AméricaInternacionalesMedio AmbienteSucesos

El Niño ha llegado

Este año como nunca antes ha sucedido, se ha repetido el fenómeno del Niño

Ya es oficial, el aviso del fenómeno del Niño es ahora afirmado y ya es patente su afectación alrededor del mundo, después de varios meses bajo el péndulo, balanceándose en el borde del Niño, el centro de predicción de clima, CPC, de la NOAA ha finalmente apretó el gatillo.

El fenómeno climático puede mejorar ya mismo patrón tempestuoso en varios países del pacífico, lo que es incluso más peligroso que los patrones de calentamiento de los que ya hemos sido testigos durante el pasado año.

La oscilación meridional del Niño es un ciclo natural que calienta y enfría las temperaturas del océano Pacífico ecuatorial normal, la fase del Niño es un calentamiento del eje central y a veces de las temperaturas superficiales del mar ecuatorial oriental, que ocurre cada pocos años en promedio.

La decisión sobre que ya sea haya oficializado o no se basa en una variedad de criterios técnicos diferentes, pero el CPC determinó que desde ayer se cumplen todos los criterios, «basado en la presencia de temperaturas superficiales del mar por encima del promedio en la mayor parte del océano Pacífico ecuatorial y los cambios correspondientes en la circulación atmosférica sobrepuesta».

El Dr. Anthony Barnston del instituto de investigación internacional del clima y la sociedad, de la universidad de Columbia que es un experto en el Niño y es quien se encarga de elaborar el pronóstico, indica que, en los últimos días, los cambios correspondientes en la atmósfera sobrepuesta, es lo que indicado la llegada nuevamente del fenómeno.

El Niño 2019.
Debido a la fuerza débil no se prevén impactos globales generalizados o significativos, sin embargo, los impactos asociados a menudo con el Niño pueden ocurrir en algunos lugares durante los próximos meses.

El Niño llegó por segunda vez en dos años

Barnston, explica que, «las temperaturas del océano han sido lo suficientemente calientes en las regiones ecuatoriales del Pacífico durante meses, pero hasta hace poco no teníamos suficiente interacción océano-atmósfera, pero ahora la tenemos».

¿Por lo tanto, se hace para un patrón tempestuoso los Estados Unidos? El Dr. Andrew Robertson, también de IRI, es prudente, diciendo que gran parte de la reciente tormenta en el oeste «parece no ser El Niño relacionado.»

Robertson afirma que la mayor parte del tiempo conecta un vigoroso chorro cayendo al sur a lo largo de la costa del Pacífico «este es el manejo de aire frío de tormentas hacia el sur, por lo tanto la inusual nieve en Seattle», hasta este punto lo que hemos visto «es casi el reverso del patrón del Niño típico de un canal sobre las tormentas del Pacífico y Pinapple Express en California».

Pero el aspecto del Pinapple Express, una corriente en chorro que comienza cerca de las islas hawaianas, que llega a California ahora puede marcar un cambio sutil en el patrón, una con más de los impactos del Niño.

Este débil Niño, se espera que continúe unos meses más, aunque Barnston indica que puede tienen un limitado impacto sobre el tiempo en cómo se termina el invierno para el hemisferio norte, aunque aún dejará mucha sequía en las costas atlánticas de américa.

El típico Niños tienden a ser más húmedo de lo normal en la costa del pacífico y hacia el sur y el este a través del continente, así que las próximas semanas se verán mayores tormentas en esas áreas.

Teniendo en cuenta el terreno ya saturado las mayores precipitaciones probablemente significaría más inundaciones de zonas costeras, «será interesante ver cómo evolucionan las cosas,», señala Robertson.

Fuente
CPCNWSOC

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: