PolíticaSucesosSudamérica

«Lula Livre», tribunal mantiene al expresidente detenido

El expresidente se mantendrá en prisión, según decretado el TRF-4

Carlos Thompson Flores, presidente del tribunal regional de la cuarto de región, inmovilizó hoy un habeas corpus permitido a Luiz Inácio Lula da Silva, por lo que el expresidente brasileño, permanecerá detenido, cumpliendo la condena de 12 años, luego de una cruel embestida jurídica en contra de su libertad. Este fin de semana se enzarzarsó una batalla de decisiones judiciales entre dos magistrados del TRF-4, que finalmente fue zanjada el día de hoy, por el presidente de la corte, con sede en Porto Alegre.

A pesar de que no se han encontrado pruebas contundentes que vinculen al expresidente Lula da Silva con algún echo de corrupción antes, durante y luego de haber sido presidente del Brasil, deberá permanecer preso, cumpliendo su pena de 12 años y un mes de prisión, luego de un fin de semana algo complicado judicialmente hablando, pues una serie de órdenes y contraórdenes para su liberación, lograron sumir a la republica del Brasil en un estado de verdadera confusión.

El conflicto se originó el domingo por la mañana cuando un juez de guardia de ese tribunal asombró a todo el mundo al ordenar la liberación del líder de la izquierda, que actualmente se encuentra en prisión y que se presenta como favorito para las elecciones presidenciales de octubre, habiendo pasado, apenas tres meses desde su detención en la sede de la policía federal en Curitiba al sur del Brasil.

Lula Livre.
Seguidores del expresidente brasileño Lula da Silva piden su liberación y se han mantenido en las calles, hasta altas horas de la noche.

Lula vuelve a estar encarcelado a pesar que no cumple con las condiciones legales para ser imputado

Rogério Favreto funcionario del tribunal TRF-4 de Porto Alegre que en enero ratificó y amplió la condena en primera instancia del juez Sergio Moro, dispuso su excarcelación tras aceptar un pedido de habeas corpus presentado el viernes por el partido de los trabajadores, PT, el recurso ya había sido desestimado por el propio supremo tribunal federal, STF, con lo que la noticia trascendió a los medios y se esparció como pólvora.

Por lo que hubo, grandes movilizaciones de partidarios del expresidente a las adyacencias del centro de detención y entre manifestaciones y disconformidad con el impropio tratamiento procesal, se mantuvo al pie de la protesta, que poco después fue derogada y secundada por el presidente del TRF-4 Thompson Flores, que apoyó la decisión del juez Gebran Neto de mantener a Lula preso.

Horas luego de la solicitud de la medida, João Pedro Gebran Neto, juez relator del caso, anuló la medida, afirmando que el juez de guardia debía acatar la decisión colegiada que tomó el tribunal en enero, después de que el juez de primera instancia Sergio Moro pidiese de manera oficial, la revocación de la orden de liberar a Lula, el pasado sábado, el presidente del PT, cumplió 3 meses desde que fue apresado en la cárcel de Curitiba por una supuesta acusación de corrupción, hecho que no ha podido ser comprobado a la fecha.

A pesar de lo sucedido, Favreto contraatacó el razonamiento legal y emitió una nueva orden para que Lula fuera liberado de forma inmediata la noche de este domingo, orden que quedó anulada por el magistrado Thompson Flores, que afirmó que el caso de Lula está en el marco de las competiciones del juez federal João Pedro Gebran Neto y no del juez Rogério Favreto, quien este domingo pidiese el Habeas Corpus para Lula.

Flores, explicó a los medios que «determino el retorno de los autos al gabinete del juez relator del caso Lava Jata João Pedro Gebran Neto, así como la manutención de la decisión proferida por él», en referencia a la liberación de Lula, puesto que el beneficio de habeas corpus no debe tener un «análisis en régimen de guardia judicial», afirmó el magistrado y en esta última decisión que provoca que el expresidente se mantenga detenido.

El punto final a la diatriba, lo colocó Carmen Lúcia, presidenta del supremo tribunal federal, emitió la tarde de ayer un comunicado en el que recalcó que en el ámbito de la justicia, se hace «impersonal» y aseveró que «los órganos judiciales competentes en cada región deben actuar para garantizar que la respuesta judicial sea ofrecida con rapidez y sin quebrar la jerarquía, con rigor absoluto al cumplimiento de las normas vigentes», un pronunciamiento que va en dirección contraria a la permanencia de Lula en prisión, sin tener ninguna prueba real y basando su detención en una afirmación supuesta.

Fuente
Efe

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: