AméricaEE.UU.InternacionalesMedio OrientePolíticaVenezuela

Venezuela, Irán, Rusia y Pompeo en Sochi

Los 4 están inmersos en conflictos de poder en ambos lados del mundo

El secretario de estado norteamericano Mike Pompeo y su homólogo de Rusia, el ministro de relaciones exteriores Sergey Lavrov ambos han descrito sus discusiones en Sochi, sobre varios temas internacionales, pero esa fue una de las pocas cosas que los líderes aparecían acordar, en la conferencia de prensa subsecuente revelaron un número de áreas donde los dos países podrían no llegar a un consenso.

Durante el discurso, Lavrov parece sugerir que los dos líderes no podrían convenir en la cuestión de Irán y el conjunto completo del plan de acción, en relación con el régimen y sus crecientes ambiciones nucleares.

Pompeo había planeado una visita a Moscú antes de ir a Sochi, pero fue desechado por un viaje que podría llevarlo a Bélgica para hablar con funcionarios europeos sobre la creciente amenaza planteada por Irán.

«Tenemos muchas diferencias aquí», afirmó Lavrov, añadiendo que «continuaremos examinando la situación» y expresó su esperanza de «que ciertos acuerdos podrían alcanzarse con el apoyo de los Estados Unidos y Rusia», en Sochi.

El ministro de relaciones exteriores criticó el retiro de Estados Unidos del pacto Internacional, diciendo que era un «error» al retirarse de la JCPOA, también fue crítico las sanciones de Estados Unidos contra países que hacen negocios con Irán.

Mientras tanto, Pompeo negó que Estados Unidos estaba mirando militarmente al régimen por el momento, pero no descartaba en conjunto, «fundamentalmente no buscamos una guerra con Irán,» aseveró, «queremos que el régimen detenga su de campañas de asesinatos».

Pompeo añadió informes de movimiento de más de 100 mil tropas norteamericanas a la región, y se quedaría hasta que el departamento de defensa, lo definiera, «si los intereses estadounidenses son atacados, sin duda responderemos de una manera de apropiación», indicó Pompeo, Lavrov, no obstante, espera que esos informes fueran «sólo rumores».

«Esta región está tan tensa con diferentes conflictos y situaciones difíciles», que lo que definamos en Sochi, hará la diferencia confirmó Lavrov.

Pompeo.
Pompeo, entrego una advertencia a Rusia después de Lavrov negó repetidamente que Rusia nunca haya tenido algún papel en las elecciones norteamericanas, «La injerencia en las elecciones estadounidenses es inaceptable», escribió Pompeo.

Pompeo agregó que Estados Unidos, no tolerará ninguna injerencia de Rusia

Los dos difieren también en el tema de Venezuela, también, aquí, Pompeo explicó que instó a su homólogo ruso reconsiderar y aceptar que el «tiempo ha llegado para que Nicolás Maduro se valla».

«Queremos que cada país que interfiera en Venezuela deje de hacerlo. Queremos que Venezuela vuelva a su democracia», afirmó Pompeo.

Estados Unidos ha sido crítico con Rusia por apuntalar al régimen de Maduro, pero Rusia reconoce a Maduro como líder legítimo de Venezuela y que tiene una alianza con las fuerzas armadas venezolanas como parte de una cooperación militar desde hace mucho tiempo y en marzo, a enviado 99 militares de personal ruso.

Lavrov afirmó que Rusia está en la labor de que «Venezuela defina su propio futuro”, «la democracia no se puede hacer por la fuerza, las amenazas que escuchamos contra el gobierno de Maduro, las amenazas de la boca de los funcionarios norteamericano… No tiene nada en común con la democracia», sostuvo Lavrov.

La reunión de Pompeo con Lavrov llega después de que presidente Trump indicara este lunes que se reunirá con el presidente ruso Vladimir Putin al margen de la próxima Cumbre del G20 de líderes mundiales en Japón, aunque esa reunión sin embargo, no ha sido confirmada por el Kremlin

«Hemos escuchado declaraciones de Trump, sobre que esperaba celebrar una reunión con el presidente Putin durante la cumbre del G20 en Osaka. Hemos escuchado la propuesta, si recibimos tal invitación oficial, responderemos positivamente», indicó Lavrov.

A pesar de la continua preocupación por la amistad de Trump con Putin, en medio de las investigaciones continuadas sobre la injerencia de Rusia en el proceso electoral de Estados Unidos, el presidente defendió su relación con el líder el lunes, diciendo que Estados Unidos ha sido «fuerte» contra Rusia, y que «tiene sentido tratar de trabajar junto con Rusia».

Las conversaciones entre Pompeo y Lavrov son los cara a cara de más alto nivel entre Washington y Rusia desde la publicación del informe del asesor especial Robert Mueller sobre la intromisión de Rusia en las elecciones.

En una reunión entre las delegaciones de Estados Unidos y Rusia, Putin se refirió al informe de Mueller como una «investigación muy objetiva» y reiteró la posición oficial de Rusia, de que no había ningún «colusión» con la campaña de Trump, «estoy esperando que es cambiando la situación en relación al informe» añadió después del lanzamiento del informe.

Lavrov también negó cualquier interferencia rusa en las elecciones de Estados Unidos. El Ministro de Relaciones Exteriores dijo que los canales de comunicación entre los dos países congelados «en gran parte debido a acusaciones infundadas» de Rusia que influyen en el proceso electoral de Estados Unidos y colusión con la campaña de Trump.

Fuente
Infobae

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: