AsiaEconomiaEE.UU.InternacionalesPolítica

La Soja en el corazón de la guerra económica

Productores norteamericanos podrían perder su mercado más importante

Una de las grandes víctimas de la escalada de la guerra comercial global ha sido el sector de la soja en los Estados Unidos, China es, con mucho, el mayor importador mundial de soja, pero la imposición de fuertes aranceles sobre el producto de los estadounidenses golpearía muy duro a los agricultores estadounidenses, la medida fue anunciada en respuesta a los aranceles impuestos a los productos chinos por el presidente Donald Trump.

Sin embargo, después de una reunión reciente con el presidente de la comisión de la UE, Jean-Claude Juncker, Trump anunció que la UE compraría más soja de EE.UU., Algo que los granjeros estadounidenses habrían estado encantados de escuchar, Pero, ¿cómo se llevaría esto a la práctica? Y por otra parte ¿el aumento de las exportaciones a Europa sería de gran ayuda para los agricultores estadounidenses?

En 2017, la soja fue la mayor exportación agrícola de los Estados Unidos a China, que representa alrededor del 60% del comercio mundial del producto, en gran medida para mantener su industria ganadera, ya que los granos se trituran para su uso en la alimentación animal, consciente del posible impacto en los productores estadounidenses, el presidente Trump ha anunciado un plan de 12 mil millones de dólares para ayudar a los agricultores.

Soja para China.
China pudiese estar buscando, quien sea el próximo gran exportador de Soja desde cualquier parte del mundo.

También es importante preguntarse si China podrá satisfacer su demanda de soja de proveedores fuera de los EE.UU.

Como un bloque, los países de la UE son el segundo mayor comprador de soja, pero están muy por debajo de China, por lo que entonces, con la posible pérdida del mercado chino, el desafío para los Estados Unidos es encontrar suficiente demanda en Europa y en el resto del mundo para absorber la producción de soja norteamericana.

La UE tradicionalmente ha comprado más soja de Brasil que de los Estados Unidos, aunque la brecha ha comenzado a cerrarse en los últimos años, una fuente de la comisión de la UE señaló a que no tienen aranceles de importación sobre la soja, por lo que los importadores en los países de la UE responderían a los movimientos en los precios.

«Estaremos en condiciones de importar más de los EE.UU. a un precio más barato por razones de mercado y en cantidades que correspondan a nuestras necesidades», explicó la comisión, que ha publicado datos que muestran que la soja de EE.UU. representa actualmente el 37% del total importado por la UE en comparación con solo el 9% en julio de 2017.

La comisión dice que monitoreará el comercio de soja y reportará cada dos meses de los progresos en comercialización, la soja estadounidense se ha vuelto más barata en comparación con la soja brasileña y argentina, luego de que China anunciara sus planes de tomar represalias por los aranceles estadounidenses.

Pero eso podría ser de poca comodidad para los agricultores estadounidenses, «lo que la UE es una proporción relativamente pequeña de lo que Estados Unidos había estado planeando exportar a China», dice la Dra. Tristen Naylor, de la London School of Economics, y agrega que Brasil y otros proveedores de soja también tienen la capacidad de aumentar la producción y distribución con bastante rapidez si es necesario.

Por otro lado, China, ha dejado en claro que ya está buscando en otra parte para satisfacer su necesidad de soja tradicionalmente procedente de los EE.UU. y los compradores chinos han cancelado pedidos de productos estadounidenses en los últimos meses, ya para junio, las autoridades chinas anunciaron que estaban cancelando o reduciendo los aranceles sobre algunos productos, incluida la soja, de cinco países asiáticos.

Sin embargo, el proveedor clave a nivel mundial es Brasil, que se ha convertido en un importante productor en los últimos años, superando incluso a los EE.UU., pero también hay factores estacionales a tener en cuenta porque la temporada alta de Brasil tiende a ser más temprana en el año, mientras que la temporada en norteamérica es de otoño a invierno.

Por lo que Brasil tiende a dominar el mercado global durante la primavera y el verano, y los americanos, más adelante en el año, sin embargo, si es poco probable que Brasil pueda satisfacer la demanda china, pero hay más opciones, «existe una oferta adecuada para satisfacer esa demanda a bajo costo de proveedores que no sean los EE.UU.», afirma Naylor.

Por ejemplo, explica la especialista, Argentina es un país que podría beneficiarse en el largo plazo, más, sin embargo, el experto estadounidense en materias primas Larry Shover cree que aún podría haber un problema de suministro inmediato para China, pues «China tiene un estimado de 10-20 millones de toneladas para comprar y actualmente no hay suficientes fuentes alternativas de frijoles de otros exportadores importantes, como Brasil y Argentina», asevera, la posibilidad es que China pueda recurrir a comprar otros tipos de productos como colza o semillas de girasol para satisfacer sus necesidades.

En cuanto a los productores de soja estadounidenses, se enfrentan a un futuro incierto si continúa la guerra comercial con China, pero también es posible, a medida que caen los precios de la soja en los Estados Unidos, que incluso con la imposición de aranceles punitivos a las importaciones, la soja norteamericana será la opción más barata para China, pues «a pesar del arancel del 25% sobre la soja estadounidense, el costo general de las importaciones de soja estadounidense en China es casi similar al de la soja brasileña», dice Stefan Vogel, experto en materias primas de Rabobank.

Vogel, agrega que a medida que la oferta brasileña disminuya más adelante en el año, el alto nivel de suministro de EE.UU. podría permitir a sus agricultores poner a Brasil y a otros productores fuera del mercado chino, al menos temporalmente.

Fuente
ElUniversalLaNaciónInfobae

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: