Ciencia y SaludCuriosidadesEconomiaInternacionalesMedio AmbienteTecnologia

¿Quién debe cambiar el clima?

Es viable la geoingeniería para cambiar el clima o se deben corregir los errores humanos

La ingeniería climática, también conocida como geoingeniería, describe una variedad diversa y en gran parte hipotética de tecnologías y técnicas para manipular intencionalmente el clima global, con el fin de moderar o prevenir algunos de los efectos del cambio climático, estas en los últimos años, han generado las discusiones más acaloradas sobre los dos enfoques que han crecido considerablemente entre los científicos, los responsables de la formulación de políticas y los grupos ambientales comprometidos con el cambio climático, pero la preocupación más frecuente es cómo su desarrollo podría complementar o debilitar los esfuerzos de mitigación y adaptación de los humanos al cambio climático.

Reducción las emisiones de gases de efecto invernadero y reforzar las capacidades sociales para soportar los cambios climáticos, son apenas dos de las bases de esta diatriba, la tercera es la duda sobre si deberían los humanos usar tecnología para controlar el clima y la cuarta es si este conjunto de nuevas tecnologías que apunta a cumplir el antiguo deseo de la humanidad de influir en el clima, ¿hará más daño a los ecosistemas?, o resolverá el conflicto.

Algunas propuestas para cambiar intencionalmente el clima global han existido por décadas, sin embargo, la última década ha visto una proliferación sin precedentes de estudios científicos junto con la creación de programas de investigación dedicados a medir los efectos físicos y sociales de eliminar los gases de efecto invernadero de la atmósfera y lograr reflejar la luz solar hacia el espacio, este trabajo científico ha sido acompañado por una mayor atención por parte de los medios, intelectuales públicos y grupos de vigilancia medioambiental y tecnológica y los informes de evaluación comisionados por los gobiernos han sido publicados por todas las potencias mundiales, para ese fin, se están creando marcos internacionales de gobernanza para la investigación de campo en el convenio sobre la diversidad biológica y el convenio y protocolo de Londres.

Cambiar el Clima.
Todavía es una pregunta abierta si los riesgos de la ingeniería climática superan los riesgos del cambio climático, o cómo la ingeniería climática podría integrarse con las políticas climáticas existentes.

Interferir con el clima es muy controvertido y plantea todo tipo de cuestiones éticas y logísticas

Al otro lado del libro, se encuentran posturas más diametrales, como la de los agricultores en México que han acusado a Volkswagen de arruinar sus cultivos instalando «cañones de granizo», que disparan ondas de choque a la atmósfera en un esfuerzo por evitar que las tormentas de granizo dañen los autos que salen de la línea de producción, estos dispositivos son culpados por causar una sequía durante meses cuando los agricultores cerca de la planta de fabricación de automóviles alemana en Puebla esperaban mucha lluvia.

Mientras que algunos pueden estar convencidos del poder manipulador del hombre, la investigación científica ha arrojado dudas sobre estas observaciones, pero ya sea efectiva o no, la tecnología representa el último intento de la humanidad para controlar el clima, hay una creciente preocupación en la comunidad científica, pero sobre todo en la de los defensores de la tierra, por la falta de regulación y la suposición de que existe una solución rápida para fenómenos meteorológicos complejos, que los humanos han causado.

Sembrar las nubes de montaña en invierno puede, aumentar la precipitación en un 6-8%, lo que es suficiente para que muchos usuarios de agua estén felices y dispuestos a pagar por ello, pero la evidencia para apoyar la siembra de nubes en verano parece ser mucho más inestable, con el consejo nacional de investigación concluyendo en 2003 que «todavía no hay pruebas científicas convincentes de la eficacia de los esfuerzos intencionales de modificación del clima», a los críticos les preocupa que la manipulación del clima solo trate los síntomas de la sequía en lugar de abordar las causas subyacentes .

«Incluso si es local, es preocupante que frente al cambio climático surjan este tipo de alternativas», dijo Silvia Ribeiro, directora para América Latina del grupo ETC, que examina el impacto socioeconómico y ecológico de las nuevas tecnologías, «controlamos los síntomas en lugar de modificar lo que está produciendo el efecto», eso no ha impedido que los estados y las empresas continúen sembrando nubes, en algunos casos en una escala vertiginosa y para esta temporada, el gobierno chino ha desarrollado un proyecto de siembra de nubes, el más ambicioso del mundo para aumentar las precipitaciones en la meseta tibetana, un área que abarca 997 mil kilómetros cuadrados, tres veces el tamaño de España.

La corporación de ciencia y tecnología aeroespacial de China ha diseñado y construido cámaras que usan tecnología militar de motores de cohetes que queman combustible para producir yoduro de plata, el agente que se utiliza en la siembra de nubes, cuando las cámaras se encienden en las crestas montañosas, las partículas viajan hacia las nubes y desencadenan lluvias en uno de los lugares más secos de la Tierra, debido a la gran área cubierta, algunos están preocupados de que el proyecto del Tíbet se tambalea debido a la modificación del clima en el territorio de la geoingeniería.

«La modificación del clima tiende a ser bastante local. Lo haces, sucede. Te detienes y se va. La geoingeniería, o la modificación del clima, significa que haces algo de una manera que permanece así «, explicó Janos Pasztor, director ejecutivo de la Iniciativa de gobernanza climática de geoingeniería de Carnegie, que busca crear un gobierno efectivo para las tecnologías de ingeniería climática, «Si, la modificación climática en el Tíbet, se hizo lo suficiente bien, tendrá un impacto en el clima, no solo en el clima local», manifestó, los principales enfoques de geoingeniería incluyen eliminar el carbono de la atmósfera y cambiar las nubes en la estratosfera para que reflejen los rayos del sol en el espacio.

«Este sería el esfuerzo más global que la humanidad ha emprendido», pero ¿Quién tomará la decisión de hacerlo?, ¿Trump?, ¿El jefe de Exxon?, ¿La asamblea general de la ONU? «, Preguntó Pasztor, quien está instando a los gobiernos a desarrollar políticas para evitar que un país canalla de multimillonarios tome el asunto en sus propias manos, «tenemos una sola atmósfera, así que debemos hacerlo bien», concluyó Pasztor.

Por ahora, el campo de la ingeniería del clima consiste en estudios de escritorio y de laboratorio y una investigación de campo en pequeña escala sobre algunos de los métodos propuestos y no se han implementado tecnologías a una escala que afecte el clima global, sin embargo, la intención detrás de la ingeniería climática, es su impacto geográficamente grande o incluso global, y la complejidad e incertidumbre de sus efectos potenciales sobre la gobernanza climática y la sociedad humana, aun plantea preguntas profundas.

Fuente
Groups.Google

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: