SucesosSudamérica

Muerte de Inés, hermana de la reina de Holanda fue un presunto suicidio

Las depresiones constantes habrían inducido a Inés Zorreguieta de 33 años a quitarse la vida

La familia Zorreguieta se vio sacudida este jueves por la noticia del fallecimiento de Inés Zorreguieta, la más pequeña de los hermanos, cuyo cuerpo fue encontrado sin vida cerca de la medianoche del miércoles, en su casa del barrio de Almagro, en Buenos Aires, Argentina, efectivos de la Policía Científica y de la Policía de la Ciudad se apersonaron en el sitio para realizar las labores pertinentes con total hermetismo. Esta mañana, un vocero de la Embajada de Holanda confirmó el deceso de Inés, de 33 años.


La vida de la hoy occisa estuvo señalada por la música, los problemas de alimentación y la inclinación de la reina holandesa, Máxima, hacia ella, a quien había nombrado madrina de su hija Ariadna, nacida en 2007 en La Haya, Máxima, que es reina consorte de los Países Bajos ha seguido muy de cerca los movimientos de su hermana  y todos los inconvenientes de salud y en más de una oportunidad, trato de convencerla de mudarse a Holanda para poder atenderla de primera mano, invitación que su pequeña hermana declinaría en igual número de veces.

Inés Zorreguieta.
El último suceso que le afectó fue la reciente muerte de su padre en agosto de 2017, cuando murió su padre, después de una lucha contra la leucemia.

Una vida llena de altibajos, música y decepción

Inés, nació en 1984, hija de Jorge Zorreguieta, exsecretario de agricultura de la última dictadura que azotaría la Argentina y María del Carmen Cerruti Carricart, el exfuncionario tenía tres hijos de su anterior matrimonio, con Marta López Gil: María nacida en 1956, Ángeles de 1958 y Dolores de 1965, con su segundo matrimonio, además de Inés y Máxima, también procreo dos jóvenes Martín en 1972, quien es empresario gastronómico en Buenos Aires y Juan en 1982, que es químico. El vínculo más profundo es el que se estableció entre la Máxima y Inés que es la menor de la familia.

Cuando Inés tenía 17 años, Máxima contrajo matrimonio con el entonces príncipe de Holanda Guillermo y para el evento, Inés recibiría un trato preferencial y se habría mantenido cerca de la actual reina consorte de los Países Bajos, la joven habría estudiado en un bachillerato bilingüe de Palermo y se convertiría en profesora de canto y guitarra.

La vena artística la cultivó desde pequeña, ya que según ella misma informara, “en mi casa siempre se escuchó música. Recuerdo que mis padres ponían canciones de los cincuenta, Ella Fitzgerald, Duke Ellington, por ejemplo. Pero fueron mis hermanos, bastante mayores que yo, los que me hicieron escuchar bandas y composiciones que me gustaron mucho”, expresaba la menor de los Zorreguieta en 2014 cuando se preparaba para cantar en el Festival Nuevas Voces, en el que interpretó canciones de The Beatles, The Doors y Jimi Hendrix.

Cuando culminó sus estudios de Psicología en la Universidad de Belgrano, en 2010, su hermana le propuso continuar sus estudios en Holanda, propuesta que Inés rechazaría y en ese entonces, comenzaría a trabajar en la oficina regional para América Latina y el Caribe de la Organización de las Naciones Unidas, en Panamá.

Con lo que parecía seguir los pasos de su hermana, que unos años antes se había desempeñado como economista en la ONU, pero una decepción amorosa y los trastornos alimenticios y un cuadro depresivo, inconvenientes que ya había experimentado en el pasado, hicieron que su familia la internara en una clínica de Almagro, en 2012.

La joven, ya recuperada comenzó a trabajar para el gobierno de la ciudad de Buenos Aires en 2014, en el ministerio de Desarrollo Social bajo la tutela de Carolina Stanley, y en 2016 fue parte de un escándalo, cuando recibió una designación en el estado nacional con las firmas de Stanley y el actual presidente de Argentina, Mauricio Macri, que la convirtió en directora de despacho y mesa de entradas de la dirección general de administración de la secretaría ejecutiva del consejo nacional de coordinación de políticas sociales de la presidencia de la casa rosada y aunque la designación fue de carácter transitorio, sólo por 180 días, desató un descontento en muchos sectores, ya que Inés, no cumplía con los requisitos para el puesto.


El último suceso que le afectó fue la reciente muerte de su padre en agosto de 2017, cuando murió su padre, después de una lucha contra la leucemia, la reina consorte de los Países Bajos, ha declarado, que la causa más probable de su muerte fue un suicidio y que tenía sospechas de que así fuere.

Fuente
Clarin

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: