InternacionalesPolítica

Niños migrantes podrían terminar en bases militares norteamericanas

Los centros reservados para la atención de los niños migrantes han sido sobrepasados en su capacidad

4 bases militares estadounidenses, han sido examinadas por altos funcionarios de la administración de la Casa Blanca, para constatar que estas poseen las condiciones necesarias para albergar a niños que han atravesado en solitario o con familiares, las fronteras norteamericanas.

En un correo dirigido al Pentágono desde el Departamento de Salud de los Estados Unidos, se ha instruido que un grupo de representantes de este departamento, estarán de visita en bases militares en Arkansas y Texas al sur del país, para inspeccionar varias de estos establecimientos y comprobar que sean actos para albergar a los menores, mientras se devuelve su estatus migratorio.

México
Jeff Sessions, los padres de los niños podrán ser demandados judicialmente.



Los padres de niños migrantes serán demandados judicialmente

De igual manera durante la pasada semana Jeff Sessions, secretario de justicia norteamericano, ha prevenido a través de un comunicado, que “Las personas que ingresen ilegalmente al país menores de 18 años o con hijos pequeños, serán separados de sus familiares”, ha declarado.

Por ello se preparan desde esta semana, los establecimientos que servirán para albergar a los jóvenes y niños que resulten capturados, por medio de esta providencia y que permanecerán en esas instalaciones, hasta que puedan retornar a su país o cambie su estatus.



Por lo pronto, no existe ningún mandato que se refiera a este hecho como una realidad, y aunque no ha destacado ninguna voz oficial al respecto, la sola existencia de esta misiva denota la disposición de el departamento de salud de adoptar esta medida.

El secretario de justicia la pasada semana, verificó la frontera de Arizona y California y durante su visita afirmó que “todo adulto que pretenda ingresar a Estados Unidos junto a un hijo sería demandado judicialmente y probablemente separado del menor”, ha asegurado.



“Si usted no quiere ser separado de su hijo no le haga atravesar la frontera ilegalmente… No es culpa nuestra si usted lo hace”, señaló en funcionario.

El gobierno republicano, ha estimado que, como medida de combate ante la migración de menores, que, en 2014, sobrepasó los 60 mil individuos, ha optado por detener y separar a los infantes de sus progenitores y hacer de esta una medida de presión contra los migrantes clandestinos.


Durante el gobierno de Obama, se destinaron bases militares en California, Oklahoma y Texas para los mismos fines que ha propuesto el gobierno de Trump.

Fuente
El Heraldo

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: