AméricaBancaCriptodivisasEconomiaInternacionalesTecnologiaVenezuela

¡Muere el efectivo! por el auge de las aplicaciones de pago

Los medios modernos de dinero se apoyan en la tecnología en línea

Usar una aplicación de pago para pagarles directamente a tus amigos o dividir una cuenta de restaurante se ha vuelto cada vez más popular entre las generaciones más jóvenes en particular, las aplicaciones de conversión de persona a persona, P2P, que usa PayPal para pagar servicios y Venmo para pagar en tiendas, cada vez son más normales y su uso se ha extendido en lugares como Venezuela y Taiwán donde el papel moneda escasea.

«La única vez en el último año que saqué dinero en efectivo fue para el puesto en la universidad y pagarle a mi manicurista», comenta Niki Hesford, quien dirige su propia compañía de apoyo de mercadotecnia para pequeñas empresas, «si voy a comer con amigos, no me molestaré con dos, tres o cuatro cuentas», explica, «una persona pagará con una tarjeta y la otra se transferirá a través de una aplicación, se necesitan segundos en lugar de minutos o horas para preocuparse por quién debe qué».

Estas aplicaciones P2P, como Venmo, Zelle, Apple Pay, Facebook Messenger, WeChat Pay y Square Cash, propiedad de PayPal, le permiten pagar a alguien en segundos porque están conectadas a su cuenta bancaria, tarjeta de crédito o tarjeta de débito y están demostrando ser populares entre los jóvenes que desean una forma conveniente y sin efectivo de devolver a sus amigos los cafés, comida para llevar o deliverys, pero también se utilizan para pagos más grandes, aplicaciones de pago P2P eliminan la necesidad de cargar efectivo o varias tarjetas de pago al liquidar la factura y están creciendo rápido.

Zelle, una de las aplicaciones de pago más populares de EE.UU., respaldada por 150 bancos, se lanzó en junio de 2017, pero ya ha procesado más de 320 millones de transacciones valuadas en 94 mil millones de dólares, un informe reciente de la investigación de mercado de Zion sugirió que, en general, se espera que el mercado mundial de billeteras móviles alcance los 3 mil millones en 2022, frente a casi 600 millones en 2016.

Neeraj Vig, de 33 años, dice que usar una aplicación de pago P2P es más conveniente y elimina la incomodidad de tener que recordarle a su compañero de piso cada mes que pague el alquiler, «en lugar de perseguir a mi compañero de piso cuando lleguen las facturas, solicitare el dinero a través de una aplicación llamada Billbutler», comenta «una vez que me lo transfiera, pagaré la factura de inmediato».

Aplicaciones P2P.
Los expertos aconsejan a los usuarios que no envíen dinero a desconocidos, ya que las aplicaciones de pago P2P generalmente están diseñadas para facilitar los pagos entre amigos y no hay protección del comprador o del vendedor en caso de terceros.

Las aplicaciones P2P, son fáciles, versátiles, pero no tan seguras

Esas aplicaciones, junto con las tarjetas de pago sin contacto y los teléfonos inteligentes, están haciendo que el efectivo sea redundante rápidamente, por lo que «ya no es necesario perder el tiempo tratando de encontrar un cajero automático o largas colas en un banco, o manipular códigos de clasificación y números de cuentas bancarias largas para transferir dinero», explica Alison Sagar, directora de consumo y marketing de PayPal.

Rachna Ahlawat dice que los consumidores desean la comodidad de los pagos instantáneos en estos días, no es cuestión sólo de los millennials, “todo lo que necesita es un número de teléfono móvil o una dirección de correo electrónico, y en unos pocos toques puede enviar dinero, al igual que un mensaje de texto», Ahlawat, cofundadora de Ondot Systems, una plataforma de servicios de pago, percibe un marcado cambio en el comportamiento del consumidor.

«Queremos que las transacciones sucedan en un instante y con el clic de un botón», explica «los consumidores no solo quieren operar en tiempo real, sino que también buscan tecnología que les permita desempeñar un papel más activo en la forma en que controlan sus pagos, y están encontrando nuevas formas de administrar sus vidas financieras».

Y aunque existe la preocupación de que la seguridad y la privacidad se sacrifiquen en el altar de la conveniencia, Venmo, por ejemplo, siempre ha tenido un elemento de redes sociales en la aplicación, mediante el cual los usuarios pueden incluir emojis y otros comentarios cuando envían dinero de ida y vuelta a amigos, según Venmo, el emoji de pizza se usa cada 20 segundos.

Pero a menos que haya restringido su configuración de privacidad, esto significa que completos extraños podrían ver sus hábitos de gasto, incluido el dinero que se gasta en medicamentos, bebida e incluso strippers, algunas personas incluso afirman haber descubierto la infidelidad de un compañero a través de la aplicación.

Dichos detalles personales también son oro para los piratas informáticos que desean hacer que los correos electrónicos falsos parezcan provenir de personas reales de su organización, con el objetivo de persuadirlo para que proporcione información de seguridad o incluso realice pagos que no debería, aunque Venmo defiende su enfoque.

«Nuestros usuarios nos confían su dinero e información personal, y tomamos muy en serio esta responsabilidad y las leyes de privacidad», afirma un portavoz, «usamos el cifrado para proteger la información de la cuenta de nuestros usuarios y monitorear la actividad de su cuenta para ayudar a identificar transacciones no autorizadas, además, un usuario puede limitar la visibilidad de los pagos actualizando la configuración de privacidad de un pago incluso después de que lo haya enviado».

Monzo, que lanzó un servicio de pago P2P en 2016, ahora permite a los usuarios enviar dinero a otras cuentas bancarias fuera de la red, con seguridad es alta, afirma el banco, con los códigos PIN y las huellas dactilares utilizadas para la autenticación, se requieren procedimientos de autenticación más complicados para sumas más grandes, dice el banco.

Pero Pedro Fortuna, cofundador y director de tecnología de Jscrambler, una compañía de seguridad de aplicaciones, advierte que la naturaleza de estas aplicaciones que se ubican entre el usuario y el banco las hace potencialmente vulnerables a los piratas informáticos, «desde el momento en que se implementan las aplicaciones de banca electrónica en el dispositivo móvil o el navegador del usuario, las organizaciones pierden visibilidad y controlan cómo se presentan estas aplicaciones y cómo se está ejecutando su código».

«Las inyecciones de malware y los ataques de ingeniería inversa pueden ser utilizados por los piratas informáticos para comprender el código de la aplicación y engañarlo silenciosamente, pasando desapercibido por las medidas de seguridad típicas», Sean Devaney, director de estrategia de banca y finanzas de la firma de TI CGI, cree que los usuarios de las aplicaciones de pago P2P deben asumir la responsabilidad de su propia privacidad y seguridad de datos.

«Aunque existe una regulación significativa que protege los datos de los usuarios, esta protección es tan buena como la capacidad del proveedor de la aplicación para implementarla», argumenta, «con el creciente número de aplicaciones que requieren alguna forma de autenticación, es muy tentador reutilizar las contraseñas en múltiples servicios. Esto aumenta el riesgo de piratería de datos».

Fuente
Andro4all

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: