CorrupciónMéxicoSucesos

Enfermero Asesino de Chihuahua es detenido en México

El enfermero traficaba con órganos, puestos de trabajo y asesinó a 5 miembros de una familia

Jorge Alberto Ceballos, ahora conocido como el “enfermero asesino”, trabajaba como auxiliar del instituto mexicano del seguro social, IMSS, y tenía un modesto sueldo que le permitía vivir bien, más sin embargo poseía más de 10 vehículos de lujo y deportivos que tenía fuera de su modesta casa, que estaba rodeada de lujos que nada tenían que ver con el estatus que investía en la institución, donde ostentaba un gran poder inusitado, ahora está vinculado en la venta de órganos, vender plazas al personal y se le ha ligado a varios asesinatos en su localidad.

El enfermero, laboraba en el hospital general Morelos, donde fue arrestado, y sus labores, no eran claves, más bien entre otras cosas, ayudaba a trasladar pacientes entre salas y laboratorios, hacer curaciones menores y a llenar formularios, pero como nada es secreto, en el “Seguro” todo el personal sabía que Jorge tenía importantes conexiones con el sindicato y que por una fuerte cantidad de dinero conseguía puestos de trabajo.

El enfermero asesino, que vivía rodeado de lujos, ganado ilícitamente, por las prebendas que ostentaba, mantenía jugosas ganancias que le permitían sus actividades ilícitas y esta semana se ha sabido, que cuando no pudo cumplirle a sus “clientes” decidió asesinarlos, las autoridades han informado que Ceballos está vinculado por el momento con al menos siete homicidios perpetrados en los últimos meses.

Enfermero Asesino.
Lo que ocurrió con la familia Romero, se desconoce, pero en un video de seguridad se aprecia como un hombre asesinó a los cinco miembros de la familia, y le “perdona” a un pequeño de dos años, ellos habrían pagado a Romero por un riñón.

300 años de pena, podrían imputarle al enfermero asesino

El trabajador fue arrestado por autoridades del estado de Chihuahua tras ser acusado de asesinar a Laura Soto, quien fuera una de sus clientes, hecho ocurrido el pasado 7 de diciembre, Laura recibió un disparo a corta distancia desde un auto en movimiento, cuando esperaba reunirse con el enfermero asesino, luego de que este le hubiese ofrecido un puesto de trabajo a cambio de 80 mil pesos.

También se ha sabido este fin de semana, a través de un vocero del juez del ministerio público que lleva el caso, la implicación en grado de complicidad de la esposa del enfermero asesino, Lizzeth C. S., que habría participado en los crímenes y en la operación de la venta de cargos, que en este momento se encuentra prófuga de la justicia, el juez manifestó que las autoridades están tras la pista del paradero de Juan Alberto, quien se desempañaba como encargado de la bolsa de trabajo en el IMSS, y de quien se ha presumido fuese el encargado de “colocar” a las personas que sobornaban al enfermero asesino.

Por su parte la delegación estatal del IMSS, afirmó este fin de semana que le habría sido revocado el contrato laboral de Jorge Alberto, y a Ceballos, al tiempo que se inició una investigación interna para determinar si hay más personal involucrado en la venta de puestos de trabajo, y acotó que por el momento no se tendrían más detalles, pero que se sancionará a todo aquel que haya participado en hechos delictivos o violentado las normas de la institución.

El portavoz del IMSS afirmó que los puestos son ofertados directamente por el sindicato, y que es este el que define los primeros filtros para la contratación de personal, no es por menos que esta historia es digna de una novela policial, que tiene muchas implicancias en el tráfico de influencias y el uso ilícito de cargos públicos, así como la extorción y el propio tráfico de órganos en las instituciones públicas.

Ceballos, el enfermero asesino, llevaba veinte años en el hospital 58 del IMSS, en la ciudad de Cuauhtémoc, Chihuahua, al norte de México, y en este momento se encuentra en prisión preventiva luego de que la fiscalía estatal presentara «pruebas contundentes» en su contra por el asesinato de Laura María Soto López.

La fiscalía de Chihuahua explicó en un comunicado, que «La víctima y el sujeto se desempeñaban como enfermeros y el imputado le ofreció la recategorización de una plaza a cambio de dinero» y que «Días antes del crimen, Jorge Alberto citó a la mujer al exterior de una guardería, para el pago la supuesta entrega de los documentos para efectuar el trámite. Sin embargo, el individuo no se los proporcionó», reveló el comunicado.

Laura, habría intentado la devolución del dinero, unos 4 mil dólares, y tras no obtener respuesta sobre la gestión «el imputado sólo la intentó convencer de que sí realizarían el negocio» y el «El 7 de diciembre del 2017, el sujeto citó a la víctima al exterior de la misma guardería en la que se habían visto; momentos después de llegar al lugar la mujer recibió varios impactos de arma de fuego calibre 9 milímetros», aseveró la nota de la fiscalía.

De la misma manera, declaró el comunicado, «Jorge Alberto es investigado por su probable participación en otros hechos de la misma índole», ampliaron autoridades de Chihuahua sin dar más detalles, pero se ha informado, por otros antiguos compañeros de trabajo, que Jorge Alberto era una persona agradable, carácter que, según algunos testimonios, utilizaba para generar empatía en sus víctimas.

Según se ve en la investigación, el enfermero sería sospechoso del asesinato de al menos directo, de otra persona, en un caso relacionado con la venta de plazas, y a una familia entera, a quienes habría ofrecido vender un riñón y en la carpeta de investigación 19-2018-15956, de la Policía, se señala a Jorge Alberto Ceballos como presunto homicida de Hazael Díaz, abatido a tiros el 28 de enero de 2018 dentro de su automóvil, luego de que el enfermero presuntamente recibiera 5 mil 300 dólares, para conseguirle un cargo para trabajar en el almacén de un hospital y de los miembros de la familia Romero a causa de la venta de un riñon.

Fuente
CodigoDelicias

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: