InternacionalesMedio AmbienteSucesos

Colombia trabaja a todo vapor para salvar la presa Ituango

La fuerza del río Cauca ha erosionado la pared de la central hidroeléctrica que ya ha sufrido tres derrumbes

La fuerte y constante crecida de río Cauca ha deteriorado la pared principal de la central hidroeléctrica de Ituango y ha puesto en jaque la estabilidad de la construcción que en la última semana ya ha registrado tres derrumbes por lo que los ingenieros han denominado «una condición geológica imprevisible», la presa se encuentra en el noroeste colombiano y de llegar a romperse sería una catástrofe humana y financiera para el país cafetero.

Luego de los derrumbes, que desde el 28 de abril sellaron un túnel de Hidroituango y presionaron a los ingenieros a anegar la semana pasada la casa de máquinas, se ha sumado la aparición de un torrente en la galería auxiliar que está socavando la base de la presa.


Presa Ituango.
Ya se ha tomado la precaución de evacuar una 2 mil personas en Puerto Valdivia, para evitar una catástrofe humana.

El derrumbe de la presa sería un desastre humano y financiero incalculable

En lo que se ha apreciado como «una condición geológica imprevisible», el aumento repentino del caudal del río Cauca está menoscabando la pared principal de la presa y ha producido inestabilidad en la construcción, se ha emplazado, por lo menos unos 11.000 trabajadores que en este momento están tratando de apuntalar la instalación de la central hidroeléctrica de Ituango, pero hora tras hora, amenaza con un inminente derrumbe, lo que causaría un verdadero desastre en el noreste colombiano.


Jorge Londoño de la Cuesta, gerente general de la compañía Empresas Públicas de Medellín, EPM, ha manifestado que «es una situación indeseable y compleja; no es bueno que esté pasando. El agua que está golpeando la base podría ir erosionando y posiblemente desestabilizando la infraestructura de la presa», ha informado el ingeniero de EPM que se encarga de regentar la obra.

Como medida de emergencia, EPM y todas las empresas involucradas en la construcción de la central hidroeléctrica, que por el momento está costando mas de 138 millones de dólares, sólo por la pérdida de la casa de máquinas, han apostado a más de 11 mil trabajadores las 24 horas del día para finalizar la construcción de la estructura, que pudiese evitar el inminente colapso.


A todo esto se tiene que agregar la nefasta posibilidad de el colapso de la presa, produciría la inundación de los municipios Valdivia, Tarazá, Cáceres, Caucasia, Nechí e Ituango, entro otros más, así lo ha pronosticado Federico Gutiérrez, alcalde de Medellín, quien también ha expresado que todas la herramientas que tiene el municipio están dirigidos a «mitigar los riesgos» y tratar de evitar el colapso para evitar la catástrofe.

Fuente
EFE

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: