Ciencia y SaludCuriosidadesInternacionalesTecnologia

La luna pudo albergar vida en algún momento

Una pareja de astrobiólogos de Reino Unido y Alemania afirma que la Luna pudo haber soportado vida hace millones de años

Los científicos señalan que las condiciones en el satélite de la Tierra resultaban propicias para permitir la existencia de organismos vivos simples después que la Luna se formara como resultado de un gran impacto hace 4 mil millones de años, puede, por lo tanto, que no necesitemos viajar lejos de nuestro planeta natal para encontrar un lugar en nuestro sistema solar que alguna vez haya podido soportar la vida.

Hace mucho tiempo, la luna de la Tierra pudo haber tenido condiciones en las que podría surgir la vida, según un estudio publicado el lunes en la revista Astrobiology, de hecho, tales condiciones podrían haber surgido en la luna durante dos períodos diferentes, cada una de decenas de millones de años, sugiere el estudio. Los autores no dicen que la vida haya existido alguna vez en la luna, sino que las condiciones que hacen posible la vida tal como la conocemos parecen haber existido hace miles de millones de años.

Cuando buscamos signos de vida en otros planetas y lunas, las pistas que pueden indicar un clima propicio para la vida incluyen agua líquida, una atmósfera que ayudaría a mantener el agua estable en la superficie, un campo magnético que ofrece protección contra la radiación solar y cósmica, y compuestos orgánicos que podrían formar los bloques de construcción de la vida.

Luna Habitable.
La luna era habitable en algún momento, afirma Schulze-Makuch, «Pudo haber microbios que prosperasen en charcos de agua en la luna hasta que la superficie se volviera seca y muerta».

Al menos en dos períodos la luna pudo ser habitable y con atmósfera

Según los autores del estudio, al menos algunas de esas condiciones clave podrían haber existido simultáneamente en la luna, «Si el agua líquida y una atmósfera significativa estuvieron presentes en la luna temprana durante largos períodos de tiempo, creemos que la superficie lunar habría sido al menos transitoriamente habitable», Dirk Schulze-Makuch, astrobiólogo de la universidad estatal de Washington y coautor del estudio.

Pero los astronautas y los exploradores nunca encontraron ninguna evidencia de vida en la luna, e incluso si alguna vez existió material orgánico en el satélite de nuestro planeta, no sabemos si queda alguna huella, pues la luna probablemente se formó cuando un gran objeto planetario colisionó con la proto-Tierra y muchos otros la han estado bombardeando desde entonces.

La idea de que la luna alguna vez pudo haber sido habitable se basa en una serie de descubrimientos, realizados en su mayoría durante la última década, que muestran que la luna no está tan seca como pensábamos, probablemente aún haya hielo de agua en los cráteres polares y depósitos de agua atrapados en el interior de la luna.

Hace miles de millones de años, podría haber habido una buena cantidad de agua líquida en la superficie, dice el nuevo estudio, para entender por qué, se necesita un poco de historia lunar, que en algún momento, cuando nuestro sistema solar se estableció en su distribución actual, hace unos 4 mil 500 millones de años, una proto-Tierra y otro cuerpo planetario probablemente colisionaron y se vaporizaron, según un artículo publicado a principios de este año.

Según esta teoría, la rosca supe calentada de roca y líquido fundido y vapor, denominado sinescencia, se enfrió y dio origen a la luna, después de lo cual la nube de vapor restante se condensó para formar la Tierra, que durante mucho tiempo después de su formación, se mantenían en gran parte fundida, con un océano de magma arrojando gases en su cielo.

Esos gases podrían haber sido suficientes para crear una atmósfera y a medida que el océano fundido terminó de solidificarse, hace alrededor de 4 mil millones de años, también podría haber profundas lagunas de agua líquida en la superficie de la luna, a ese período de tiempo, se le atribuyen la primera luna verde, que fue la primera vez que las condiciones en la Luna pudieron haber sostenido la vida.

La segunda vez fue durante un período de intensa actividad volcánica 500 millones de años más tarde, hace 3 mil 500 millones de años, ese otro período de actividad podría haber creado una atmósfera aún más densa con más agua en la superficie lunar, según explica el estudio, y los cálculos citados en el documento, podría haber habido agua líquida en la superficie durante 70 millones de años durante ese período, especialmente si hubiera un campo magnético que protegiera la luna de los vientos solares.

Durante ambas ventanas de tiempo, la vida ya puede haber existido en la Tierra, aunque todavía no sabemos cómo apareció por primera vez el material orgánico en nuestro planeta, pudiese haber sido entregado a la Tierra por pequeños meteoritos, o la vida podría haber sido el resultado de una transformación química en los respiraderos volcánicos en los océanos de la Tierra. Los científicos aún no saben qué tan comunes son en todo el universo las condiciones que sustentan la existencia de la vida.

A pesar de ello, algunas de las pruebas de vida más antiguas que tenemos en la Tierra provienen de microbios fosilizados conocidos como cianobacterias, de alguna manera, ciertas moléculas precursoras, los bloques de construcción químicos para la vida, se fusionaron para formar materiales orgánicos, que eventualmente evolucionaron a esas cianobacterias, pero no se sabe exactamente cuánto tiempo llevó ese proceso, pero algunos investigadores estimaron que sucedió al menos hace 10 millones de años.

Según esa lógica, la luna tuvo tiempo suficiente para que le ocurriera algo similar, claro, suponiendo que hubiera material orgánico allí, la vida podría haber surgido durante estas dos ventanas, incluso si no había material orgánico en la luna durante esos años, fueron períodos de intensa actividad meteórica, Schulze-Makuch y el coautor Ian Crawford escribieron en el estudio que «se espera que los meteoritos que despegaron de la superficie de la Tierra aterrizarán en la Luna», por lo que entonces esos meteoritos podrían haber traído microorganismos con ellos, que podrían haber sobrevivido al choque sin ser frenados por la atmósfera.

A pesar que la idea de la vida en la luna es intrigante, no sabemos si los factores señalados en el estudio se unieron para permitir la vida en la luna, cualquier esfuerzo para averiguar más implicaría un «programa futuro agresivo de exploración lunar», escribieron los autores del estudio, además, incluso si hubiera evidencia relevante en la Luna, es probable que haya sido destruida por miles de millones de años de radiación cósmica, vientos solares y ataques de meteoritos.

Las futuras misiones a la luna podrían, sin embargo, recoger muestras de las capas de la luna que podrían proporcionar evidencia sobre estos períodos de actividad volcánica. Los exploradores lunares también podrían eventualmente recolectar muestras de los cráteres que aún podrían contener hielo.

Fuente
WSU

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
Translate »
error: