Ciencia y SaludCuriosidadesInternacionalesMedio AmbienteSucesos

El aumento del calor puede aumentar ola de suicidios

Según una nueva investigación es probable que las tasas de suicidio aumenten a medida que la tierra se calienta

Los vínculos entre el clima y la salud mental a menudo se teorizan, pero siguen estando poco cuantificados, particularmente hasta ahora se desconocía el vínculo entre el suicidio, una de las principales causas de muerte a nivel mundial, y el aumento del calor o el calor en sí, pero que poco a poco se ve sistemáticamente afectada por las condiciones climáticas, podría resultar en un total combinado de 9 a 40 mil suicidios adicionales en los Estados Unidos y México en pocos años, lo que representa un cambio en las tasas de suicidio comparable al impacto estimado de las recesiones económicas, los programas de prevención del suicidio o leyes de restricción de armas.

Investigadores de la universidad de Standford, utilizando datos comprensivos de varias décadas recopiladas en los Estados Unidos y México, encontramos que las tasas de suicidio aumentan 0.7% en algunos de los condados de EE.UU. y 2.1% en varios municipios aztecas, con tan sólo un aumento de 1°C en la temperatura promedio mensual, este efecto es similar en las regiones más cálidas frente a las más frías y no ha disminuido con el tiempo, lo que indica una adaptación histórica limitada.

A través del análisis del lenguaje depresivo encontrado en más de 600 millones de actualizaciones de las redes sociales, se sugiere que el bienestar mental se deteriora durante los períodos estivales o más cálidos, condición que el cambio climático no ha mitigado, por el contrario, al hacerse los períodos de calor más largos y más calurosos, se acrecienta.

Marshall Burke, líder de equipo investigador, ha manifestado que, «cuando hablamos del cambio climático, a menudo es fácil pensar en idealizaciones, pero los miles de suicidios adicionales que probablemente ocurran como resultado de un cambio absoluto, no son solo son un número, esta condición representa pérdidas trágicas para las familias en todo el país», explicó Burke, profesor asistente de ciencia del sistema de la tierra en la escuela de la tierra, energía y ciencias ambientales en Stanford.

Más calor, más suicidios.
«Las temperaturas más altas claramente no son el único, ni el más importante, factor de riesgo para el suicidio», pero si lo aumentan, enfatizó Burke.

A mayor temperatura, mayor es el riesgo

Los investigadores han reconocido durante siglos que los suicidios tienden a alcanzar su punto máximo durante los meses de verano, sin embargo, muchos factores más allá de la temperatura también varían estacionalmente, como las tasas de desempleo o la cantidad de luz diurna, y hasta este punto ha sido difícil separar el papel de la temperatura de otros factores de riesgo.

«El suicidio es una de las principales causas de muerte a nivel mundial, y las tasas de suicidio en los Estados Unidos han aumentado dramáticamente en los últimos 15 años. Por lo tanto, una mejor comprensión de las causas del suicidio es una prioridad de salud pública», manifestó Burke.

Para desentrañar el papel de la temperatura a partir de otros factores, los investigadores compararon la temperatura histórica y los datos de suicidio en miles de condados de EE.UU. y municipios mexicanos durante varias décadas y el equipo también analizó el lenguaje en más de medio billón de actualizaciones de Twitter o tuits para determinar si las temperaturas más cálidas afectan el bienestar mental.

Burke, ha explicado que el equipo buscó, en los tuits, palabras como «solitario», «atrapado» o «suicida», y los encontraron con mayor frecuencia durante los períodos de calor, los investigadores hallaron pruebas sólidas de que el clima más cálido aumenta las tasas de suicidio y el uso del lenguaje depresivo en las redes sociales, «sorprendentemente, estos efectos difieren muy poco en función de la riqueza de las poblaciones o si se utilizan para clima cálido».

«Hemos estado estudiando los efectos del calentamiento sobre el conflicto y la violencia durante años, descubriendo que la gente lucha más cuando hace calor. Ahora vemos que, además de herir a otros, algunas personas se lastiman. Parece que el calor afecta profundamente a la mente humana y cómo decidimos infligir daño», explicó, Solomon Hsiang, coautor del estudio y profesor asociado en la universidad de California, Berkeley.

Los autores enfatizan que el aumento de la temperatura y el cambio climático no deben verse como motivaciones directas para el suicidio, aunque, por otro lado, señalan que la temperatura y el clima pueden aumentar el riesgo de suicidio al afectar la probabilidad de que una situación individual conduzca a un intento de autolesión.

«Las temperaturas más altas claramente no son el único, ni el más importante, factor de riesgo para el suicidio», enfatizó Burke «pero nuestros hallazgos sugieren que el calentamiento puede tener un impacto sorprendentemente grande en el riesgo de suicidio, y esto es importante tanto para nuestra comprensión de la salud mental como para lo que deberíamos esperar a medida que las temperaturas continúan calentándose».

Fuente
Nature

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: