Ciencia y SaludCuriosidadesInternacionalesOceaníaTecnologia

Comer de todo y no engordar

Un descubrimiento puede tener la clave del sueño de los glotones

Cuando algo suena tan bueno, lo más seguro es que no sea verdad, pero en este caso sí, suena absolutamente bien, siendo verdad y muy pronto podría ser posible comer toda la pizza, el helado, las rosquillas, hamburguesas y otros alimentos grasos que se puedan comer sin aumentar de peso.

Investigadores de la universidad de Flinders en Australia afirman haber encontrado que cuando se eliminaba un solo gen llamado RCAN1 en ratones, los roedores podían comer una dieta alta en grasas sin aumentar de peso, esto se mantuvo incluso cuando los animales se pusieron especialmente glotones y se atiborraron de chow mein grasoso.

«Observamos una variedad de dietas diferentes con diferentes intervalos de tiempo desde ocho semanas hasta seis meses, y en todos los casos observamos mejoras en la salud en ausencia del gen RCAN1», explica el profesor Damien Keating, quien dirigió el estudio, que ha sido publicado en la revista the journal EMBO Reports.

La esperanza es que la inhibición del mismo gen en los seres humanos podría ayudar a abordar la epidemia de obesidad y quizás conducir a nuevos medicamentos para tratar problemas como la diabetes.

«Sabemos que muchas personas luchan por perder peso o incluso controlar su peso por varias razones diferentes, estos hallazgos podrían significar el desarrollo de una píldora que se centre en la función de RCAN1 y que puede resultar en la pérdida de peso», añade Keating, vale la pena mencionar, sin embargo, que los resultados experimentales en roedores no siempre se transfieren a los humanos.

Pero si el efecto de bloquear RCAN1 se traduce a las personas, podría utilizarse para convertir la grasa blanca, que se acumula en el cuerpo y que puede causar problemas de salud, en una grasa marrón más saludable que puede quemarse más fácilmente para obtener energía.

Comer y no Engordar.
El gen RCAN1 se encuentra en el cromosoma 21 en humanos, estos hallazgos pueden proporcionar información sobre los desafíos de la regulación del peso en personas con síndrome de Down o con obesidad mórbida.

Comer, comer y comer, sin arrepentimiento

El aumento de la termogénesis sin temblor, que gasta calorías en lugar de almacenarlas como grasas, se defiende como una forma eficaz de combatir la obesidad y las enfermedades metabólicas, los mecanismos innatos que restringen esta capacidad, presentan una limitación fundamental para este enfoque, pero no se entienden bien.

La evidencia que proporciona este estudio, de que el Regulador de la calcineurina 1 o RCAN 1, un inhibidor de la retroalimentación de la proteína fosfatasa activada por calcio calcineurina, actúa para suprimir dos mecanismos claramente diferentes de la termogénesis sin temblor: uno que involucra la activación de la expresión de UCP 1 en tejido adiposo blanco y la otra mediada por sarcolipina en el músculo esquelético.

«A la luz de nuestros resultados, los medicamentos que estamos desarrollando para inhibir el gen RCAN1 quemarían más calorías mientras las personas descansan, esto significa que el cuerpo almacenaría menos grasa sin la necesidad de que una persona reduzca el consumo de alimentos o haga más ejercicio», explica Keating.

Tal medicamento maravilloso podría alterar drásticamente la salud de muchas personas que luchan con la obesidad, sin mencionar lo que podría significar para la industria de las donas, pero antes de que nos adelantemos y comencemos a freír todas nuestras comidas, todavía hay muchas más investigaciones y pruebas por hacer, pero hay motivos para comer y celebrar, mientras manténganse al tanto.

Fuente
NCBIEMBO

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: