AméricaCorrupciónCuriosidadesEE.UU.InternacionalesPolíticaSucesosTecnologia

Donald Trump no sabe cómo funciona Google

Trump dice que la plataforma de búsqueda esta parcializada

El objetivo principal de la Búsqueda de Google es buscar texto en documentos de acceso público ofrecidos por servidores web, a diferencia de otros datos, como imágenes o datos contenidos en bases de datos, este originalmente fue desarrollado por Larry Page y Sergey Brin en 1997, es un motor de búsqueda en la web propiedad y el principal producto de Google, es el más utilizado en el mundo entero y recibe cientos de millones de consultas cada hora a través de sus diferentes servicios, pero la búsqueda en línea y Google ahora son sinónimos, pues alrededor del 90% de todas las búsquedas en la web se ejecutan a través de esta plataforma, lo que le da a la empresa un papel enorme en la dirección del flujo de información en Internet.

La pasada semana, un iracundo presidente Trump acusó a Google de abusar de ese poder al suprimir intencionalmente historias positivas sobre su administración, estas afirmaciones, fueron desacreditadas por los expertos en búsquedas e incluso algunos opositores vocales de Google, pero hablaron de una creciente inquietud acerca de la influencia que las compañías tecnológicas tienen sobre lo que vemos en línea.

A medida que la Web ha crecido en tamaño y complejidad, la importancia de la búsqueda de Google ha crecido y un pequeño ajuste a su algoritmo puede redirigir enormes cantidades de tráfico web, aun así, no muchas personas entienden bien cómo Google ofrece resultados de búsqueda y por una buena razón, esa es la base del negocio y Google intenta mantenerlo en secreto.

Trump y Google.
Google dice que revelar su fórmula facilitaría la tarea a las personas que intentan buscar resultados de búsqueda, a pesar que les urge explicar como funcionan las búsquedas y que el que dice lo que quiere, encuentra lo que no quiere.

¿Nadie le puede enseñar a Trump cómo funciona el buscador?

Pero ¿cómo funciona la Búsqueda de Google?: supongamos que desea hacer una búsqueda de «beneficios para la salud de la col rizada», cuando comienza a escribir, los sistemas informáticos de Google comienzan a examinar su índice de cientos de miles de millones de páginas web que usan esa redacción exacta o una frase relacionada, Google estima que hay más de 53 millones de páginas que coinciden con «los beneficios para la salud de la col rizada», entonces, Google pone esas páginas en orden, usando su algoritmo secreto, y aunque hay cientos de factores ponderados por el algoritmo, si bien la compañía mantiene la mayoría de los detalles de su fórmula de búsqueda en secreto, ha revelado algunos detalles sobre cómo funciona.

Uno de los avances más importantes con el motor de búsqueda, fue una fórmula llamada PageRank, que lleva el nombre de Larry Page, uno de los fundadores de Google y ahora el director ejecutivo de su empresa matriz, Alphabet, PageRank funciona con la premisa básica de que el valor de una página puede determinarse por la cantidad de sitios que se vinculan a él, en los comienzos de la búsqueda web, este concepto era nuevo y ayudó a impulsar a los competidores anteriores de Google, como Yahoo y AltaVista.

El motor de búsqueda se ha vuelto más sofisticado a lo largo de los 20 años que tiene de vida, además de PageRank, la compañía también ha dicho que el software analiza con qué frecuencia y dónde se buscan las palabras clave que se indagan en una página específica, qué tan recientemente se creó la página, una signo de la frescura de la información y la ubicación de la persona que realiza la búsqueda, Google dijo que no había grandes diferencias entre cómo se recuperaron las noticias y otros resultados de búsqueda, aunque algunos factores, como cuando se creó la página, adquieren mayor importancia en las búsquedas de noticias.

Google dice que revelar su fórmula lo haría más fácil para las personas que intentan buscar resultados de búsqueda, ya hay una industria artesanal de personas que se especializan en la optimización de motores de búsqueda, o SEO, y ayudan a las empresas a obtener una mayor visibilidad para sus páginas, con una mayor perspectiva, según el razonamiento, los sitios de spam y los anunciantes podrían desplazar las páginas más relevantes de la parte superior de los resultados de búsqueda.

Pero, por supuesto, Google tiene otra razón para mantener en secreto su fórmula de motor de búsqueda, y es de propiedad exclusiva, en su mayor parte, ha establecido su dominio en la búsqueda porque hizo un mejor trabajo al revelar las mejores respuestas para una consulta determinada y quiere mantener su algoritmo de búsqueda secreto de la competencia, al igual que Coca-Cola no revela su receta.

El presidente Trump acusó a Google de ser parcial en contra de los medios de derecha, ¿Es eso cierto?, la compañía de Mountain View, afirmó que la ideología política no era un factor en ningún aspecto de sus resultados de búsqueda y aseveró que si un usuario es conservador o liberal no es parte de la información recopilada por la empresa, y que no clasificó las páginas web por tendencias políticas, sin embargo, el escrutinio sobre la desinformación después de las elecciones presidenciales de 2016 empujó a Google a realizar un cambio en su algoritmo de búsqueda y en ese momento, descubrió que el 0,25% de su tráfico diario estaba vinculado a información intencionalmente engañosa, falsa u ofensiva.

Quería dar a conocer lo que llamó contenido más «autorizado» en los resultados de búsqueda y el cambio generó quejas de que provocó una fuerte caída en el tráfico, pero la organización que se quejó y todos los sitios cuyo tráfico citó se inclinó hacia la izquierda, el algoritmo de búsqueda se basa en un ejército de «calificadores» humanos para informar la calidad de los resultados de búsqueda y tiene 10 mil calificadores repartidos por todo el mundo, que valoran la calidad de los resultados de búsqueda para determinar si las páginas clasificadas en primer lugar proporcionan experiencia, autoridad y confiabilidad.

Si bien los evaluadores no pueden cambiar directamente el funcionamiento del algoritmo de búsqueda de Google, sus opiniones pueden señalar problemas con páginas web específicas o puntos ciegos en la fórmula de búsqueda, la compañía publica las pautas utilizadas por los calificadores para determinar la calidad de búsqueda, cuando se creó, la búsqueda de Google, los resultados de búsqueda fueron escuetos: una lista de 10 enlaces azules, el objetivo principal en ese momento era entregar resultados relevantes para sacar a la gente de Google lo más rápido posible y eso ha cambiado significativamente a lo largo de los años.

En lugar de simplemente proporcionar enlaces, Google está acumulando más información en sus páginas web, lo que profundiza la tensión entre los editores y otros servicios, como el sitio de reseñas Yelp, que depende de Google para dirigir el tráfico a sus sitios y ha argumentado que los usuarios van a las búsquedas por algo más que solo enlaces, pues buscan información, por ello incorporó información sobre viajes, servicios de compras o reseñas sobre restaurantes y negocios locales en sus resultados de búsqueda, los competidores argumentan que se auto negocia y está favoreciendo sus propios servicios sobre los de sus competidores y la unión europea ha dicho que dicho trato preferencial viola sus leyes antimonopolio.

También está el problema del sesgo oculto y aunque no se trata de un sesgo deliberado contra una ideología política como la planteada por Trump, sino de cómo los algoritmos o la inteligencia artificial amplificarán involuntariamente los prejuicios sociales sobre grupos como las mujeres y las minorías raciales, pues la preocupación es que, dado que muchos ingenieros de Google son hombres y blancos o asiáticos, es menos probable que descubran problemas sutiles que surgen para los grupos con poca representación, por ejemplo, Google tiene una función llamada autocompletar, que ofrece sugerencias para las búsquedas una vez que el usuario comienza a escribir.

En el pasado, algunas de esas sugerencias regresaron con estereotipos racistas o sexistas y Google ha dicho que es consciente de que este tipo de sesgos pueden infiltrarse en los resultados de búsqueda, pero que se mantiene vigilante para tratar de eliminar esos problemas, ahora, cuando se inicia una búsqueda con «Donald Trump es», las tres mejores sugerencias de autocompletar son «un demócrata», «un gran presidente» y «mi presidente».

Fuente
EconomicsTimes

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: