AméricaAsiaEE.UU.EuropaInternacionalesPolíticaSucesos

Abandonar el tratado INF en una jugada peligrosa para el mundo

Rusia advierte al gobierno norteamericano, que abandonar el tratado es un paso peligroso

El viceministro de relaciones exteriores insiste en que Moscú ha observado estrictamente el tratado de misiles firmado en 1987, otros altos funcionarios rusos han arremetido contra los Estados Unidos luego de que Donald Trump anunció su intención de retirarse de un tratado de control de armas, que dio por terminada la guerra fría y que ha mantenido la paz, este es un movimiento muy peligroso realizado por los norteamericanos e indica su predisposición a generar un conflicto bélico a cualquier costo.

El tratado de fuerzas nucleares de rango intermedio o INF, firmado en 1987 por Ronald Reagan y Mijaíl Gorbachov​, históricamente ha mantenido los misiles nucleares fuera de Europa y ha mantenido la paz desde entonces, pero desde la pasada semana, el presidente Trump, infundadamente acusó a Rusia de violar el tratado y advirtió a los reporteros el sábado que Estados Unidos «tendría que desarrollar armas» en respuesta.

La decisión ha provocado enojo en Rusia, donde los funcionarios niegan haber desplegado ningún misil de corto o mediano alcance; Rusia ha pedido explicaciones al asesor de seguridad nacional estadounidense, John Bolton, luego de que medios informaran el viernes que estaba detrás del impulso de retirarse de la INF, y el domingo, el viceministro de relaciones exteriores ruso, Sergey Ryabkov, describió el anuncio de Trump como un «paso muy peligroso» y «un chantaje para obtener a la fuerza ciertas concesiones en varias áreas».

«En contraste con otros colegas de Estados Unidos, nos damos cuenta de lo serio que es el asunto y de la importancia de la persistencia y la estabilidad estratégica, y nuevamente hacemos un llamado a todas aquellas personas que establecieron el tono en Washington para mostrar un enfoque equilibrado y sobrio», advirtió Ryabkov, el ex líder comunista Mikhail Gorbachev, quien firmó el tratado, también criticó la decisión de la administración Trump, calificandola de un error: La retirada «socavaría todos los esfuerzos realizados por los líderes de la antigua URSS y los EE.UU. para lograr el desarme nuclear».

Romper el Tratado.
La retirada del tratado marcaría una brusca ruptura en la política de control de armas de los EE.UU., y ya enfrentaría una oposición dentro del departamento de estado, el Pentágono y el Kremlin, el INF se acerca a su fecha límite impuesta por el congreso a principios del próximo año.

Estados Unidos parece buscar desesperadamente motivos para romper el tratado

El tratado en cuestión, prohíbe los misiles terrestres con un rango de 500-5,500 km, apuntando a armas nucleares basadas en el continente europeo en ese momento, concluido por Ronald Reagan y Mikhail Gorbachev en 1987, es uno de los varios tratados de armas históricos para enfrentar la anulación en los últimos años, Bolton también tiene como objetivo el nuevo tratado de reducción de armas estratégica de 2010, que expirará en 2021, los ex funcionarios norteamericanos admitieron haber bloqueado las conversaciones sobre la extensión de ese tratado.

Los legisladores rusos, que tienen una influencia limitada, pero a menudo comparten el punto de vista del Kremlin, y criticaron el anuncio de la administración Trump; Konstantin Kosachyov, jefe del comité de asuntos exteriores del Consejo de la Federación de Rusia, afirmó que Estados Unidos estaba buscando una «superioridad militar unilateral», «Estados Unidos está buscando todas las oportunidades para destruir el sistema de acuerdos sobre el equilibrio global de las fuerzas nucleares que se estableció durante los años de la guerra fría», escribió en su página de Facebook, un centro de información para sus declaraciones políticas.

En los EE.UU., el senador republicano Rand Paul de Kentucky resumió la alarma en todo el espectro político cuando le dijo a Fox News el domingo que sería «un gran, gran error el librarse levemente de este acuerdo histórico»; otro senador republicano, Bob Corker, de Tennessee, explicó que esperaba que la intervención de Trump fuera «solo un movimiento» para lograr un nuevo acuerdo, en la forma en que el presidente amenazó y luego renegoció el acuerdo comercial de TLCAN.

El embajador de Estados Unidos en la OTAN advirtió a Rusia a principios de este mes que, si no detuviera el desarrollo de un nuevo misil de crucero en violación de un tratado entre los países, los EE.UU. «sacarían» el misil, un general estadounidense de alto rango acusó a Rusia de desplegar el misil el año pasado en declaraciones al comité de servicios armados de la cámara de representantes, Rusia ha aumentado las críticas este año sobre la salida de los Estados Unidos de los acuerdos de control de armas, incluida la decisión de la administración Bush en 2001 de dejar el tratado de misiles antibalísticos o ABM, firmado en 1972; Vladimir Putin ha culpado a los Estados Unidos de «crear las condiciones para un nuevo carrera de armamentista».

Fuente
USAToday

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: