AméricaCorrupciónEE.UU.InternacionalesPolíticaSucesosSudaméricaVenezuela

Diosdado: La revolución fue lastimada por Andrade

El segundo de la administración de Maduro se desmarca de Andrade

Diosdado Cabello es el más idóneo en el gobierno del presidente de izquierda Nicolás Maduro para disertar sobre la admisión de culpabilidad de la semana pasada de Alejandro Andrade ante los fiscales de Estados Unidos, que, en con documentos no oficiales, reveló que conspiró con el lavado de dinero mientras dirigía la tesorería de la nación venezolana durante cuatro años bajo el gobierno del fallecido presidente Hugo Chávez.

Cabello es actualmente el vicepresidente del partido socialista de Venezuela y actual presidente de la asamblea nacional, y comentó que todos los miembros del partido de izquierda que dirige, estaban «lastimados» por las revelaciones de este ex tesorero que recibió más de mil millones de dólares en sobornos, pero trató de desmarcar y alejar al movimiento gobernante de cualquier acto de corrupción.

Los medios de comunicación venezolanos han especulado si la meteórica carrera del ex teniente fue en parte el resultado de sentimientos de culpa por parte del presidente Chávez después de que dañara el ojo de Andrade en un juego de «chapita». El juego, que se asemeja al béisbol, involucra a una persona que tira la tapa de metal de una botella a otra, que trata de golpearla con un palo.

Después de juicio indagatorio, un juez de Florida condenó el martes a Andrade a 10 años, la pena máxima de prisión que puede enfrentar por lavado de dinero y corrupción, el exfuncionario, admitió haber recibido propiedades, vehículos de alta gama y caballos purasangre como parte de los esquemas de moneda extranjera ilícitos que involucraban a un magnate de la televisión local, ahora acusado en los tribunales de los Estados Unidos.

Cabello: «Nos duele personalmente, por supuesto», comentó, el eterno compañero de Hugo Chávez, quien también preside la todopoderosa asamblea constituyente, tuvo mucho que argumentar en su programa de televisión semanal, acusando a Andrade de «traicionar» a Chávez, «pero repito: para ser chavista, uno debe luchar contra la corrupción, no ser corrupto».

Diosdado Dice...
Al igual que Andrade, Gorrín ha estado viviendo en Florida y, según su acusación, ha estado usando bancos en los Estados Unidos para lavar dinero, según documentos judiciales, es considerado un fugitivo.

Diosdado afirma que Andrade se mudó a la meca del lavado de dinero

Andrade fue guardaespaldas del fallecido presidente venezolano Hugo Chávez antes de ser nombrado jefe de la tesorería de Venezuela, cargo que ocupó desde 2007 hasta enero de 2011, y ahora vive en Florida, bajo el cobijo de la administración norteamericana en condición de refugiado y ahora debe entregarse a la prisión antes del 25 de febrero, como dictaminó el tribunal; pasada semana, el fiscal general de Venezuela, Tarek Saab, solicitó su extradición de Estados Unidos, para que fuese enjuiciado en el país donde cometió los ilícitos.

Maduro, quien se ha autoproclamado como el sucesor elegido por Chávez, se refiere a sí mismo como un «hijo» del difunto expresidente de Venezuela y ha mantenido sus políticas económicas de izquierda; los fiscales federales norteamericanos, están tratando de tomar medidas enérgicas contra el uso del sistema financiero estadounidense, para realizar transacciones ilícitas y lavar las ganancias de la corrupción del país sudamericano, afectado por la crisis, que sufre hiperinflación y un quinto año de contracción económica, pero parece poner a disposición de los corruptos, las herramientas y su aparato financiero necesario para realizar tales fraudes.

Desde 2003, el sistema de control de cambios ha vendido dólares fuertemente subsidiados a través de agencias estatales de divisas o subastas gubernamentales, pero los dólares en el mercado negro han alcanzado al menos 10 veces más de su valor de mercado, lo que permite a los bien conectados comprar dólares a precio reducido y revenderlos con una gran ganancia.

Los registros judiciales muestran cómo Andrade aprovechó los estrictos controles de moneda introducidos por el presidente Chávez y usó su posición para «vender» el acceso a los tipos de cambio preferenciales.

Permitió que sus coconspiradores compraran dólares de la tesorería de Venezuela a una tasa fija baja, normalmente reservada para la compra de bienes clave, como medicamentos, solo para que luego vendan los dólares con una enorme ganancia en el mercado negro, a cambio, recibió sobornos por valor de mil millones de dólares en forma de una mansión en Wellington, Florida, caballos para las ambiciones ecuestres olímpicas de su hijo, autos de alta gama y relojes Rolex.

Fuente
Infobae

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: