BancaCriptodivisasCuriosidadesEconomiaGenteInternacionalesPolíticaTecnologia

El blockchain ha cumplido 10 años

Ha llegado el cripto comercio y la cadena de bloques a tener la altura de sí misma

Para los que aún no lo saben el blockchain y e Bitcoin son un protocolo y red P2P, peer-to-peer o entre pares, para operar sin una autoridad central, que se utiliza como criptomoneda, sistema de pago​ y mercancía, ​ su unidad de cuenta nativa o criptomoneda se denomina bitcoin, esas unidades son las que sirven para contabilizar y transferir valor por lo que se clasifican como moneda digital.

Creada en 2008, por ¿alguien?, de que, hasta el momento, se desconoce la identidad última de su creador o creadores, que, apareciendo sólo con el seudónimo de Satoshi Nakamoto, ni siquiera se conoce el origen de estos; la idea se sustenta en la tecnología de blockchain o cadena de bloques, difícilmente falsificable y semejante a un gran libro contable, público y distribuido, en el que queda reflejado el histórico de todas las transacciones.

Pero estos son los datos más oficiales, los de Wikipedia, que tratan de desentramar, lo que aún para cientos de mortales equivale a una lobotomía, lo que sí está claro es que el Bitcoin se caracteriza por ser descentralizado, es decir, no está respaldado por ningún gobierno o banco central​ y carece de seguridad jurídica, al menos hasta la llegada de las criptomonedas estadales, como el Petro de Venezuela o sus equivalentes de China, India y Rusia.

Las criptomonedas utilizan un sistema de prueba de trabajo para impedir el doble gasto lo que es lo mismo, que un mismo bitcoin sea utilizado varias veces y alcanzar el consenso entre todos los nodos que integran la red intercambiando información sobre una red no confiable y potencialmente comprometida.

Las transacciones no necesitan de intermediarios y el protocolo es código abierto y a medida que nos acercamos al décimo aniversario de Bitcoin, preguntamos si el blockchain, la tecnología que sustenta la criptomoneda, está cumpliendo su promesa, o si una tecnología aún está buscando una mejor razón para existir.

Ha habido algunas afirmaciones muy grandiosas sobre blockchain, pero mucho aún comentan que podría ayudar a resolver el problema de la frontera irlandesa que actualmente está agobiando las negociaciones sobre el Brexit, o permitir que las personas encuentren amor, o incluso acaben con la pobreza mundial.

Un aluvión diario de comunicados de prensa afirma que el blockchain «revolucionará» el negocio y el comercio internacional y hay hasta los que predicen que ya lo está haciendo, pero ¿cuál es la realidad?, hay que, por o tanto, empezar con lo básico, algo que nos muestra luz a este entramado, que pocos entienden.

Blockchain.
Según Max Keiser de Kaiser Report, «El documento técnico de Satoshi describe a Bitcoin como un sistema para la transmisión de efectivo digital, lo que hace que la mayoría de las investigaciones se conviertan en un camino sesgado porque lo están considerando en un solo caso de uso: el caso de uso de los pagos».

¿Qué es blockchain?

En su corazón, el blockchain es un concepto relativamente sencillo, es un libro de bloques de información, como transacciones o acuerdos, que se almacenan en una red de computadoras, dicha información se almacena cronológicamente, puede ser vista por una comunidad de usuarios y, por lo general, no es administrada por una autoridad central, como un banco o un gobierno, ya que una vez publicada, la información en un bloque determinado no se puede cambiar.

Si la gente trata de manipular esa información, se vuelve obvio, este es un concepto poderoso y hace diez años, el blockchain se combinó con otras tecnologías para crear criptomonedas, y la primera criptomoneda basada en blockchain fue el Bitcoin.

David Gerard, autor de Attack of the 50 Foot Blockchain, atribuye la exageración a la fiebre del oro de la criptomoneda que ha visto miles de millones de dólares en los cientos de monedas digitales que ahora hay en el mercado, «la razón por la que la gente siguió esto es por la promesa de que puedes hacerte rico de forma gratuita y es una promesa muy poderosa», afirma, “es por eso que tenemos la minería de Bitcoin desperdiciando la electricidad de todo un país».

Los vendedores de tecnología y los consultores han avivado las llamas, tratando de sacar provecho de la manía, cree Gerard, «son frijoles mágicos», afirma, «pero resulta que la magia no sucede, todas las personas que venden ponis mágicos y unicornios voladores, y que escriben en detalle sobre las medidas de las plumas de las alas, están ignorando que los unicornios no existen».

El instituto nacional de estándares y tecnología, NIST de EE.UU., advirtió en un artículo reciente que: «Hay un gran despliegue en torno al uso de la tecnología blockchain, aunque la tecnología no se comprende bien… No es mágica; no resolverá todos los problemas y al igual que con todas las nuevas tecnologías, existe la tendencia a querer aplicarlo a todos los sectores en todas las formas imaginables».

El analista de Gartner Inc. una empresa consultora y de investigación de las tecnologías de la información con sede en Stamford, Connecticut, Rajesh Kandaswamy, dice que, aunque los especuladores en su mayoría consideran al blockchain como «un mecanismo para ganar dinero, eso no invalida la tecnología», pues la posibilidad de que dos partes interactúen sin un intermediario es un «concepto fascinante», ya que la tecnología blockchain podría cambiar la forma en que hacemos negocios.

Los contratos inteligentes o acuerdos de ejecución automática entre compradores y vendedores registrados en una cadena de bloques, son «realmente poderosos», afirma, al igual que la idea de una identidad digital descentralizada, o que significaría que, en lugar de almacenar datos personales en una empresa como Facebook o Instagram, los usuarios podrían almacenar sus datos cifrados a través de una red.

Por lo que, «hay tantas posibilidades infinitas de uso y aún no hemos arañado la superficie», agrega Kandaswamy, y aunque pocas firmas han abrazado completamente el blockchain, según expuso la consultora Capgemini, en una encuesta reciente de empresas, que buscan utilizar la tecnología, el 3% tenía uso a gran escala, el 10% lo estaba piloteando, mientras que el 87% solo había realizado pruebas de concepto de blockchain.

Quizás la empresa de inicio más conocida que lo utiliza es Ripple, el sistema de liquidación de pagos y el cambio de moneda que se ha hecho popular entre las instituciones financieras de todo el mundo, incluidos Bank of América y el grupo español Santander, aunque hay mucho interés entre las compañías más grandes.

El protocolo de Bitcoin no es sólo una manera de enviar dinero de A a B. Tiene muchas más funciones y abre la puerta a posibilidades que la comunidad todavía está analizando. Aquí le mostramos algunas de las tecnologías que se están investigando actualmente y que en algunos casos se han convertido en productos y servicios reales. Seguramente los usos más interesantes de Bitcoin todavía están por descubrir.

Fuente
CoinTelegraph

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: