ÁfricaAméricaCiencia y SaludCorrupciónCuriosidadesEE.UU.EuropaInternacionalesMedio AmbientePolíticaSucesosSudamérica

Vuelven las advertencias sobre los Chemtrails

Los rastros son en realidad nubes de productos químicos usados por gobiernos con fines nefastos

Si miraste el cielo alguna vez y advertiste unas líneas blancas que se trazan y entrecruzan, similares a las de los conocidos “aviones a chorro” pero que persisten por mucho más tiempo, entonces sabes de qué estamos hablando: de los chemtrails o “estelas químicas”, el común no conoce la procedencia de estos aviones que sobrevuelan y surcan los cielos de Europa y América del Sur a gran altura y sin ningún tipo de identificación, nadie conoce su origen, y si bien hay ciertas hipótesis y teorías de conspiración, estas tampoco se pudieron corroborar con pruebas fehacientes, por lo menos hasta el momento.

Si nunca has oído hablar de chemtrails, no te preocupes, hasta hace algunos años, nadie había oído hablar de ellos, pero si se trata de estar en la tierra de la obsesión con la vida sana, o tal vez estar cerca de un aeropuerto importante, ahora se escucha sobre los chemtrails con bastante frecuencia, y desde que el fenómeno de los chemtrails se presentó en los cielos, a partir de los años 90, se extendió la preocupación de los residentes de las regiones afectadas, sobre todo por el creciente número de pacientes con condiciones neurodegenerativas, particularmente el índice del Alzheimer se ha elevado exponencialmente.

Entonces, ¿qué son los chemtrails?, y ¿deberíamos estar preocupados por sus efectos en nuestra salud?, la respuesta en no y tal vez, estas líneas blanquecinas algodonadas que quedan luego que pasa un avión a gran altura que los fanáticos de las conspiraciones denominan chemtrails, viene de la abreviatura de pistas químicas, y son esos senderos blancos que ves dejar atrás cuando un avión pasa por encima.

Los creyentes en el aspecto químico de los chemtrails dicen que esos rastros son en realidad nubes de sustancias químicas usadas por el gobierno u otra entidad a gran escala para una variedad de propósitos nefastos, desde la modificación del clima hasta el control de la población humana mediante esterilización, incluso para controlar la mente.

El Mito de los Chemtrails.
Los creyentes en chemtrails dicen que esos rastros son en realidad nubes de productos químicos usados por el gobierno con fines nefastos, pero, como dice Carl Sagan, «los reclamos extraordinarios requieren una prueba extraordinaria».

Los Chemtrails pueden ser vapor de agua o un programa gubernamental para el clima

Las teorías generalmente afirman que la salida normal del avión a reacción debería disiparse rápidamente, de modo que cualquier nube que no desaparezca inmediatamente debe estar llena de sustancias adicionales no reveladas y las teorías no son solo un fenómeno basado en los EE.UU., pues casi el 17% de los consultados en una encuesta internacional señaló que la creencia en la existencia de un «programa atmosférico secreto a gran escala» es al menos parcialmente cierta.

Para abordar esta preocupación, un grupo de 77 científicos publicó un informe en la revista Environmental Research Letters, luego de investigar la supuesta evidencia del intento de envenenarnos a través de los chemtrails, los científicos son expertos en ciencia atmosférica, incluidas las contribuciones de los aviones a la atmósfera, así como los procesos atmosféricos, como la rapidez o uniformidad de los productos químicos que caen por el aire al suelo.

De esos 77 científicos, 76 dijeron que no encontraron evidencia de un «programa atmosférico secreto a gran escala», eso es 98.7%, en cambio, descubrieron que «los datos citados como evidencia de dicho programa podrían explicarse a través de otros factores, incluida la física y la química bien entendida asociada con los aviones», en otras palabras, la evidencia apuntaba a que los senderos eran simplemente el resultado normalmente esperado de los aviones que volaban por el aire.

En cuanto a ese científico que no estaba de acuerdo, se afirma que observó que en un lugar remoto, los niveles de bario en la atmósfera eran inusualmente altos en relación con los niveles de bario en el suelo, no se hicieron afirmaciones de que la razón de esos niveles elevados tenía que ser una operación química a gran escala, pero dado que ese científico no estaba convencido de una razón clara para que el bario fuera más alto en la atmósfera allí, dejaron abierta la posibilidad.

Los medios afirman que nadie está intentando envenenarte y no hay ningún plan secreto para controlar el clima, ni algún gobierno rocía a la población con productos químicos para controlar su mente, esos rastros blancos que aparecen en el cielo no son, ni de lejos, fruto de una conspiración a nivel planetario, por más que te hayan intentado hacer creer lo contrario.

Los conocidos como chemtrails no son más que estelas de condensación: un inofensivo rastro que dejan los aviones tras su paso por el cielo, se trata unas huellas de vapor de agua condensada que se producen como consecuencia del cambio de temperatura que sufren los gases desprendidos por los motores de las aeronaves, pero supuestamente, nada de peligroso, tóxico o fruto de un complot contra la humanidad, así lo explica la American Chemical Society en un reciente video publicado en su canal de divulgación.

Algunos escépticos simplemente piensan que es una nueva tecnología que utilizan estos aviones y otros más optimistas consideran que usan el aluminio para dispersarlo en la atmósfera con el fin de crear una supuesta “capa” que atenúe los efectos del calentamiento global, por otro lado, hay teorías que asocian estos aviones a proyectos relacionados con la modificación del clima, pero la verdad es que a ciencia cierta nadie sabe quién los envía y qué propósitos ulteriores esconden.

Aunque parezca parte de un mito o una “leyenda urbana” y no se encuentre en los grandes medios de comunicación, si uno busca información en internet, probablemente encontrará muchos foros, blogs y medios independientes que tratan este fenómeno que aún se sigue presenciando en los cielos.

La verdad es que con respecto a estos aviones hay más preguntas que certezas, desde el año 2012 se exigieron respuestas a través de diversas manifestaciones en distintas partes del mundo y los interesados llamaron a organismos oficiales, pero solo recibieron evasivas, hace más de 20 años, cuando el cielo era más azul, no se veían estos chemtrails sobrevolando, pero ¿has visto últimamente estas estelas en el cielo?, y ¿Te preguntaste alguna vez qué están haciendo y qué están arrojando?.

«La teoría de la conspiración de las estelas químicas tiene mucho que ver con el origen y el crecimiento de Internet, donde aún se pueden encontrar varios sitios web en los que se promueve este tipo de pseudociencia», explicó el coautor del estudio Steven Davis tras la publicación de los resultados.

Sobre las contundentes conclusiones alcanzadas, Davis comentó: «No creemos que vayamos a influir en las creencias de los partidarios incondicionales de la teoría de conspiración de las estelas químicas, pero aun así pensamos que es importante dejar constancia de hechos científicos fundamentales para refutar las afirmaciones de que el gobierno está diseminando deliberadamente químicos dañinos desde los aviones».

Lo que en realidad deja bastante en la mente, pues cada vez que algún gobierno quiere ocultar algo, desmiente o tilda de exageradas algunas conclusiones o simplemente no da cobertura a ninguna investigación seria, por lo que hasta que no se compruebe fehacientemente lo contrario, nunca sabremos de que se trata.

Fuente
QuickAndDirtyTips

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: