Política

Expulsan imanes y cierran mezquitas en Austria

En una campaña contra el islam político, el gobierno de Sebastián Kurz, expulsará a Imanes que reciban fondos del extranjero

Una ofensiva contra el islam político ha emprendido el gobierno del conservador Sebastián Kurz, anunciando este viernes la expulsión de decenas de imanes (sacerdotes islámicos) y manifestando el cierre de siete mezquitas que según, están financiadas desde Turquía, esta  medida asumida por el gobierno austriaco, responde a un escándalo provocado por las imágenes, divulgadas a inicios de este año, donde niños vestidos de soldados recreaban una emblemática batalla otomana de la primera guerra mundial en una mezquita.

Kurz, ha manifestado que, «Saben que Austria es una tierra de diversidad», y por eso ello la libertad religiosa es una gran ventaja, pero de igual manera Austria es también un Estado constitucional, por lo que el islam político «no tiene lugar» dentro de este país, ha subrayado el mandatario.

La medida se ha tomado sobre varios imanes, de los que se sabe, que recibían fondos del extranjero y de igual manera sobre siete de sus mezquitas, que según se ha investigado, son financiadas desde Turquía y otros países árabes.

Sebastian Kurz.
Kurz, «Saben que Austria es una tierra de diversidad», y por eso la libertad religiosa es una gran ventaja.

“Populismo, racismo, discriminación e islamofobia”

La medida no fue bien aceptada por los medios internacionales y mucho menos al gobierno turco, que a través de un vocero del presidente turco Recep Tayyip Erdogan, quien denunció en Twitter lo que a su consideración es «una ola de populismo, islamofobia, racismo y discriminación» en varios países de Europa.

«El círculo de personas que podrían verse afectadas por estas medidas incluye a unos 60 imanes», señaló por su parte el ministro austriaco del Interior, Herbert Kickl y ha expresado que las familias de estos, también se verán afectadas, por lo que en total unas 150 personas podrían perder su permiso de residencia en Austria, declaró.

El premier austriaco ha sugerido que las «sociedades paralelas, el islam político y la radicalización no tienen lugar en nuestro país», afirmó, el proceso de expulsión de los imanes financiados por Turquía, en algunos casos, ya se está realizando, según el ministro y miembro del partido de extrema derecha FPÖ, que forma parte de la coalición formada en diciembre con los conservadores, que desde esa fecha gobierna en la nación eslava.

El desencadenante de todo el escándalo fueron unas fotos que circularon por los medios, en donde se veía a niños vestidos de camuflaje en fila, haciendo el saludo militar y ondeando banderas turcas ante un público de niños representando la batalla de Galípoli o de los Dardanelos y en otra de las imágenes aparecían los pequeños acostados en el suelo simulando ser las víctimas de batalla, con sus cuerpos enrolladas en banderas turcas.

«Lo que pasó (…) no tiene su lugar en Austria. El gobierno aplicará tolerancia cero», dijo entonces el canciller Kurz, prometiendo una reacción «fuerte».

La batalla de los Dardanelos se inició en febrero de 1915 con un bombardeo masivo desde buques de guerra británicos y franceses con la pretensión de tomar Constantinopla, que para ese entonces era la capital del imperio Otomano, que defendía el estrecho, y que fracasó principalmente debido a las minas que existían en el Bósforo.

El primer fracaso promovió la necesidad de una operación combinada, en forma de desembarco, entre británicos, franceses y sus aliados con el fin de conquistar la capital otomana que el 25 de abril y bajo el asedio de los aliados en Galípoli, donde finalmente fueron derrotados tras varios meses de lucha.

La mezquita en cuestión está gestionada por la Unión Islámica Turca de Austria, Atib, que depende directamente de la dirección turca de Asuntos Religiosos, Diyanet, por su parte la Atib calificó el acontecimiento como «muy lamentable» y afirmó en un comunicado haber pedido la dimisión del responsable antes de que el suceso llegara a los medios.

Luego de la toma de Constantinopla por los aliados, el Imperio Otomano terminó en el campo de los perdedores y fue desmantelado y repartido entre los aliados, originando las repúblicas otomanas como Irán, Irak, Egipto, Siria y Palestina, entre otras. Sin embargo, la batalla de los Dardanelos se ha convertido en un símbolo de la resistencia que aseguró la creación de la república turca en 1923.

Unas 360 mil personas de origen turco viven hoy en día en Austria y más de 100 mil estas conservan su nacionalidad turca, por ahora las relaciones entre Ankara y Viena son particularmente tensas desde la represión posterior al intento de golpe de Estado contra Recep Tayyip Erdogan, en julio de 2016 y sus ulteriores participaciones en conflictos internos.

Fuente
RT

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: