AméricaCorrupciónInternacionalesMedio AmbientePolíticaSucesos

El Amazonas está indignado por el infortunado Salles

Las palabras de Ricardo Salles han roto el corazón de la selva

Grupos ambientalistas brasileños, habitantes de la amazonia, colectivos indígenas y la comunidad internacional, han señalado al ministro para el medio ambiente de Jair Bolsonaro, Ricardo Salles, luego de que éste, tildara al líder defensor de selva amazónica Chico Mendes como «irrelevante».

«No conozco a Chico Mendes», afirmó el ministro para el medio ambiente de Brasil, Ricardo Salles, a los periodistas en un programa de entrevista esta semana, cuando se le preguntó acerca del famoso cauchero brasileño, dirigente sindical y ambientalista asesinado en 1988.

Salles supervisa al Instituto Chico Mendes, que maneja todo lo concerniente con el derecho ambiental y supervisa las áreas de conservación protegidas de Brasil.

El presidente extra derechista, Jair Bolsonaro ya restó importancia a las preocupaciones ambientales durante su campaña presidencial de 2018, e incluso, amenazando con salir del acuerdo de París sobre el cambio climático y promoviendo el desarrollo económico y más minas en la selva amazónica.

El ministro de Bolsonaro afirmó a los entrevistadores del canal de televisión Roda Viva que escucha cosas contradictorias acerca de la vida de Mendes, diciendo que los ambientalistas elogian su trabajo mientras que los agricultores locales afirman que «utilizó a los caucheros para avanzar en sus propios intereses».

El novel ministro de ambiente confirmó que viaja a la Amazonia por primera vez el martes, pero su oficina de prensa no quiso, ni pudo aclarar inmediatamente si era su primera visita como ministro o su primer viaje a la región del Amazonas.

Ricardo Salles.
Francisco Alves Mendes Hijo, mejor conocido como Chico Mendes, es considerado mundialmente como una de las mayores referencias de la causa ambientalista, y fue asesinado el 22 de diciembre de 1988, por su constante lucha en defensa de la Amazonía brasileña, a manos de la mafia del caucho para robar tierras.

Selles no sólo no conoce a Mendes, sino que le resta importancia

«Es irrelevante. ¿Qué diferencia hace en este momento Chico Mendes?» expresó Salles y sus comentarios alimentaron la crítica a la postura de la administración Bolsonaro, que los ecologistas dicen que es demasiado favorable para los negocios y sus intereses.

Marina Silva, la ex ministra de medio ambiente que comenzó y lucho junto a el adolescente Chico Mendes en el estado de Acre, afirmó que Salles fue «mal informado» sobre el papel del activista, «a pesar de la ignorancia de Salles, ¡la lucha de Chico vive!» escribió en Twitter.

Salles también reconoció que algunos defectos de la regulación puedan haber llevado a la ruptura de una presa de residuos mineros, propiedad de Vale S.A., que lanzó una ola de lodo, matando a por lo menos 165 personas y devastando el río Paraobepa.

La minera Vale S.A., es la extractora más grande del mundo de mineral de hierro, y desde el pasado año sabía que la presa tenía un riesgo aumentado de ruptura, según un documento interno, visto por Reuters este lunes.

En el año 2015, un fallo similar de un tranque de relaves cerca de una mina de propiedad de Vale, también en el estado de Minas Gerais, mató a 19 personas y dañó el río Doce.

El ministro Salles informó que había sido desperdicio de recursos técnicos y financieros en licencias y supervisión para todo tipo de proyectos y se comprometió a introducir cambios en las políticas para abordar el problema.

Defendió un sistema por el que las licencias ambientales para proyectos de menor complejidad se publican más rápido, diciendo que creía que esto liberaría recursos para supervisar proyectos de mayor complejidad, incluyendo presas de relaves.

Fuente
NotiamericaMarinaSilvaLulaDaSilva

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: