AméricaEE.UU.InternacionalesPolíticaSucesos

Trump quiere acabar con la ciudadanía por nacimiento

El presidente espera cambiar la ley con una orden ejecutiva

El presidente Donald Trump, regresar insistentemente y de manera que quizás roce con lo obsesivo a uno de los temas de su campaña presidencial, y comentó en una entrevista que planea usar una orden ejecutiva para poner fin a los derechos de ciudadanía de los bebés nacidos en los Estados Unidos de padres que no son ciudadanos.

Pero su idea de que podía hacerlo por orden ejecutiva fue rechazada de inmediato por los demócratas, los académicos del derecho e incluso por un alto representante republicano, el presidente de la cámara de representantes, Paul Ryan, «somos el único país del mundo donde una persona viene y tiene un bebé, y el bebé es esencialmente un ciudadano de los Estados Unidos(…) con todos esos beneficios», afirmó Trump a Axios en una entrevista que se emitió el martes. «es ridículo, es ridículo y tiene que terminar», ya «está en el proceso. Sucederá … con una orden ejecutiva», aseguró el presidente.

Trump esta de todo equivocado al argumentar que EE.UU., es el único país en extender los derechos de ciudadanía a los hijos de inmigrantes indocumentados, pues al menos unos 33 países, entre ellos Canadá y la mayoría de las naciones sudamericanas, conceden la ciudadanía a los niños nacidos dentro de sus fronteras, que se conoce como jus soli, o «por el suelo».

Tampoco está claro si la ciudadanía por derecho de nacimiento se puede terminar a través de una orden ejecutiva y sin un cambio a la constitución, como afirmó el presidente, pues la Enmienda 14 de la constitución, ratificada en 1868, dice: «Todas las personas nacidas o naturalizadas en los Estados Unidos y sujetas a su jurisdicción son ciudadanos de los Estados Unidos y del Estado en el que residen».

Ciudadanía por Nacimiento.
La clave aquí, dicen los conservadores, es que los padres deben ser residentes legales y, por lo tanto, el tribunal o los redactores de la Enmienda 14 pretendan alguna vez la ciudadanía por derecho de nacimiento para aplicar a los inmigrantes ilegales.

Trump, «Me dijeron que necesitaba una enmienda constitucional para la ciudadanía»

Esta no es la primera vez que Trump ha pedido que se termine la ciudadanía por nacimiento, esta idea fue parte de su plataforma de inmigración de línea dura durante la campaña presidencial, durante la cual utilizó con frecuencia el término «bebés ancla» para describir a los niños nacidos de inmigrantes indocumentados dentro de la federación.

«La ciudadanía por nacimiento, el bebé ancla … se acabó, no va a suceder más», aseguraba Trump en un discurso en noviembre de 2015 en Orlando, Trump ha seguido usando el término, que a algunos les resulta ofensivo, a pesar de rechazarlo, en 2015, cuando un reportero le preguntó al entonces candidato Trump si sabía que era ofensivo llamar «bebés ancla» a los hijos nacidos en Estados Unidos de padres indocumentados, el afirmó que «todo el mundo lo usa» y que continuaría haciéndolo.

Su regreso al tema se produce apenas una semana antes de las elecciones de mitad de período, en un momento en que el presidente ha criticado duramente el tema de la inmigración, incluso refiriéndose a la caravana de migrantes centroamericana que avanza lentamente hacia el norte a través de México como una invasión, para los que ha destinado más 5 mil soldados, helicópteros, equipo pesado a la frontera.

La Casa Blanca no respondió de inmediato a las solicitudes de comentarios acerca de cómo una posible orden ejecutiva podría abordar el problema, tal orden casi seguramente sería impugnada en los tribunales, Ryan rechazó el renovado interés del presidente de poner fin a la ciudadanía por derecho de nacimiento a través de una orden ejecutiva, afirmando que el poder para cambiar la ley descansaría en el congreso, no en la Casa Blanca.

«Lo que está muy claro es que no se puede cambiar esto a través de un mandato ejecutivo», aseguró Ryan, R-Wis, «por lo menos, tendría que ser obligatorio en el congreso, pero sigo pensando que una lectura clara de la constitución es bastante clara».

Durante una entrevista, Ryan enfatizó que Trump «no puede poner fin a la ciudadanía por derecho de nacimiento con una orden ejecutiva», «saben, como conservador, soy un creyente en seguir el texto claro de la constitución, y pienso en esto, el caso de la Enmienda 14 es bastante claro», comentó Ryan.

Algunos legisladores demócratas, incluida la senadora Amy Klobuchar, demócrata por Minneapolis, se apresuraron a pintar los comentarios del presidente como una obra política en su base, «Él dirá cualquier cosa antes de la elección», escribió Klobuchar, «No muerdan el anzuelo»; La senadora republicana Lindsey Graham dijo que planea introducir una legislación de ciudadanía por derecho de nacimiento en algún momento después de las elecciones y aplaudió la medida planeada del presidente diciendo en un comunicado: «Finalmente, un presidente dispuesto a asumir esta absurda política de ciudadanía por nacimiento».

El gobierno de los EE.UU., ha interpretado la redacción de la enmienda 14 como que los niños nacidos en el país, incluso los padres indocumentados, son ciudadanos, según un artículo de FactCheck.org de 2015, la mayoría de los eruditos constitucionales creen que requeriría una enmienda constitucional para cambiar eso, informó FactCheck.org, Trump mantuvo en 2015 que el congreso podría terminar con la ciudadanía por derecho de nacimiento con un simple proyecto de ley que aclara la Enmienda 14 y un pequeño grupo de expertos legales y constitucionales estuvo de acuerdo con él, según FactCheck.org.

Fuente
BigThink

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: