AméricaEE.UU.InternacionalesMéxicoportadaSucesos

Trump planeo separar a 26 mil familias

La medida “Tolerancia Cero”, tenía como fin espantar a los migrantes

El gobierno de Trump planeó separar a decenas de miles de niños migrantes de sus padres en el lapso de cinco meses antes de verse obligado a poner fin a su plan de represión «tolerancia cero» a lo largo de la frontera sur debido a la protesta pública, a la imposibilidad de manejas tal empresa y a un fallo judicial.

A principios de mayo de 2018, el mes en que la administración comenzó a implementar la política de «tolerancia cero» en la frontera entre Estados Unidos y México, el departamento de aduanas y protección fronteriza, CBP le comentó a la oficina de presupuesto de la Casa Blanca que esperaba que sus oficiales separaran a más de 26 mil familias.

Para septiembre de ese año, según el informe publicado por el inspector general del departamento de seguridad nacional, que reveló la primera estimación oficial del número de familias que la administración estaba dispuesta, aunque no preparada, a separar como parte de la controvertida política diseñada para disuadir a los migrantes con destino a los Estados Unidos.

El informe también sugiere que los funcionarios estadounidenses se comprometieron con la implementación a gran escala de la práctica antes de que el presidente Trump firmará una orden ejecutiva que la detuviera y un juez federal ordenara a la administración que descontinuara la política y reunificará a la mayoría de las familias separadas.

«Este informe abre el telón sobre la crueldad, la incompetencia y la indiferencia de la administración ante el sufrimiento de los niños que fueron arrebatados de sus padres en virtud de la política de separación de niños del presidente Trump», afirmó la congresista de Nueva York Carolyn Maloney, presidenta demócrata del comité de supervisión de la cámara de representantes, en un comunicado.

Lee Gelernt, el abogado principal en el desafío legal en curso por la unión estadounidense de libertades civiles, ACLU, ha articulado una demanda contra las separaciones de familias migrantes y manifestó los detalles «impactantes» del informe de vigilancia, «la administración planeaba separar hasta 26mi familias», señaló Gelernt, «Si no hubiera sido por el desafío legal y la protesta pública, la administración podría haber tenido éxito». 

Trump contra los migrantes.
Según el informe, CBP utilizó métodos ad hoc, incluidas hojas de cálculo de Microsoft Excel y una pizarra, para rastrear familias separadas, lo que provocó «errores generalizados» y creó pesadillas logísticas tanto para el servicio de inmigración y aduanas o ICE, como para el departamento de salud y derechos humanos, HHS, que manejan la detención a largo plazo de familias migrantes y adultos, y niños no acompañados, respectivamente.

Trump tenía planes más oscuros para los migrantes, pero no pudo concretar

Aunque algunas familias migrantes fueron detenidas y se separaron bajo administraciones anteriores, principalmente cuando los funcionarios determinaron que los padres representaban un peligro para sus hijos, la política de la administración Trump implicó el enjuiciamiento de todos los padres que cruzan la frontera por entrada ilegal, para separar sistemáticamente a miles de familias.

Después de implementar un programa piloto en El Paso a fines de 2017, los funcionarios comenzaron a aplicar la política a lo largo de toda la frontera en mayo de 2018, sin embargo, después de un alboroto público masivo, el presidente firmó una orden en junio para detener la práctica.

Días después, la jueza Dana Sabraw, del distrito del sur de California, ordenó a la administración en junio de 2018 que detuviera la política y reunificara a las familias separadas, decretando que las familias no deberían separarse «en ausencia de una determinación de que el padre no es apto o representa un peligro para el niño».

Según las cifras reveladas a través de un litigio, más de 2 mil 800 niños fueron separados de sus padres bajo «tolerancia cero» a fines de 2018, el mes pasado, el gobierno informó a un tribunal federal que otros 1 mil 500 niños migrantes fueron separados de sus padres antes de tolerancia cero se implementara por completo, lo que significa que al menos 4 mil 300 familias fueron separadas por la administración Trump antes del fallo de Sabraw.

Además de esas separaciones, aproximadamente mil menores migrantes han sido separados de sus padres después del fallo de Sabraw en circunstancias controvertidas, sin embargo, en el informe publicado el inspector general del DHS indica que el departamento no puede calcular un número total exacto de familias migrantes que separó durante su represión fronteriza, o cuántas se reunificó posteriormente, debido al seguimiento poco confiable sistemas que utilizó.

«Aunque el DHS gastó miles de horas y más de 1 millón de dólares en costos de horas extra, no logró el objetivo original de disuadir a través de la política de tolerancia cero», manifestó el informe, «En cambio, miles de detenidos fueron liberados en los Estados Unidos».

Fuente
ElPeriodicoUnivision

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: