AsiaSucesos

Rescatados niños atrapados en una cueva en Tailandia

En un operativo de más de 72 horas y con más de mil personas

El pasado 23 de junio, un grupo de niños de entre 11 y 16 años y su entrenador de fútbol de 25 años desaparecieron durante un paseo en la red de cuevas de Tham Luang en la provincia de Chiang Rai de Tailandia, luego de que decidieran explorar la cueva después de un partido de fútbol, una vez dentro, comenzaron las lluvias torrenciales que llenaron de agua los espacios del sitio y obligaron al equipo a refugiarse más adentro, en medio del miedo y la oscuridad hasta que descendiera el nivel del agua, pasaron muchos días y nada sucedió, sin alimento o agua potable, hasta el 2 de julio, cuando un equipo de rescate, dio con ellos al fondo de la caverna.

De inmediato comenzaron las labores de extracción de los millones de litros de agua acumulados dentro, por las autoridades de Tailandia, no obstante, han obligado a considerar la peligrosa opción del buceo para el rescate y en los días posteriores recibieron pequeñas raciones alimentarias y enviaron cartas a sus familiares.

El mismo, Elon Musk ofreció el 5 de julio ayudar en el rescate y sus representantes se pusieron en contacto con las autoridades tailandesas, los ingenieros enviados a Tailandia por Musk para colaborar en el rescate, llegaron el sábado, y un día después las autoridades tailandesas comenzaron una operación de rescate, la cual ha permitido extraer de la cueva a cuatro de los 11 adolescentes.

Rescate en Tailandia.
Los niños comenzaron una corta expedición dentro de las cavernas, pero la lluvia, llenó de agua las cuevas y los obligó a adentrarse en ellas, quedando atrapados durante 18 días.

Un rescate con pocas posibilidades y con mucha ayuda

Durante los últimos tres días, han ido y venido los equipos de busos, acompañados de los pequeños en una larga y delicada operación, que tarda unas 11 horas por viaje, debajo del agua en la oscuridad, áreas inundadas, pasos demasiado estrechos y zonas de desprendimiento de rocas, los 12 pequeños y su entrenador fueron hallados en un reducido espacio a más de 2 kilómetros de la entrada y a una profundidad de entre 800 metros y 1 kilómetro.

Rescate en Tailandia.
Esta es la disposición de las cuevas donde se encuentran atrapados los niños.

El rescate, que ya se había pautado, para cuando bajara la altura del agua, fue puesto en acción inmediata, por la cercanía de nuevas lluvias, que hubiesen vuelto a llenar las cavernas con agua, puesto que el gran problema es que el lugar donde los encontraron quedó aislado de la entrada por varias zonas que resultaron inundadas durante las fuertes lluvias de los pasados días.

Rescate en Tailandia.
La cantidad de agua que ha inundado las cuevas, es lo que dejó atrapados a los menores.

Las autoridades, han invertido la mayor parte del tiempo, desde el 23 de junio y gran parte de los esfuerzos de salvamento se centran en drenar el agua contenida en los toneles y por lo que el rescate ha llevado tantas semanas e incluso se esperaba que fuesen meses, ya que, por lo complicado del trayecto, era poco probable,

que los niños bucearan por sus propios medios.

Desde que fueron encontrados en el interior de la cueva, la marina tailandesa ha estado suministrando alimentos y agua potable, con los que puedan mantenerse por lo menos cuatro meses, con el fin de que tuviesen suficiente tiempo para drenar toda el agua o hasta poder entrenar a los 13 a bucear.

Rescate en Tailandia.
Los pequeños se encontraban a más de mil metros de profundidad en una galería a la que el agua podría entrar en cualquier momento.

Edd Sorenson, coordinador regional en Florida de la organización internacional de rescate en cuevas subacuáticas manifestó que la precaria forma de las cuevas y su intrincado ramal, hace que colocar a un niño a bucear, así sea acompañado, es extremadamente difícil, pues «Tener a alguien con visibilidad cero que no esté familiarizado con ese tipo de condiciones extremas… es muy fácil que entren en pánico», reveló.

El equipo integrado por unas mil personas entre las que destacan militares, cuerpos de la marina, trabajadores locales, voluntarios y equipos especializados de varios países participa en las tareas de búsqueda y salvamento, que este martes ha llegado a feliz término, aunque durante las labores de asistencia, falleciera uno de los busos de la marina, cuando regresaba de dejarles suministros y aire a los niños.

Rescate en Tailandia.
Lo extenso e intrincado de las cavernas, dificulta el rescate.

Autoridades informaron, que, aunque fue extremadamente complicado el rescate y a pesar de la perdida de uno de sus rescatistas, se considera todo un éxito la operación y los pequeños y su profesor, que se encuentran recluidos en un hospital, donde se realizan exámenes y cuidados especiales, agradecieron a todos los involucrados en la extensa operación, que comenzó el domingo 8 de julio y termina hoy martes.

Los pequeños y su monitor, están cansados, pero en buen estado de salud y ya se están preparando para asistir a la final del mundial de fútbol, al que fueron invitados por el presidente de la FIFA, Gianni Infantino.

«Si, como todos deseamos, se reencuentran con sus familias en los próximos días y su salud les permite hacer el viaje, la FIFA estaría encantada en invitarles a ver la final del Mundial-2018», escribió Infantino en una carta dirigida al presidente de la federación tailandesa de fútbol «Sinceramente, espero que puedan unirse a nosotros para ver la final, que indudablemente será un momento de unión y celebración», escribió el jefe de la organización futbolística internacional.

Fuente
Infobae

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: