ÁfricaAméricaAsiaCiencia y SaludCuriosidadesEconomiaEuropaInternacionalesMedio AmbienteOceaníaPetróleoPolíticaSucesos

La deforestación de los bosques es más peligrosa que la contaminación

Proteger y restaurar los bosques ayudaría a evitar el aumento de la temperatura global

Los bosques desempeñan cuatro funciones principales en el cambio climático: actualmente los bosques contribuyen a casi un sexto de las emisiones de carbono mundial cuando han sido desbrozados, explotados en exceso o degradados; estos reaccionan sensiblemente a los cambios del clima; cuando se han ordenado de manera sostenible, y producen dendroenergía como una alternativa más benigna que los combustibles fósiles; y por último, poseen el potencial de absorber alrededor de un décimo de las emisiones mundiales de carbono previstas para la primera mitad de este siglo en sus biomasas, suelos y productos, así como el potencial de almacenarlos a perpetuidad.

El papel de los bosques en la lucha contra el cambio climático puede ser pasado por alto por los gobiernos del mundo, según un grupo de científicos que advirtió que detener la deforestación es «tan urgente» como eliminar el uso de combustibles fósiles, ya que arrasar los bosques del mundo liberaría más de 3 billones de toneladas de dióxido de carbono, más que la cantidad de reservas mundiales identificadas de petróleo, carbón y gas.
Al proteger y restaurar los bosques, el mundo lograría el 18% de la mitigación de emisiones necesaria para 2030 para evitar el cambio climático descontrolado, advirtió el grupo de 40 científicos, que abarca cinco países, en un comunicado, «debemos proteger y mantener bosques saludables para evitar el peligroso cambio climático y asegurarnos de que los bosques del mundo continúen brindando servicios críticos para el bienestar del planeta y de nosotros mismos», se lee en la declaración.

La intervención se produce cuando el panel intergubernamental sobre el cambio climático de la ONU, IPCC, se reúne en Corea del Sur, antes de la publicación del lunes de un informe tan esperado sobre cómo el mundo puede evitar el calentamiento de 1.5°C, más allá de los niveles preindustriales, un objetivo aspiracional del hito acuerdo climático de París de 2015, se espera que el informe se centre en los cambios necesarios en el sistema de energía, en lugar de en los bosques.
«Al responder al informe del IPCC, nuestro mensaje como científicos es simple: el clima futuro de nuestro planeta está inextricablemente ligado al futuro de sus bosques», concluye la declaración de los científicos, los árboles y otra vegetación actualmente absorben alrededor de una cuarta parte del CO2 que los humanos están agregando a la atmósfera, suavizando el impacto potencial del cambio climático.

Si bien el mundo no perderá todos sus árboles, grandes extensiones de bosques tropicales, que contienen una gran cantidad de carbono, todavía se están perdiendo en la Amazonía, África central e Indonesia y las temperaturas más cálidas también están alimentando enormes incendios en bosques en latitudes más altas, como se vio en este verano cuando gran parte del norte de Suecia, Canadá y Estados Unidos, estaban en llamas.

Bosques contra el Cambio Climático.
El cambio climático es como una virtual caja de Pandora que contiene graves amenazas mundiales como el hambre, la pobreza, el crecimiento demográfico, los conflictos armados, el desplazamiento de las poblaciones, la contaminación atmosférica, la degradación del suelo, la desertificación y la deforestación.

El cambio climático está acelerando el deterioro de los bosques a una situación irreversible

«La parte del bosque de la conversación a menudo se pierde y no creo que el informe del IPCC lo destaque lo suficiente», afirmó Deborah Lawrence, profesora de ciencias ambientales de la universidad de Virginia y signataria de la declaración, “casi tomamos los bosques como un hecho, pero perdemos bosques todos los años, lo que significa que los estamos disminuyendo como sumideros de carbono, la deforestación se ha reducido masivamente en el Amazonas, pero eso no ha sucedido en otros lugares y a medida que los países se vuelven más pacíficos en África, podemos perder más bosques tropicales, lo que realmente preocupa».

Se espera que el informe del IPCC mencione la necesidad de una tecnología aún no probada para quemar la vegetación y enterrar las emisiones resultantes en el subsuelo o directamente aspirar carbono del aire como una forma de cumplir el objetivo de 1.5°C, la declaración de Lawrence y otros científicos advierte que la estrategia anterior, conocida como bioenergía con captura y almacenamiento de carbono o Beccs, no se ha probado y corre el riesgo de eliminar grandes áreas de bosque tropical para dar paso a la plantación de madera para obtener energía.

«Me rompe el corazón pensar que perderíamos la mitad de nuestros bosques tropicales por plantaciones solo para salvarnos», explicó Lawrence, “es horrible que perdamos nuestra biodiversidad para evitar el cambio climático, «perder bosques tropicales no es de alguna manera más barato que instalar parques eólicos en los Estados Unidos o el Sahara», Lawrence aseveró que una fuerte caída de las emisiones a cero para el año 2040 anularía la necesidad de una tecnología de «emisiones negativas» que dañaría la capacidad de los bosques para aspirar carbono.

Así como mantener los suministros locales de agua y los patrones climáticos y proporcionar un hogar para aves, mamíferos, insectos y otras criaturas, “tendremos un mundo más caliente y seco sin estos bosques», alertó Lawrence, “debe haber un precio internacional sobre el carbono para financiar la protección de los bosques y los países con bosques tropicales deben mantener grandes porciones de bosques para estabilizar las lluvias para la agricultura y mantener un clima regional predecible».

Sin embargo, las perspectivas de evitar al menos 1.5°C de calentamiento parecen escasas, y se han vuelto más oscuras en los últimos dos años, cuando los efectos del calentamiento global, se están haciendo más y más perceptibles en todo el planeta, un coautor del próximo informe del IPCC advirtió la semana pasada que el mundo «no está en camino» para cumplir con los compromisos de París, sino que se aleja cada vez más de esa meta.

Fuente
EcoticiasBancoMundial

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: