AsiaCiencia y SaludCorrupciónCuriosidadesEconomiaGenteInternacionalesMedio AmbientePolíticaSucesos

Los 9 magníficos, Fhatima Babu (X).

Una vida luchando contra una fundición de cobre tóxica en la India.

A los 24 años, Fhatima Babu luchó para galvanizar a los ciudadanos de Tuticorin en el estado de Tamil Nadu, al sur de la India, contra la amenaza tóxica planteada por la fundición Sterlite Copper, a menudo trabajando sin agradecimiento y, a veces sola, presentó demandas, organizó talleres y dio entrevistas para crear conciencia, la profesora de inglés convertida en activista esperaba que la gente eventualmente se uniera a la causa, pero nunca en sus sueños más locos se imaginó qué tan rápido podría cambiar la opinión o qué tan violentamente responderían las autoridades.

El 22 de mayo de este año, una multitud de aproximadamente 20 mil personas, salieron a las calles para oponerse a los planes de duplicar el tamaño de la planta, lo que la convertiría en la segunda fundición de cobre más grande del mundo, las cifras desbordaron por completo a la policía, que respondió primero con gases lacrimógenos y luego rondas de disparos, fue la protesta medioambiental más mortífera del mundo en lo que va de año, con 13 personas muertas y decenas de heridos.

Las autoridades dicen que los manifestantes arrojaron piedras y quemaron vehículos a la policía, Babu dice que su respuesta fue más allá de la fuerza razonable, «no fue disparar para dispersar a una multitud. No fue gas lacrimógeno ni balas de goma. Los disparos no se dispararon por encima de las cabezas de las personas o debajo de las rodillas. Fueron despedidos directamente a la multitud», afirma, «creo que querían sofocar las protestas contra Sterlite y otros proyectos. Querían darnos una lección, pues si levantas la voz, esto es lo que obtienes», por este medio, la campaña que Fhatima Babu, ha encabezó y liderado contra la fundición de cobre tóxica en Tamil Nadu llamada Sterlite Tuticorin durante los últimos 24 años, ha dado frutos, pero el costo de la victoria fue demasiado alto.

Babu había intentado la moderación al mantener conversaciones con el gobierno local, «no teníamos planes de violencia y sabíamos que las mujeres y los niños vendrían», aseveró, «cuando escuchamos que se movilizaban miles de policías, temimos que hubiera cargos de porras, por lo que aconsejamos a las mujeres que usen algo más que saris, lo que dificulta su funcionamiento».

Las autoridades han lanzado una investigación sobre los asesinatos y Sterlite se ha distanciado de las acciones policiales y ha expresado pesar por las muertes, por su parte el gobierno de Tamil Nadu ha cerrado la fundición, pero a pesar de hacer campaña contra la planta desde que se colocó su primera piedra en 1994, Babu no está de humor para celebrar la victoria, pues el costo, en términos de vidas humanas, era demasiado alto y la experiencia pasada sugiere que el cierre puede ser temporal.

Fhatima Babu.
Babu, “el ministerio de medio ambiente y bosques otorgó la autorización ambiental al complejo de fundición de cobre de 1 mil 200 toneladas por día de Sterlite, sin consulta pública”.

Pese a las protestas en Tuticorin, el tribunal superior de Madrás mantiene la expansión de la planta

Pero se siente aliviada de que, al menos por ahora, pueda haber una reducción de los riesgos para la salud, en Pandarampatty, un pueblo no muy lejos de la planta, los residentes informan que 200 personas han sido diagnosticadas con cáncer desde 1996, Babu también dice que ha habido más casos de enfermedades respiratorias, pero Sterlite, una subsidiaria del conglomerado Vedanta Resources, lo negó previamente y dijo que las tasas de cáncer son más bajas que el promedio en India y que sus instalaciones han cumplido con todas las pautas ambientales, pero cuando se cortó la electricidad luego del cierre, los gerentes dijeron que la planta sufrió una severa fuga de ácido sulfúrico con serias consecuencias ambientales.

Según el sitio web de Sterlite, la fundición existente tiene una capacidad de 400 mil toneladas de cobre por año, además, tiene una planta e instalaciones de carbón para producir 1,2 millones de toneladas anuales de ácido sulfúrico y más de 220 mil toneladas métricas de ácido fosfórico, tras el cierre, muchos de estos productos químicos han sido enviados lejos, Babu espera que el cierre también alivie la presión sobre ella, «he pasado por tiempos difíciles. La compañía siempre me ha distinguido como el enemigo y esa es una posición peligrosa en la que estar».

Según la activista, sus oponentes han tratado de difamar su reputación, dividir a su familia y usar su religión cristiana para rechazar a creyentes de otras religiones, «nos tildan de antisociales o anti india, o afirman que es porque soy cristiana, pero también hay hindúes y musulmanes en esta lucha. Somos patrióticos. Queremos ahorrar los recursos de nuestro país», expresa.

Fhatima Babu.
La fundición de cobre Tuticorin está cerrada, pero Babu teme que esta medida sea temporal y que pronto vuelva a estar operativa.

Ahora, con 65 años, dice que es demasiado mayor para preocuparse por los riesgos para su vida, pero está indignada por la campaña de desprestigio contra ella y otros activistas medioambientales, «algo está sucediendo en el mundo, los activistas están siendo tildados de terroristas, pero no estamos en contra del país, somos muy patriotas y es por eso que estaban haciendo esto, no queremos que nuestro país se agote con fines de lucro», expone, «este fenómeno de destruir personas y el planeta con fines de lucro no solo está sucediendo en la India, está sucediendo en todo el mundo, por lo que necesitamos unirnos en función de las generaciones futuras”.

“Necesitamos ser fuertes y valientes y aferrarnos a nuestros valores», pues esta lucha no ha acabado y aún queda mucho por defender, la planta tarde o temprano, será reabierta y la expansión se llevará a cabo, destruyendo miles de hogares y contaminando todo a su paso, pero así son las cosas y sólo se puede luchar, seguramente hay alguien escuchando en alguna parte.

Fuente
Dtnext

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: