ÁfricaAméricaAsiaBancaCorrupciónCriptodivisasCuriosidadesEconomiaEE.UU.EuropaInternacionalesMedio OrientePetróleoPolíticaSucesosSudaméricaVenezuela

¿Qué hace que la hiperinflación sea catastrófica en Venezuela?

Venezuela vive una hiperinflación cercana a la del final de la Segunda Guerra Mundial

Los precios alcanzaron un nuevo máximo en agosto, alcanzando un máximo de 65 mil puntos porcentuales por año, dice Steve Hanke, profesor de economía aplicada en la universidad Johns Hopkins, Baltimore, y uno de los principales expertos mundiales en hiperinflación, bajo el gobierno del presidente Nicolás Maduro, la inflación ronda el 150% mensual, la hiperinflación se define como cuando las tasas de inflación son superiores al 50% por mes y persisten durante más de 30 días consecutivos.

Venezuela ingresó a la tabla de hiperinflación mundial de Hanke-Krus en noviembre de 2016, cuando los precios subieron un 219% al mes y se duplicaron cada 18 días, esta situación ha empeorado desde entonces y en medio de una grave escasez de alimentos y medicinas, los ciudadanos ahora se ven obligados a pagar por lo básico de cada día con cantidades de dinero en efectivo, si bien Venezuela es actualmente el único país del mundo que experimenta hiperinflación, ha habido al menos 58 episodios a lo largo de la historia; aquí examinamos los cinco peores casos.

Como ocurre hoy en Venezuela estas son 5 de las 58 ocasiones en que la hiperinflación a atacado en esto 2 siglos

Hiperinflación.
1 millardo de Pengos Hungaros de 1946.

Hungría 1946, tasa de inflación diaria: 207%, los precios se duplicaron cada 15 horas

En julio de 1946, la inflación en Hungría alcanzó un asombroso 41.900.000.000.000.000%, es decir 41 mil 900 millardos de millones al mes, el peor episodio de hiperinflación jamás registrado, con precios que se duplican cada 15 horas, lo que la gente tenga en sus bolsillos por la mañana valdría la mitad para la tarde, la denominación más alta del país fue el billete de 100 quintillones de pengos.

La Segunda Guerra Mundial había borrado el 40% de la riqueza de Hungría, el 80% de su capital, Budapest, fue destruida, los ferrocarriles y las carreteras habían sido bombardeados y el gobierno se vio obligado a pagar millones en compensación después de la guerra, y el país hizo varios intentos para reforzar la moneda, durante el cual los ciudadanos dejaron de referirse a las notas por su valor y en su lugar las diferenciaron por su color.

El 1 de agosto de 1946, el gobierno adoptó un programa de estabilización radical que incluía una reforma fiscal drástica, la recuperación de los activos de oro adquiridos en el extranjero y la introducción de una nueva moneda, el forint, respaldado por las reservas de oro y las monedas mundiales. Cuando entró en vigor, un forint valía 400 octillones, mil millardos de millones de millardos de millones de su moneda antigua.

Hiperinflación.
20 mil millones de dólares zimbabuenses de 2008.

Zimbabue 2008, tasa de inflación diaria: 98%, Los precios se duplicaron cada 25 hora

Luego de un controvertido programa de reforma agraria que involucró la expropiación de las propiedades de los terratenientes blancos a fines de la década de 1990, Zimbabue experimentó un fuerte declive agrícola, la situación empeoró por una participación costosa en la guerra del Congo en 1998 y los efectos de las sanciones de Estados Unidos y Europa contra el gobierno de Robert Mugabe en 2002.

A medida que avanzaba la década, los precios comenzaron a subir y para noviembre de 2008, la inflación había alcanzado el 79.000.000.000% al mes, las tiendas aumentaron los precios varias veces al día, la colapsada economía significaba que la gente tenía que vivir con frecuentes cortes de agua y electricidad, colas en bancos y gasolineras, y una grave escasez de alimentos en los supermercados.

Muchos cruzaron a Sudáfrica o Botsuana para comprar productos básicos, y el dólar estadounidense y el rand sudafricano se convirtieron en monedas de facto, en 2009, el Banco de la Reserva de Zimbabue abandonó su moneda y adoptó el dólar estadounidense y el rand sudafricano como el principal medio de intercambio.

Hiperinflación.
10 millones de Dinares Yugoslavos de 1994.

Yugoslavia 1994, tasa de inflación diaria: 65%, los precios se duplicaron cada: 34 horas

Yugoslavia fue un país formado después de la Primera Guerra Mundial por la unión de Bosnia y Herzegovina, Croacia, Macedonia, Montenegro, Serbia y Eslovenia, pero las crisis económicas y políticas en la década de 1980 condujeron a guerras civiles que terminaron con la división del país en sus repúblicas constituyentes, y en 1992 solo Serbia y Montenegro permanecieron juntas.

Agotado por el conflicto y la pérdida de un mercado interno, el gobierno comenzó a imprimir dinero para llenar sus arcas y el gasto público no controlado, la ineficiencia, la corrupción y las sanciones de la ONU en 1992 y 1993 empeoraron el problema.

A principios de 1994, los precios subían en 313.000.000% cada mes y la gente se apresuró a gastar su dinero tan pronto como les pagaron, muchos en Serbia compraron sus suministros en la vecina Hungría, desanimados por los intentos de controles de precios, los agricultores suspendieron la producción, el comercio en el mercado negro de Deutsche Mark alemán y el dólar estadounidense despegaron, como una forma de frenar el descontento social y negociar el fin de las sanciones de la ONU, el líder serbio, Slobodan Milosevic, finalmente acordó adoptar una nueva moneda, el «nuevo dinar», respaldada por reservas de oro y divisas.

Hiperinflación.
5 Millardos de Marcos Alemanes de 1923.

Alemania 1923, tasa de inflación diaria: 21%, los precios se duplicaron cada: 3 días, 17 horas

Después de la Primera Guerra Mundial que terminó en 1918, Alemania se quedó con deudas altas y costos de reparación, el gobierno comenzó a imprimir dinero en la moneda nacional, el marco alemán, para comprar divisas y pagar la deuda.

A medida que se imprimieron más marcos, rápidamente perdieron valor, pero lo peor de la crisis se produjo después de que Alemania incumplió los pagos en 1923, lo que llevó a las tropas francesas y belgas a ocupar el Valle del Ruhr, el corazón industrial de Alemania, para exigir pagos en activos duros, esto llevó a huelgas y detuvo la producción.

En octubre de 1923, la inflación se había disparado a 29.500% por mes, con precios que se duplicaban cada tres o cuatro días, donde una barra de pan, que costó 250 marcos en enero de ese año, había aumentado a 200.000.000.000 de marcos en noviembre, la gente recolectó sus salarios en maletas.

Historias anecdóticas de la crisis ilustran el drama: una persona dejó su maleta desatendida para luego descubrir que un ladrón había robado la maleta, pero no el dinero; un padre se dirigió a Berlín para comprar un par de zapatos, pero cuando llegó encontró que solo podía permitirse una taza de café y el pasaje en autobús a casa, más tarde ese año, el gobierno introdujo una nueva moneda, el rentenmark, respaldado por tierras agrícolas, los precios se estabilizaron y más tarde los acreedores de Alemania acordaron reestructurar los pagos de guerra.

Hiperinflación.
100000 Dracmas Griegos de 1944.

Grecia 1944, tasa de inflación diaria: 18%, los precios se duplicaron cada: 4 días, 6 horas

La economía de Grecia sufrió mucho durante la ocupación de los países del eje en la segunda guerra mundial, ya había sentido el impacto de varios ataques a fines de 1940 antes de ser abrumado en la primavera de 1941, los ocupantes tomaron materias primas, ganado y alimentos, y el gobierno títere se vio obligado a asumir los costos de la ocupación.

Una caída en la producción agrícola provocó una grave escasez de alimentos en las principales ciudades y en un período conocido como la gran hambruna, la disminución de la recaudación de impuestos contribuyó al aumento de la inflación, que alcanzó un máximo de 13 mil 800% por mes en noviembre de 1944.

Aunque los aumentos de precios no fueron tan intensos como en Hungría o Alemania después de la guerra, los esfuerzos de estabilización de Grecia continuaron por más tiempo y después de la liberación en octubre de 1944, el gobierno hizo tres intentos durante dieciocho meses antes de alcanzar cierta estabilidad a través de la reforma fiscal, préstamos internacionales y una nueva moneda.

Fuente
ElNacional

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
Translate »
error: