EconomiaTecnologia

Apple se defiende contra demanda por monopolio

El caso se tratará en Washington durante la próxima sesión de la Suprema Corte que comienza en octubre

Este lunes la corte suprema de Estados Unidos ha informado que tomará en cuenta la petición de la compañía Apple sobre la apelación contra una acción judicial donde se imputa al titán informático de ejercer monopolio de las ventas de las aplicaciones para sus teléfonos iPhone, el tribunal ha acordado aceptar la oferta de Apple Inc. que desea evadir una demanda que la acusa de violaciones a las leyes antimonopolio federal al acaparar el mercado de aplicaciones de software para el teléfono inteligente, obligando a los consumidores a que paguen más de lo que deberían.

El caso denominado Apple vs. Pepper, expone que la tienda, App Store de Apple monopoliza la distribución de las aplicaciones de iOS por ser la única manera oficialmente aprobada para descargar aplicación para los dispositivos iPhone o iPad, y la compañía de Cupertino fija los precios a los desarrolladores a una tarifa de 30%, los demandantes están buscando el estado de acción de clase para la demanda, argumentando que el precios ha aumentado los costos de las aplicaciones para los consumidores finales.

Ya un juez federal de Oakland, California, desestimó la demanda, alegando que los consumidores no eran compradores directos porque los desarrolladores les habían transferido las tarifas más altas que pagaban, pero el noveno Tribunal de Apelaciones del Circuito de EE.UU. con sede en San Francisco en 2017 revivió el litigio, argumentando que Apple era un distribuidor que vendía aplicaciones de iPhone directamente a los consumidores y debía enfrentar los reclamos antimonopolio, por lo que la corte suprema se asesoró sobre el caso y sus aplicaciones para fines del pasado año y es ahora cuando está tomando una postura oficial y le da relevancia a la imputación.

Apple Store.
El comercio electrónico alcanzó 452 mil millones de dólares en ventas minoristas en EE.UU. durante 2017, según las apreciaciones del gobierno norteamericano.

Una decisión que afectará el comercio electrónico

Los corregidores expresaron que estaban en disposición de escuchar la apelación de Apple, sobre el fallo del tribunal estatal que reanimó la demanda colectiva interpuesta por clientes de iPhone sobre las comisiones que la compañía de tecnología con sede en Cupertino, California recibe a través de su App Store y sus implicaciones para los compradores.

El fallo de la corte suprema pudiese crear un precedente y ampliar la amenaza de daños antimonopolio contra empresas de comercio electrónico, que en los últimos 5 años han sido las de más rápido crecimiento y que generan cientos de miles de millones de dólares anuales en ventas minoristas en los Estados Unidos y alrededor del mundo.

El presidente Donald Trump defendió a Apple Inc. e instó a los jueces a tomar el caso, ya que, de no hacerlo, pudiesen verse afectadas y amenazadas una multitud de compañías de comercio electrónico como App Store, StubHub que vende estradas a evento, eBay y Amazon Marketplace, donde los vendedores individuales fijan los precios de venta.

Esta demanda colectiva contra la firma de tecnología tiene sus orígenes en una demanda presentada en 2011 por varios compradores de iPhone en la corte federal de California, que incluye al Robert Pepper de Chicago, como demandante principal, según se lee en el sumario.

Para ese entonces los peticionarios indicaron que Apple ha acaparado la venta de aplicaciones como programas de mensajería y juegos, lo que ha conllevado a que aplique precios desorbitantes a sus productos, en comparación con las aplicaciones que están disponibles en otras plataformas.

A pesar de que los desarrolladores son quienes establecen los precios de las aplicaciones, Apple es la encargada de mediar los pagos de los usuarios de la plataforma iPhone, y les aplica a los desarrolladores una comisión del 30% en cada transacción, en el año 2016, las ventas netas de aplicaciones por la tienda App Store, figuraron unos 20 mil millones de dólares, según informó la compañía de la manzana y de los cuales Apple se quedó con un 30%, una buena mordida.

Todo el caso está sustentado en una decisión de la corte suprema de 1977 que limita los daños por conducta anticompetitiva a aquellos directamente excedidos en lugar de víctimas indirectas que pagaban un sobreprecio transferido por otros.

Fuente
The Verge

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: