AsiaGenteInternacionalesSucesos

Primeras impresiones de los 12 niños tailandeses rescatados

Los 12 futbolistas tailandeses que quedaron atrapados en una cueva inundada ya están completamente recuperados

No son más que niños que juegan fútbol y que quedaron atrapados en una cueva en Tailandia, pero la verdad es que los 12 niños tailandeses y su entrenador, han desatado una euforia en los medios internacionales, que siguieron paso a paso su rescate y que hoy salen del hospital, luego de varios días internados a retomar de nuevo su tren de vida, que seguramente ya no será igual.

Fuentes del gobierno tailandés, habrían informado ayer que los 12 pequeños jabalíes, podrían ser dados de alta, luego de haber pasado más de 10 días atrapados en el complejo de cavernas de Tham Luang, cerca de la frontera con Myanmar, donde se refugiaron durante una tormenta y quedaron sin posibilidades de salir dado que la cueva se inundó por el torrencial monzón que habría caído durante esos días.

Los niños, de entre 11 y 16 años, y su entrenador, de 25, fueron rescatados sanos y salvos la semana pasada del complejo de cuevas en una operación que movilizo a mas de 3 mil personas de varios países, donde busos expertos, exploradores, bomberos y hasta la marina tuvo un papel preponderante.

Los menores y su entrenador llevan hospitalizados 5 días en la ciudad de Chiang Rai, en el norte del país, desde que fueron rescatados, y darán una rueda de prensa durante el día de hoy, por lo que a las autoridades tailandesas les preocupa el impacto que podría tener la fama repentina y la atención de los medios en la salud mental de los niños, por lo que la rueda de prensa será controlada minuciosamente.

Niños Tailandeses Rescatados.
El entrenador, Ekapol Chantawong, de 25 años, explicó que el grupo se había puesto de acuerdo en entrar a la cueva, donde varios de los integrantes del equipo ya habían estado antes.

Que pueden pensar unos pequeños que salen de una cueva

Según han explicado Los niños entraron a la cueva el 23 de junio durante una excursión con su entrenador, pensaban quedarse ahí una hora, mientras dejaba de llover, pero se vieron atrapados después de que cayera una intensa lluvia de forma repentina que inundó el complejo de cuevas y les bloqueó la salida.

«De pronto oímos gente hablando», dijo Adul Sam-On, de 14 años, Sam-On se refería al momento en que los buzos británicos los encontraron, cuando ya llevaban nueve días atrapados en la inmensa cueva Tham Luang.

«Mi cerebro no funcionaba muy bien» tras tantos días sin comer, explicó el niño, aludiendo a que fue un «milagro» que los encontraran, ya que durante los nueve primeros días no comieron nada y bebían agua de lluvia. «Bebíamos el agua que caía de las rocas», explicó Pornchai Khamluan, de 15 años.

«Intentamos cavar, pensando que no podíamos esperar a las autoridades», pero no sirvió de nada, dijo por su parte Ekkapol Chantawong, el entrenador de 25 años, el único adulto del grupo, que pasó varios años en un monasterio budista.

El equipo de los «Jabalíes Salvajes» quedó atrapado el 23 de junio en la gruta de Tham Luang, una de las más grandes de Tailandia, que se había inundado. Los últimos miembros del grupo salieron el pasado 10 de julio.

«Es el día más bonito de mi vida», dijo Khameuy Promthep, la abuela de Duangphet, más conocido como «Dom», de 13 años, y capitán de los Jabalíes.

Niños Tailandeses Rescatados.
Los doce niños rescatados, dieron su más sentido pésame y respeto a los familiares del buzo tailandés Saman Kunan que falleció en las operaciones tratando de rescatarlos.

La difícil operación de evacuación, a través de estrechos canales llenos de agua y fango, duró tres días y terminó el 10 de julio, durante la rueda de prensa, también dieron el pésame ha la familia de un buzo tailandés que murió durante la operación de rescate.

Tras nueve días, los buzos británicos localizaron al grupo a cuatro kilómetros de la entrada, en una planicie rocosa, de donde no podían salir porque estaban rodeados por agua, los niños rescatados tras más de dos semanas atrapados en la cueva Tham Luang calificaron de «milagro» la compleja operación de rescate que los puso a salvo junto a su entrenador.

Fuente
ElPais

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: