Ciencia y SaludCuriosidadesEconomiaInternacionalesMedio AmbientePolíticaSucesosTecnologia

El apocalipsis de los antibióticos, una catástrofe global

Las super bacterias nos llevaran a la edad oscura de la ciencia

Aunque científicos trabajan incansablemente en nuevos antibióticos que ha producido resultados prometedores en los primeros ensayos, la medicina necesitará más de estos en los próximos años ya que el aumento de la resistencia bacteriana, ha supuesto una amenaza grave para la salud humana en los últimos años.

Cuando se introdujeron, en la década de 1940, los antibióticos fueron considerados como un «medicamento maravilloso», pero el exceso de su uso, ha creado una resistencia de los virus y bacterias que genera preocupaciones importantes de que la sobre prescripción ha llevado a aumentar la resistencia a tales medicamentos.

La semana pasada, la directora médica de Inglaterra, la profesora Dame Sally Davies, llegó a decir que «corríamos el riesgo de volver a poner la medicina en la edad oscura», los antibióticos han combatido a las bacterias de varias maneras, incluso matándolas o evitando que se propaguen, sin embargo, también tienen una gran debilidad y esa es la resistencia.

El químico escocés Alexander Fleming descubrió el primer antibiótico verdadero, la penicilina, en 1928, como un moho en una placa de Petri que inhibía el crecimiento de bacterias, su descubrimiento revolucionó el tratamiento de ciertos tipos de infección bacteriana, salvando innumerables vidas en el proceso.

Los antibióticos son muy efectivos para matar la mayoría de las bacterias, pero no todas, algunas bacterias adquieren genes que los protegen del ataque de la droga y sobreviven al tratamiento y se reproducen a sí mismos, difundiendo los genes clave más ampliamente para que el medicamento sea cada vez menos efectivo, por lo que, si alguien es infectado por estas bacterias resistentes a los medicamentos, entonces puede ser más difícil implementar antibióticos para tratarlos con éxito.

Apocalipsis Antibiótico.
El escenario del fin del mundo está en el horizonte, pero eso no significa que vaya a pasar, ya que un enfoque renovado en el desarrollo de nuevos antibióticos y el uso de los que aún funcionan de manera efectiva cambiaría dramáticamente la situación, pero si sucede, el impacto en la sociedad será significativo.

Se están haciendo esfuerzos para reducir la cantidad de antibióticos recetados

En la actualidad, otros tipos de antibióticos podrían hacer el truco, pero las opciones están comenzando a reducirse a medida que las bacterias desarrollan la capacidad de bloquear más de un medicamento, llevándonos a un futuro terrible que ya podría estar en el horizonte, un futuro que arranca una de las mejores herramientas de la medicina de las manos de los médicos.

En el que un simple corte en el dedo podría dejarte luchando por tu vida, la suerte jugará un papel más importante en su futuro que cualquier médico, donde las operaciones más básicas, la eliminación de un apéndice o un reemplazo de cadera, pueden llegar a ser mortales y los tratamientos contra el cáncer y los trasplantes de órganos podrían matarte, hasta el parto podría volver a convertirse en un momento mortal en la vida de una mujer.

En los últimos cuatro años, ha habido un aumento del 35% en las infecciones sanguíneas resistentes a los antibióticos, esto se debe a que los médicos y otros profesionales de la salud han realizado mayores esfuerzos para identificar los casos de sepsis, sin embargo, aunque el número absoluto de infecciones detectadas ha aumentado, la proporción relativa de infecciones sanguíneas resistentes a los antibióticos se ha mantenido estable.

Desde el punto de vista de los expertos en salud, una clave para reducir las infecciones sanguíneas resistentes a los antibióticos es garantizar que las bacterias resistentes no puedan prevalecer en primer lugar, un informe reciente destaca que, sin antibióticos efectivos, las infecciones potencialmente mortales relacionadas con operaciones como los reemplazos de cadera y las cesáreas podrían aumentar.

Una de las mayores preocupaciones mundiales con respecto a los antibióticos es sobre la tuberculosis farmacorresistente o TB, que, según la organización mundial de la salud, OMS, sigue siendo la enfermedad infecciosa más mortal del mundo, cuyo tratamiento ha sido efectivo, con un estimado de 54 millones de vidas salvadas por el diagnóstico y el tratamiento entre 2000 y 2017.

Aun así, y con la incidencia mundial de tuberculosis que se reduce a aproximadamente el 2% por año, sigue siendo una de las 10 principales causas de muerte en todo el mundo, en 2017, 10 millones de personas enfermaron de tuberculosis y 1,6 millones murieron a causa de la enfermedad, principalmente en los países en desarrollo.

La OMS afirma que 490 mil personas tienen tuberculosis multirresistente o MDR-TB, cuando las bacterias no responden a los dos medicamentos anti-TB de primera línea más poderosos, la isoniazida y la rifampicina, los medicamentos de segunda línea pueden tratar y curar la TB-MDR, más, sin embargo, tales opciones de tratamiento pueden significar que los pacientes deben someterse a hasta dos años de quimioterapia con medicamentos costosos y tóxicos.

Han pasado 30 años desde que se puso a disposición una nueva clase de antibióticos y las bacterias ya han desarrollado resistencia a todos aquellos que existen, pero los antibióticos son costosos de producir y pueden llevar mucho tiempo estar disponibles para los médicos y pacientes.

El pasado año, se advirtió que el hecho de no abordar la resistencia a los antibióticos podría llevar a un estimado de 10 millones de muertes cada año a nivel mundial para 2050 a un costo muy elevado en la pérdida de productividad para la economía global, es por eso que las organizaciones de salud, están pidiendo una reducción en el uso excesivo y mal uso de antibióticos.

Fuente
AntibioticActionEuropa

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: