InternacionalesPolítica

Los pasaportes de Oro

La visa para la que solo necesitas tener una gran cantidad de dinero

Los inmigrantes y desplazados, cada vez más llegan en grupos de cientos y miles a las fronteras de Europa y Norteamérica, pero hay muchos otros que no necesitan hacer trámites migratorios como los mortales, ellos cambian de nacionalidad a su antojo y sus cuentas bancarias les dan un estatus migratorio de ciudadano, estos son los que portan el pasaporte de oro o pasaporte dorado que se ha convertido en un negocio multimillonario en el viejo continente y los Estados Unidos.

El pasaporte dorado se ha convertido en una garantiza el acceso a otros territorios sin necesidad de visado pues a pesar que todos los estados no conceden pasaportes con esas características, casi todos ellos tienen programas de los llamados de captación de inversión extranjera, para lo que este tipo de documentos abren muchas puertas y conciencias, como Estados Unidos, Canadá y Reino Unido.

El marco es muy simple a pesar de que la obtención y los requisitos para la obtención del pasaporte dorado está permitido a sólo un grupo de la elite más exclusiva de los poderosos del mundo, sólo necesitas tener una indemne cantidad de dinero en tus cuentas bancarias y querer invertir grandes cantidades de dinero en un país a cambio adquirir la ciudadanía o residencia.

Pasaportes Dorados.
«Este mecanismo se instaló en Reino Unido, en teoría, para abrir la puerta a mentes e inversores brillantes, pero hay pocas señales de que eso esté ocurriendo […] ¿Acaso queremos ser conocidos como el lugar donde se pueden realizar operaciones financieras de origen dudoso?».

«El dinero puede comprar mucha libertad»

El pasaporte de oro no sólo te permite la capacidad de viajar y vivir en ciertos países sin necesidad de visa, si no que te abre las puertas a la banca y al sector de negocios de los estados que tengan restricciones para la atención de capital extranjero o una política migratoria exclusiva.

El departamento del tesoro o Fed de los Estados Unidos realizó una investigación exhaustiva a Ali Sadr, quien está ahora en la cárcel a la espera de juicio y que sufrirá una pena de 125 años de cárcel por múltiples delitos entre los que destacan la evasión de sanciones económicas contra Irán, país de origen, el blanqueo de capitales, además del fraude bancario.

Pero cómo funciona esta multimillonaria industria global de venta legal de ciudadanías, que en el mundo de la legalidad es conocida oficialmente como visas por inversión y que los elegidos llaman pasaportes dorados o pasaportes de oro.

El gran mercado de las ciudadanías por inversión salió a la luz pública cuando, Ali Sadr un ciudadano iraní, consiguió la ciudadanía de San Cristóbal y Nieves, un pequeño país de dos islas del Caribe donde el pasaporte se consigue pagando una buena cantidad de dinero en efectivo sin siquiera tener que pretender residir allí, Sadr estableció negocios con Venezuela y hasta consiguió montar un banco en Malta, el Pilatus.

Pues hacerte con una nacionalidad de otro país puede ser muy fácil, claro si tienes el dinero para hacerlo y a pesar de lo mal e ilícito que pueda sonar, no es necesario ir al mercado negro, pues este no es un procedimiento ilegal, como expresa Nuri Katz, que es un especialista y facilitador de nacionalidades para millonarios, “este documento es completamente lícito y se lo conoce como pasaporte dorado”.

«En el Reino Unido, por ejemplo, si inviertes 2,65 millones de dólares adquieres el permiso de residencia y al cabo de unos años puedes obtener el pasaporte británico», afirma Katz, y manifiesta que los pasaportes dorados se han convertido en un negocio que mueve miles de millones de dólares en todo el mundo cada año.

Alrededor de todo el mundo, se ha habilitado este tipo de beneplácitos en los momentos de crisis económicas para atraer la inversión extranjera y dar salida al volumen inmobiliario, este permiso existe aún en países como España o Grecia e incluso los Estados Unidos.

La compañía Henley & Partners, fue la encargada de apoyar al gobierno de Malta a poner en marcha un sistema de concesión de permisos de residencia para grandes inversores, estos han asegurado, que a través de esa prebenda lograron al país incrementar la recaudación en 465 millones de dólares en sólo un año.

A pesar que en muchos casos y muchos organismos, se cree que por el momento histórico que se vive a nivel global y en vista de los problemas sobre la inmigración que se afrontan en la actualidad, obtener la ciudadanía en función de tu riqueza es absolutamente injusto, aunque eso no le importe en los más mínimo al que gestiona los pasaportes dorados y a quien los adquiere.

Esta es una de las mayores preocupaciones de Tom Keatinge, un especialista en crímenes financieros «Hay gente que lleva décadas viviendo y trabajando muy duro en un país y cuya ciudadanía se pone en duda, mientras que otros pueden conseguirla por un par de millones de dólares en pocos años, sin que se le hagan preguntas», afirma.

El inconveniente es que, en la mayoría de las ocasiones, la regulación no asiste a la ley y cuanto más dinero inviertes, más rápido puedes consigues el pasaporte, por ejemplo, en el Reino Unido, con 2,6 millones de dólares puedes hacerlo en cinco años, si inviertes 6,3 millones, sólo tardas tres y si inviertes más de 10 millones de dólares, sólo tardas dos.

No existe una suficiente regulación para la obtención de los pasaportes de oro y muchos los usan a favor de quienes escapan de enfrentarse a las consecuencias de sus actividades delictivas, pues más allá de la moralidad de este tipo de visas, son una vía de entrada al dinero de origen fraudulento y una manera de blanquear capitales.

Fuente
La Nación

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: