AméricaCorrupciónEE.UU.MéxicoPolíticaSudamérica

El Chapo Guzmán es un chivo expiatorio

El presidente de México le sale al paso a las declaraciones durante el juicio

El presidente de México y su predecesor rechazaron las acusaciones de soborno contra el acusado del narcotráfico Joaquín «El Chapo» Guzmán en Nueva York, el abogado de Guzmán afirmó durante el juicio que su cliente era un «chivo expiatorio» y que el verdadero líder del cártel de sinaloa era Ismael «el Mayo» Zambada, que vivía abiertamente en México y sobornaba a todo el gobierno, incluido el del presidente saliente Enrique Peña Nieto.

Tanto Peña Nieto como su predecesor Felipe Calderón negaron las reclamaciones, el juez de a causa estadounidense advirtió al abogado del narcotraficante Joaquín «El Chapo» Guzmán sobre su declaración de apertura en la que acusó a dos presidentes mexicanos de aceptar sobornos.

Los fiscales federales le pidieron al juez de distrito Brian Cogan que desechara la declaración de apertura de la defensa en el juicio de Guzmán en Nueva York, aseverando que estaba «impregnado de argumentos impropios, defensas afirmativas inadvertidas y rumores inadmisibles».

Cogan no llegó a eso el miércoles, pero advirtió al abogado defensor Jeffrey Lichtman haber legado «lejos de las pruebas directas o circunstanciales» y asentó que le daría instrucciones al jurado para que se centre en la evidencia, «su declaración de apertura entregó una nota promisoria de que su caso no se va a cobrar», comentó el juez, y añadio que la apertura de Lichtman es engañosa.

En su discurso de apertura el martes, Lichtman confirmó a los jurados que los fiscales norteamericanos habían soñado “por décadas” con condenar a Guzmán, quien agregó: “el mundo se está centrando en esta mítica figura del Chapo”, Lichtman también explicó que su cliente no era el verdadero líder de un cartel que envió toneladas de cocaína a los EE.UU., y dirigió la artillería a Ismael «El Mayo» Zambada, otro presunto narcotraficante en la dirección del cártel.

Zambada sigue suelto en México, según Lichtman, debido a los sobornos que «suben a lo más alto», incluidos los cientos de millones de dólares pagados a los presidentes actuales y anteriores de México, «este es un caso que requerirá que deseches gran parte de lo que te enseñaron a creer acerca de la forma en que trabajan los gobiernos y cómo se comportan, los gobiernos en América del Sur, América Central, México e incluso Estados Unidos».

Juicio al Chapo.
Lichtman, afirma que el verdadero capo del cartel de Sinaloa es Ismael «El Mayo» Zambada, quien hasta el momento se encuentra en libertad en México y que goza de carta blanca por los sobornos que ha pagado hasta los más altos niveles de a política, llegando a sobornar al mismo Peña Nieto.

El Chapo dice ser sólo la cara visible del cártel de Sinaloa

Lichtman insinuó a los miembros del jurado, «este es un caso que requerirá que usted abra sus mentes a la posibilidad de que los funcionarios del gobierno en el nivel más alto puedan ser sobornados, puedan conspirar para cometer delitos horribles, que los agentes de las fuerzas de seguridad estadounidenses también puedan ser torcidos».

Un portavoz del presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, calificó las acusaciones de «completamente falsas y difamatorias» y el ex presidente Felipe Calderón los descartó como «absolutamente falsos e imprudentes», Guzmán, de 61 años, enfrenta 17 cargos y podría ser encarcelado de por vida de ser encontrado culpable, y quien ha estado recluido en régimen de aislamiento desde su extradición a los Estados Unidos a principios del año pasado, se declaró inocente de los cargos de que amasó una fortuna multimillonaria contrabandeando toneladas de cocaína y otras drogas en una vasta cadena de suministro que llegó al norte. de la frontera.

Jeffrey Lichtman dijo sobre su cliente: «Se le culpa por ser el líder, mientras que los verdaderos líderes viven libre y abiertamente en México, en verdad no controlaba nada. Mayo Zambada lo hizo», el abogado también comentó que Zambada se había quedado solo porque sobornó a todo el mundo «incluido el más alto, el actual presidente de México y el anterior».

Lichtman reanudó su declaración de apertura el miércoles, describiendo «el mito de El Chapo» como «muy fuerte» y expuso que los agentes de la ley hicieron que su cliente autografiara billetes de 100 dólares para ellos en el momento de su arresto, «el señor Guzmán fue alguien que disfrutó de la publicidad», afirmó Lichtman al jurado y «Disfrutó de la notoriedad».

El abogado defensor también describió a los testigos del gobierno como mentirosos que buscan mitigar sus propias sentencias de cárcel, «estas son personas que han mentido todos los días», y finalizó comentando que «están aquí porque quieren salir de la cárcel por cualquier medio necesario».

Fuente
SCMP

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: