EconomiaMedio AmbienteSucesosSudamérica

Exportaciones de Brasil en peligro por la sequía

Las exportaciones brasileñas de café, naranja y maíz están en riesgo en medio de la peor sequía en dos décadas

A medida que Brasil lidia con las secuelas de lluvias récord, la crisis del agua y en el país puede comenzar a amenazar el suministro mundial de exportaciones, de productos como café, maíz y naranjas.

Luiz Carlos Ciocchi, director general del Operador Nacional de Redes Eléctricas de Brasil. Reveló a principios de este mes que los precios de la energía pueden seguir siendo altos.

La reciente sequía del país ha provocado una escasez de generación hidroeléctrica. Una mayor dependencia de las centrales térmicas, o que hace peligrar las exportaciones.

«Mi estancamiento de riego se está secando ahora, eso suele ocurrir en agosto», expresó Mauricio Pinheiro, un agricultor de café de 59 años. «Estoy muy preocupado por quedarse sin agua en los próximos meses».

La plantación de Pinheiro de 53 hectáreas de cultivos de café. Recibió menos de la mitad del agua necesaria en la temporada pasada de exportaciones, que va de noviembre a marzo.

Sequía, Exportaciones, Bolsonaro.
Análisis recientes de la Monitorización del Proyecto Amazónico Andino detallan que unos 430 mil acres de la selva amazónica han sido despejados en 2021.

Jair Bolsonaro, ha sido criticado por poner las exportaciones primero que la gente

Alrededor del 15% de los campos de café arábica de Brasil están regados. Mientras que alrededor del 30% de los campos de cultivo de naranja están regados. Según el medio. A pesar del riego, la producción de cultivos de naranja de Brasil ha caído alrededor de un 31% este año.

Además, las estimaciones de los segundos cultivos de maíz en Brasil bajaron. De 90 millones de toneladas a 72,8 millones de toneladas. Afirmó la consultora agroindustrial Céleres.

Las precipitaciones para la temporada tradicionalmente lluviosa de Brasil fueron las más bajas en dos décadas. Explicó el director general del Operador Nacional de Redes Eléctricas de Brasil.

«Lo bueno es que, con las temperaturas más bajas [estacionales], la carga [de la demanda] disminuye, pero estamos poniendo en marcha tanta generación térmica como podamos», explica Ciocchi.

Incluso antes de las lluvias récord de Brasil. Científicos y activistas en el país estaban haciendo sonar la alarma sobre los peligros ambientales de la deforestación.

Fuente
ReutersElGuardianMAAProjectAG

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
Translate »
error: