MéxicoSucesosTecnologia

Aumenta el ciberbullying en México

La violencia en línea se ha incrementado a la par de las tecnologías en México

A pesar que no existen estadísticas que permitan dimensionar el fenómeno, el módulo sobre ciberacoso o Mociba de la secretaría de salud mexicana, explica que, un índice experimental levantado por única ocasión como parte de la encuesta nacional sobre disponibilidad y uso de las tecnologías de la Información y la comunicación en Hogares, desveló que al menos 9 millones de mujeres y uno de cada 2 jóvenes han sido víctimas del ciber acoso en México y pocos ha denunciado haber vivido ciberbullying.

En un informe emanado por Mociba, se afirma que la tendencia a la violencia por medios digitales se da principalmente en mujeres que viven en una relación íntima de violencia, en profesionales con perfil público, en estudiantes de 9 a 20 años, pero sobre todo a mujeres de entre 18 y 30 años que han sobrevivido a violencia física o sexual.

El dato más alarmante del informe es que 40% de las agresiones son cometidas por personas conocidas y sólo el 30% por desconocidos, el centro de estudios para el logro de la igualdad de género, Celig, afirmó a través de un estudio que siete de cada diez niñas y niños en México han sufrido de acoso escolar y ciberbullying.

El incremento desmedido del uso de medios de comunicación digitales en la federación azteca, ha facilitado el incremento casi paralelo de la utilización de estos medios para hostilizar a una persona, e incluso ha facilitado la divulgación de información confidencial o falsa, que ha causado discriminación, miedo, aislamiento, depresión, que inducen a las víctimas a cometer actos de daño autoinfligido y hasta llevarla al suicidio.

Ciberbullying en México.
Al menos 24,5% de los usuarios de Internet mayores de 12 años han sido víctimas de ciberbullying.

El ciberbullying penetró los trabajos, las escuelas, las casas y la intimidad

El acoso cibernético, también conocido como ciberbullying o acoso virtual o acoso cibernético, ha colocado a México entre los primeros lugares del mundo donde se practica constantemente este tipo de agresión y sobre todo en individuaos en edades escolares tempranas, viéndose una mayor incidencia entre adolescentes y mujeres que recién entran al mercado laboral.

El estudio realizado por Mociba, evidencia que las principales formas de agresión están divididas en cuatro formas de ataque, el envío de spam o virus a la víctima, en 23.7% de los casos; por contenido multimedia, en 13.8% de las ocasiones; por acoso directo a través de las redes telefónicas, en 13.5%, y el robo de identidad o de contraseñas y claves, en 13.4% de las ocasiones.

Igualmente, el estudio afirma que son las instituciones educativas y los lugares de recreo como centros comerciales, donde mayormente se presentan estas acciones delictivas y que en gran medida son mujeres a las que se le dirige el ataque, por encontrarse en posición más vulnerable.

Del estudio se desprende que del gran universo de estudiantes que hay desde la educación básica, hasta la universitaria, por lo menos un 20% de los estudiantes, ha admitido haber sido víctima de ciberbullying, en alguna ocasión, o haber sido acosados de alguna manera por compañeros de estudio o sentimentales.

Mociba, explica que, a pesar que la agresión física o verbal son las más deplorables, hay al menos nueve formas de agresión cibernética que afectan a las víctimas, entre ellas la divulgación de información personal, el rastreo de sitios web, el establecimiento de contacto utilizando identidades falsas, y la difusión de contenidos multimedia privado, entre otras.

Por su parte la secretaría de salud, mediante sus servicios de atención psiquiátrica, ha alertado acerca de las posibles consecuencias del acoso cibernético en los jóvenes, entra las que se encuentra el suicidio, que ha aumentado a niveles preocupante en la república y entre las acciones preventivas para evitarlo, se recomienda implementar programas de habilidades sociales para promover el buen uso de la red e informar a las autoridades o representantes, ante cualquier asomo de ciberbullying.

“Cuando un niño o un joven es víctima del acoso cibernético y no es detectado a tiempo, puede ocasionar en los menores trastornos mentales como ansiedad, depresión, baja autoestima, padecimientos que los pueden orillar a quitarse la vida”, afirmó Fátima Moneta Arce, especialista de los servicios de atención psiquiátrica de la secretaría de salud mexicana.

Moneta, ha afirmado que cerca del 80% de los menores entre los 12 y 17 años, han declarado ser usuarios de Internet y de medios de comunicación digital, como teléfonos inteligentes, según datos del instituto nacional de estadística y geografía, lo que expone a la misma cantidad de jóvenes a ser víctimas de ciberacoso o agresiones por las redes sociales.

La especialista declaró que el ciberbullying tiene tres tipologías peculiares, intencionalidad, enfocada en agredir o hacer daño a un individuo en especial; periodicidad, pues debe ser recurrente y constante, y desigualdad entre el agresor y la víctima, la cual puede ser física, social, económica y psicológica, lo que colocaría a la víctima en lugar de desventaja ante sus posibles agresores.

Hace poco, el instituto nacional de transparencia, acceso a la información y protección de datos personales advirtió acerca del sexting, que se trata del envió de imágenes de índole sexual por medios electrónicos y su publicación en la red o difusión por redes sociales, e informaba que en México alrededor de cuatro millones de menores de edad, han sido víctimas o deliberadamente han participado en este ilícito.

Moneta Arce, afirmó que el acoso de ese tipo es más agresivo puesto que la inmediatez y la cobertura que permiten las redes sociales, exponen la información a muchas más personas en el círculo cercano de los agredidos, quienes al conocerla se hacen participes de la acometida, comentando el hecho, haciendo burlas e incluso tomando partido insultando a la víctima, juzgando y disgregándola incluso, sin conocerla.

La medida solicitada por la especialista y por los institutos es la de exhortar a los padres, educadores y a representantes a involucrarse más con los menores, conocer quiénes son los compañeros, mantener vigilancia sobre las redes sociales de los niños, para saber con quién se comunican a través de internet, pero, sobre todo, evitar conductas violentas y fomentar en los pequeños valores de tolerancia, respeto y solidaridad, amistad.

Fuente
Sur Acapulco

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: