AméricaCuriosidadesEconomiaGenteMéxico

Un café con muchísima experiencia

En México hay un café dirigido completamente por personas mayores

Un sentimiento reconfortante sobre las cafeterías de franquicia es su relativa similitud, no importa la ciudad, el país o incluso el continente, es probable que haya un joven detrás del mostrador, sin embargo, en un café en particular en la ciudad de México, esa sensación de familiaridad desaparecerá instantáneamente, pues en este lugar en particular, cada trabajador y reitero, cajeros, baristas, gerentes, tiene 60 años o más.

A partir de 2017, había más de 8.85 millones de mexicanos de 65 años o más según los datos del banco mundial y este número aumentará constantemente, para la perspectiva, se trata de un aumento de más de dos millones en la última década y a medida que crece la población de México, les resulta difícil obtener empleos, a pesar de la necesidad de generar ingresos.

Pero esto, aunque es común en casi todo el mundo civilizado donde la jubilación no cubre los gastos, es una constante, ya los verás protestando en las calles de Madrid o en Caracas, por mejoras en sus pensiones o en ciudades como Tokio y Pekín reunidos en lugares de cuidado diario, pero a realidad es que los abuelos, se convierten en una carga para el estado y sus familiares.

En esta cafetería en particular, se espera contribuir con una solución a la sequía del empleo de los mayores de 60 años, Starbucks, desde 2011 se asoció con un programa de asistencia social del gobierno mexicano y con el instituto nacional para personas mayores, Inapam, para crear la operación.

Café con Experiencia.
Según el instituto nacional de geografía y estadística, Inegi, México tiene una población de 12.4 millones de personas mayores de 60 años, equivalentes al 10% de la población total que tiene el país y en su mayoría están desempleados o viven de su pensión.

El café los retorna al mundo laboral

El objetivo de la asociación es no solo crear oportunidades de empleo, sino también mejorar la calidad de vida general de las personas mayores, el café se inauguró, el mismo día en el que en México se celebra a los abuelos, la cadena de café abrió en ciudad de México su primera tienda en América Latina que está atendida por personas de 60 a 65 años, el inicio de la llamada tercera edad, a una edad en la que los achaques suelen llegar antes o después que los nietos.

Carmen y Miguel han vuelto al mundo laboral de la mano de un proyecto social de Starbucks y el Inapam, «se me hizo interesante y dije voy a ver de qué se trata», relata Carmen, quien trabajó dos décadas como secretaria antes de caer en el desempleo en 2000, año en el que se volvió una emprendedora que tuvo un restaurante y un negocio de joyería de plata en un mercado callejero.

Única mujer en el grupo de nueve «adultos mayores» que atiende la cafetería cerca del barrio de Coyoacán, Carmen afirmó que tomó el trabajo para completar las cotizaciones para su jubilación, aunque una vez dentro quedó encantada, «no había entrado nunca a una tienda de Starbucks, sabía del café y todo por mi hijo, que iba mucho y yo lo relacionaba con cosas de jóvenes, que era un lugar donde los jóvenes se reunían», comenta.

Fuente
PrensaLibre

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: