AméricaCentroaméricaEconomiaEE.UU.MéxicoPolítica

Manteniendo vivos esperanza y sueño

Muchas familias de migrantes se mantienen firmes en la frontera mexicana

Tal vez sea el desconocimiento o la inocencia, quizás pueda ser el empeño que le han puesto o la promesa de encontrar y lograr el sueño, pero caminaron más de 4 mil kilómetros durante cinco semanas para llegar a la frontera de los Estados Unidos y aunque cuando llegaron, se les reprimió con gas en una protesta que salió mal y contrariamente a que ahora se enfrentan a meses en un limbo en un campamento miserable en la espera de solicitar asilo, aun así y, sin embargo, muchos niños como Keyvin, de 11 años, no ha abandonado el sueño americano.

«Mi madre dice que podemos tener una mejor vida y estudio y que mi padre puede trabajar y podemos ir a la escuela, hacer algo con nuestras vidas, un nuevo sueño», comenta el pequeño, mientras se acomoda en un sendero de Tijuana, Keyvin y su familia estaban entre un grupo de unos 500 inmigrantes que se reunieron en la frontera para protestar contra el lento procesamiento de las solicitudes de asilo.

Bajo las instrucciones de la administración Trump, las autoridades de inmigración norteamericana, han implementado un proceso de «medición», también conocido como «de brazos caídos», para procesar reclamos, con solo 40 a 100 personas atendidas por día, los migrantes en espera esperarán al menos dos meses antes de que un agente los vea.

Mientras esperan, están apiñados en un campamento asqueroso en la ciudad fronteriza mexicana de Tijuana, con una población de alrededor de 1.6 millones, justo al sur de San Diego, California, donde, la frustración provocó la protesta y cuando algunos miembros del grupo se apresuraron a acercarse a la frontera, las autoridades estadounidenses respondieron.

«Fue horrible», afirma Keyvin, «dispararon gas … tuvimos que correr … No pude ver, me sentí mareado cuando respiré el gas en mi cuerpo. Respiré y mi cuerpo se sintió débil, mi cara se sentía como si estuviera hinchada», las dos hermanas de Keyvin también fueron atacadas al igual que tres niños de una familia con la que habían estado viajando en la caravana de migrantes de Honduras.

Al parecer pelear por el sueño es duro, los niños del grupo eran Samantha, de dos años, Jerelym, de tres años, Cindy, de cuatro años, Alexia, de siete años, Fergie y Keyvin, de nueve años, de 11 años, sus madres afirman que fueron a la frontera solo para la protesta y no esperaron que otros en el grupo intentarán cruzar; «Comenzaron a lanzar gases lacrimógenos contra nosotros, allí estábamos solo con nuestros hijos, en ese momento solo eran mujeres y niños, no había hombres que pudieran cruzar, no era nuestra intención cruzar», aseveró Anlli; «Fue lo peor … pedimos que nos laváramos agua y no hubo», añadió Cecilia, «no podíamos respirar».

Con el Sueño Vivo.
Es probable que, con la entrada en vigor de los nuevos acuerdos, la espera actual de dos o tres meses puede extenderse y frustrar aún más a los residentes de Tijuana y a los propios migrantes, lo que pudiese llevar a más enfrentamientos y a algunas deserciones.

Mantener el sueño a toda costa, puede causar cansancio

La administración de Trump comunicó que la acción fue una respuesta proporcional, la seguridad fronteriza se ha reforzado debido a la caravana que el presidente Donald Trump ha enfocado en su retórica política, acusando a los migrantes de ser delincuentes, el presidente justificó el uso de gas lacrimógeno diciendo que los «guardias de fronteras estaban siendo apresurados por» algunas personas muy duras… aquí está la línea de fondo», comentó el mandatario, «nadie viene a nuestro país a menos que lo hagan legalmente».

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders, ofreció una línea similar, «ciertamente, nadie quiere que esto suceda a mujeres o niños, por eso los hemos alentado a seguir la ley y acudir a los puntos legales de entrada», Sanders también señaló el hecho de que el gobierno de Obama usó regularmente gases lacrimógenos como un medio no letal para controlar a los migrantes en la frontera.

Sin embargo, es la desaceleración en el procesamiento en estos puertos lo que, en parte, alimenta la frustración de los migrantes, Trump y su secretario de seguridad nacional, Kirstjen Nielsen, dieron un paso más y acusaron a algunos migrantes de usar a mujeres y niños como escudos humanos, «en algunos casos, ya sabes, no son los padres», afirmó Trump, «estas personas agarran a un niño porque creen que tendrán cierto estatus al tener un hijo… Sabes, tienes ciertas ventajas en términos de nuestras leyes locas que, francamente, el Congreso debería estar cambiando».

La administración Trump ha apostado 5 mil 900 soldados para vigilar la frontera, que se suman a los agentes fronterizos y a la patrulla fronteriza que totalizan más de 20 mil algunos de estos oficiales están armados.

San Ysidro es el cruce fronterizo terrestre más activo del hemisferio occidental, con un promedio de 90 mil personas que viajan al norte a través de él todos los días, el presidente ahora está utilizando la presencia de los migrantes para presionar para obtener fondos para su muro fronterizo, amenazando con un cierre del gobierno si no obtiene el presupuesto.

Clarissa dejó a tres de sus hijos en su hogar en Honduras cuando se fue con su hija de siete años y caminó durante más de un mes para llegar a la frontera con los Estados Unidos, muchos en el campamento en Tijuana han huido de la violencia de pandillas y el crimen en casa, pero ella es una migrante económica sin vergüenza, con la entrada a los Estados Unidos bloqueada, espera que México le otorgue una visa para que pueda trabajar, al menos hasta que encuentre otra forma de ingresar a Estados Unidos.

«Estamos esperando hasta que nos den una visa humanitaria que nos permita trabajar aquí porque no podemos ir al otro lado ni a otro país», comentó, en parte está motivada por el plan de Trump de implementar el procesamiento externo, lo que significa que los migrantes tendrían que esperar en México mientras se evalúan sus reclamaciones, un programa que el nuevo presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador ha propuesto.

Fuente
CNN

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: