AméricaBancaCorrupciónEconomiaEE.UU.MéxicoPetróleoPolítica

La estadounidense BlackRock exporta prisiones privadas a México

Las controvertidas y corruptas cárceles de BlackRock llegan a Coahuila

Una prisión federal en el norte de México que es propiedad de BlackRock Inc., entró en operación, según expresó el gobierno mexicano, a medida que el administrador de activos más grande del mundo se expande más hacia la inversión en infraestructura en todo el mundo, la construcción del centro federal de readaptación social N°18 CPS-Coahuila mixto, del ejido Mesillas del municipio de Ramos Arizpe, quedó concluido y ahora solo se cubren los detalles en los equipos y sistemas que están listos.

Una portavoz de la agencia penitenciaria OADPRS dijo que los reclusos comenzaron a llegar en agosto a las instalaciones, conocidas como CPS Coahuila, y que había 139 personas para fines de ese mes, OADPRS se negó a responder más preguntas.

El Cefereso cuenta con las instalaciones de seguridad de lo más moderno y sofisticado, y se localiza a 110 kilometros del municipio de Saltillo; para su acceso cuenta con un tramo de nueva carretera de 18 kilómetros que parte desde la carretera Saltillo-Monclova hasta el penal federal.

La seguridad en la prisión es responsabilidad del gobierno mexicano, mientras que una subsidiaria de BlackRock ejecuta operaciones como alimentos y mantenimiento, el contrato para construir y mantener la prisión se otorgó por primera vez hace casi ocho años a una empresa diferente. BlackRock se hizo cargo del proyecto en 2016, después de que el gobierno mexicano realizó cambios en la prisión y aumentó los pagos anuales prometidos a su operador para pagarlos.

Coahuila está en el top 10 de los estados a los que más les cuesta la corrupción, uno de los tres estados del país donde la gente percibe que los actos de corrupción son más frecuentes al tener contacto con corporaciones de seguridad pública, al hacer trámite ante un ministerio público, o al acudir a realizar trámites a juzgados o tribunales; y en ese sentido, las primeras dos autoridades son las que tienen al menos el 80% de quejas ante la comisión de derechos humanos en el estado, en su mayoría por ejercicio indebido de la función pública.

BlackRock recibirá pagos anuales de al menos 1.281 millones de pesos ($ 65.5 millones) al año durante 20 años para cubrir la construcción, alimentos y otros mantenimientos, según los documentos obtenidos por Reuters a través de una solicitud de libertad de información y un informe del auditor del Congreso ASF, aunque ni el gobierno, ni BlackRock confirmaron la nueva suma, que fue calculada por investigadores.

Coahuila BlackRock.
Desde un discreto segundo plano ha activado redes de influencia que le han convertido en uno de los principales actores empresariales del país y como ocurre en Estados Unidos, verán aumentar la cantidad de reclusos en la novel cárcel semiprivada.

BlackRock opera en México como gigante financiero desconocido entre subsidiarias

En los últimos años, el administrador de activos ha profundizado en la inversión en infraestructura, en su mayoría activos como carreteras de peaje, energía eólica y tuberías, la empresa transnacional, comentó en un comunicado a través de una portavoz que cualquier devolución del proyecto iría a los clientes mexicanos, «BlackRock ha estado trabajando con el gobierno para completar de manera efectiva y eficiente las instalaciones de Coahuila, que ahora están en funcionamiento», se indicó en el comunicado.

La empresa estadounidense se ha hecho del control directo e indirecto de cinco proyectos de infraestructura energética, entre ellos Los Ramones y seis bloques de exploración petrolera entre 2015 y 2017, el control es a través de una compleja estructura corporativa que pasa por múltiples paraísos fiscales, el crecimiento ha sido a partir de alianzas con Pemex gracias a su cercanía con el gobierno mexicano actual y compras de otros fondos.

A través sus instrumentos de inversión BlackRock tiene acciones de 69 empresas en la Bolsa Mexicana de Valores, lo que la hace la inversionista más grande del mercado bursátil mexicano, no participa en ninguna junta directiva, pero en su sistema de información procesa y almacena los documentos exclusivos que recibe como inversionista.

La penitenciaría es la última en abrir ocho prisiones privadas contratadas por el ex presidente mexicano Felipe Calderón para ayudar a reducir el hacinamiento crónico, su programa fue criticado por los vigilantes de la sociedad civil, la población carcelaria de México ha disminuido desde que se introdujo un nuevo sistema de justicia en 2016, ya que menos delitos merecen la detención automática previa al juicio, pero los expertos expresaron que los casos también se están desmoronando bajo una barrera más alta para la conducta policial y los estándares de evidencia.

OADPRS, que ha tenido seis líderes diferentes bajo la presidencia de Enrique Peña Nieto, originalmente otorgó el contrato de CPS Coahuila a la constructora mexicana Grupo Tradeco en diciembre de 2010, uno de los movimientos más controvertidos del expresidente y que más señales de corrupción ha desvelado en el estado.

Fuente
Vanguardia

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: