AméricaBancaCorrupciónEconomiaInternacionalesPolíticaSudamérica

Paro general en Argentina contra Macri y el FMI

El país del cono sur obtiene el mayor préstamo del FMI

Decenas de miles de personas marcharon en Buenos Aires el lunes antes de una huelga general convocada para rechazar un presupuesto de austeridad que el presidente argentino Mauricio Macri dice que es necesario para garantizar los fondos del FMI, Macri dijo el lunes que la Argentina golpeada por la crisis recibirá fondos adicionales del Fondo Monetario Internacional y prometió evitar el impago, pero golpeando tambores y agitando pancartas que decían «No al FMI», los manifestantes se congregaron en la céntrica Plaza de Mayo frente al palacio presidencial de la Casa Rosada.

«¡Mauricio Macri ha dejado de gobernar Argentina! Cada medida que toma debe consultar al FMI», dijo uno de los manifestantes, el gobierno de centroderecha de Macri se aseguró en junio un acuerdo de préstamo por tres años más de 50 mil millones de dólares para enfrentar una crisis monetaria que ha visto al peso argentino perder la mitad de su valor frente al dólar este año.

Argentina está negociando una extensión de ese acuerdo y Macri comentó el lunes que se le aseguró a su gobierno fondos adicionales, pero ayer las calles permanecieron desiertas en Buenos Aires y en otras ciudades del país, Sonia Alessio, miembro del sindicato de docentes, afirmó que: «Estamos en contra del ajuste de Macri, en contra del ajuste del FMI, especialmente porque los maestros luchan por más fondos presupuestarios para la educación», algunos servicios públicos, como escuelas, hospitales y oficinas de la administración pública, ya se habían cerrado antes de la huelga general del martes.

Argentina recibió el mayor paquete de préstamos jamás otorgado por el Fondo Monetario Internacional, destinado a apuntalar las endebles finanzas del país: la friolera de 57.1 mil millones de dólares que se desembolsará en los próximos tres años, «este es el préstamo más grande en la historia del FMI», afirmó la directora del fondo, Christine Lagarde, el miércoles cuando se anunció el acuerdo final de préstamo en Nueva York.

Paro General en Argentina.
Macri por su parte y de espaldas a lo ocurrido en su país, lograba aumentar el crédito ante el FMI en 7.1 mil millones más de dólares y conseguía ensanchar así también las condiciones de este.

A pesar del paro Macri mantuvo su inamovible postura

El préstamo de 15 mil millones de los cuales ya ha sido recibida por Argentina, viene con condiciones estrictas, que incluye un compromiso con déficit cero para 2019, Argentina había inicialmente asegurado 50 mil millones de dólares en un acuerdo elaborado en junio después de que el país sudamericano fuera maltratado por una crisis monetaria, una corrida en el peso y una inflación de dos dígitos.

El ministro de economía, Nicolás Dujovne, notificó que en el último momento el FMI acordó aumentar el paquete de préstamos en 7.1 mil millones y Lagarde expresó que, como parte del acuerdo, el banco central argentino había acordado intervenir en los mercados de divisas solo en caso de circunstancias extremas y que la nueva cantidad ayudaría al gobierno argentino a enfrentar sus desafíos.

El acuerdo solo permitirá que el banco central de Argentina intervenga para estabilizar su moneda si el peso se deprecia por debajo de 44 pesos por dólar, actualmente se encuentra en 39 pesos por dólar luego de perder el 50% de su valor desde el inicio del año, el acuerdo se anunció apenas un día después de que el presidente del banco central argentino, Nicolás Caputo, renunciara inesperadamente, según los informes después de desacuerdos con la directriz del FMI que limitaba la futura intervención del banco para rescatar el peso.

Miles de argentinos se unieron a una huelga nacional del martes para protestar contra la agitación económica y las medidas de austeridad de Mauricio Macri, y la mayoría de los argentinos culpan a la institución crediticia internacional por alentar políticas que condujeron a la peor crisis económica del país, en 2001, que empujó a millones a la pobreza, el FMI, por su parte, ha admitido que cometió una serie de errores que contribuyeron a la implosión económica.

Un informe de 2004 de la unidad de auditoría interna del FMI concluyó que no proporcionó suficiente supervisión y sobreestimó el crecimiento y el éxito de las reformas económicas, mientras que siguió prestando dinero a la Argentina cuando su carga de la deuda se volvió insostenible.

Fuente
Reuters

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: