MéxicoSucesos

El milagro de Durango, 103 pasajeros sobreviven a accidente aéreo

La aeronave cayó a tierra poco después de despegar y se incendió, pero ninguno abordo sufrió daños

Una aeronave de Aeroméxico que transportaba a 103 personas se estrelló justo después de despegar del aeropuerto internacional general Guadalupe Victoria de Durango, en el norte de México, lo que obligó a los pasajeros a escapar por los toboganes de emergencia antes de que el avión se incendiara, decenas de personas resultaron heridas, dijeron funcionarios del estado, quienes también informaron que al parecer un fuerte viento derribó el vuelo 2431.

«La torre de control notó fuertes corrientes de viento, y esto pudo haber causado el accidente», dijo el gobernador de Durango, José Aispuro, la noche del martes en una conferencia de prensa, el avión se dirigía el martes desde Durango a la Ciudad de México cuando descendió rápidamente después del despegue, dijeron las aerolíneas y funcionarios del estado.

El ala izquierda del jet bimotor tocó inicialmente el suelo, causando que el avión perdiera ambos motores, para luego salirse de la pista de aterrizaje deteniéndose a unos 300 metros explicó Aispuro, parecía que el avión estaba luchando contra la fuerte lluvia y el viento antes de que cayera al suelo dos veces durante el choque, afirmó Anabel Estrada, una pasajera de Joliet, Illinois, «el segundo impacto fue mucho más fuerte. Fue entonces cuando salté y golpeé mi cabeza contra el techo», comentó Estrada, «después del segundo impacto, vi llamas en la cabina delante de mí».

Todos los pasajeros y miembros de la tripulación evacuaron el avión usando sus toboganes de evacuación de emergencia poco antes de que el fuego envolviera el avión, informaron las autoridades, «nuestro corazón está con los afectados y sus familias. Estamos profundamente tristes por este incidente, y nos gustaría asegurar a todos que el Grupo Aeroméxico ofrece su apoyo, pensamientos y oraciones a los afectados. Estamos haciendo todo a nuestro alcance para ayudarlos a ellos y a sus familias», leyó Andrés Conesa, director ejecutivo de Aeroméxico.

Noventa y nueve pasajeros, entre ellos nueve niños y dos bebés, y cuatro miembros de la tripulación estaban a bordo, comentó la aerolínea, cuarenta y nueve personas fueron hospitalizadas, incluido el piloto y un pasajero que se encuentran en condición crítica pero estable, comentó Aispuro, la niña que sufrió quemaduras también está hospitalizada, afirmó el gobernador.

Accidente del Avión 2431 de Aeroméxico.
La aeronave cayó a pocos metros de la pista y pudo ser socorrida por los sistemas de seguridad del aeropuerto de Durango.

El avión de Aeroméxico cayó a tierra a poco del despegue

Durango está a más de 550 millas al noroeste de la Ciudad de México. Los 103 pasajeros y la tripulación a bordo del vuelo de Aeroméxico sobrevivieron al accidente, pero 97 de ellos resultaron heridos, el gobernador Aispuro, también informó que el avión fue alcanzado por una ráfaga de viento que causó un descenso repentino, porque su ala izquierda tocó el piso y los dos motores se rompieron.

La mayoría de los pasajeros pudieron alejarse antes de que se incendiara, el vuelo AM2431 de Aeroméxico volaba desde el Aeropuerto Internacional Guadalupe Victoria en Durango a la Ciudad de México cuando se estrelló alrededor de las 16:00 hora local (21:00 GMT), los informes iniciales hablaban de 97 pasajeros y cuatro tripulantes, pero el gobernador Aispuro acotó que dos niños también estaban a bordo, elevando el total a 103.

El piloto del avión es uno de los dos que resultó gravemente herido, necesitando una operación en su espina dorsal, pero según se informara está en una condición estable y de las víctimas más graves una niña sufrió quemaduras, muchos otros pasajeros solo tuvieron lesiones «muy ligeras», dijeron las autoridades.

Ramin Parsa comentó que «poco después de despegar el avión, supe que algo andaba mal. El avión comenzó a temblar», recordó, dijo que el avión golpeó el suelo y «comenzó a rebotar, temblar y resbalar» hasta que chocó contra algunos árboles y finalmente se detuvo cuando cayó en una zanja, «se apagaron todas las luces y luego había humo dentro de la cabina, la gente entró en pánico y gritó», Parsa dijo que fue «un milagro de Dios que hayamos sobrevivido».

Jacqueline Flores, otra de las pasajeras, describió el momento en que ella y su hija escaparon del avión, «creo que retrocedimos en la pista porque era una superficie dura, luego patinamos en el suelo hasta que se detuvo», explicó la mujer de 47 años a la agencia de noticias apostadas en el lugar, «me desabroché el cinturón de seguridad y vi llamas y me di cuenta de que teníamos que saltar. Había un agujero justo al lado de nosotros donde el avión se había roto. Le dije a mi niña ‘Tenemos que saltar aquí’, y saltamos», añadió.

Accidente del Avión 2431 de Aeroméxico.
Los pasajeros lograron abandonar la aeronave poco después que esta quedara a pocos metros de la pista y justo antes que se incendiara.

Rómulo Campuzano, un político de Durango, expuso que había tenido «mucha suerte porque pude salir por la puerta principal», la puerta había sido arrancada y yacía junto al avión «actuando como una rampa», «me alejé del avión, volteándome para ver si los otros pasajeros también salían. Comenzó a llover mucho y creo que eso ayudó a apagar las llamas», manifestó.

El gobernador Aispuro dijo que la tripulación pudo desplegar los toboganes de evacuación poco después del choque, permitiendo a los que aún estaban a bordo salir del avión de manera segura antes de que las llamas se propagaran, la mayoría de los heridos fueron liberados rápidamente y pudieron llegar a casa con un poco de ayuda, Aeroméxico tiene un buen historial de seguridad, según los medios locales y su último accidente mortal fue en 1981, cuando 32 personas murieron luego de que un avión de la aerolínea se estrellara al aterrizar en el norteño estado de Chihuahua.

El operador del aeropuerto, grupo aeroportuario Centro Norte, dijo que los primeros datos sugerían que el mal clima era la causa y que el avión había despegado durante una fuerte tormenta de granizo antes de verse obligado a intentar un aterrizaje de emergencia, uno de los pasajeros entrevistados, informó que el avión había sido alcanzado por un rayo.

En un comunicado, Aeroméxico dijo que «lamentan profundamente» el accidente, mientras que la compañía aérea brasileña Embraer dijo que había enviado un equipo al sitio del accidente, Embraer, el fabricante brasileño del avión, está listo para ayudar a las autoridades mexicanas en sus investigaciones, manifestó la compañía, Aeroméxico ha operado el avión de 10 años desde 2014.

Fuente
NYTimes

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: