a las tierras altas de Bolivia hasta que se mudó en su adolescencia a un valle, donde comenzó a vender frutas y verduras, el producto se convirtió en su principal fuente de sustento, y ella todavía mantiene una dieta saludable, aunque se entretiene con ocasionales tortas y vasos de refresco, ella nunca se casó y no tiene hijos.

Actualmente la persona más antigua del mundo, es una japonesa de 117 años, que murió a principios de este año, Nabi Tajima nació el 4 de agosto de 1900, su fallecimiento aparentemente deja a Flores Colque como la persona viva más antigua del mundo y aunque los certificados de nacimiento no existían en Bolivia hasta 1940, y los nacimientos fueron previamente registrados con certificados de bautismo proporcionados por sacerdotes católicos romanos, la tarjeta de identidad nacional de Flores Colque, sin embargo, ha sido certificada por el gobierno boliviano.

Su longevidad es notable en Bolivia, que todavía tiene uno de los niveles de mortalidad más altos de América del Sur, de acuerdo con la comisión económica para América Latina y el Caribe, el brazo regional de la ONU, la alcaldía de Sacaba ha nombrado a Flores Colque como patrimonio vivo y la oficina y una fundación privada han mejorado su hogar, construyendo un camino de ladrillos donde ella camina, y una ducha y un inodoro con una barandilla para que la centenaria pueda ir al baño por las noche.

Sentada al sol en un banco rústico, parece eterna o como una antigua estatua tallada en piedra, aunque es difícil de escuchar, se mantiene alerta y regaña a su perro más pequeño cada vez que Blanquita intenta aventurarse en la calle, hace solo unos años, ella todavía caminaba enérgicamente, pero luego se cayó y se lastimó la espalda y el doctor dijo que nunca volvería a caminar, pero demostró que el doctor estaba equivocado y que más sabe el diablo por viejo, que por haber estudiado.

Fuente
RT

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: