AméricaEconomiaEE.UU.InternacionalesPetróleoPolíticaSudaméricaVenezuela

Economía de Venezuela fallece por falta de gasolina

El país trata de aumentar su producción, mientras escasea el combustible

Aunque Irán ha dominado los titulares en las últimas semanas, pocos están al tanto de que el sector petrolero de Venezuela continúa colapsando, la producción petrolera del país sudamericano cayó a solo 1 mil 197 millones de barriles por día en septiembre, una caída de 42 mil bpd en comparación con el mes anterior, sin embargo, debido a que las cosas se están moviendo tan rápidamente, esa cifra ahora está totalmente desactualizada y ahora cae la venta de gasolina.

Con unas pocas semanas para 2018, muchos analistas creen que la producción podría caer por debajo de 1 mb/d, las exportaciones de PDVSA a los Estados Unidos disminuyeron un 19% en octubre, en comparación con el mes anterior, la disminución se produjo como resultado del mantenimiento de los mejoradores del país, que convierten el petróleo pesado de la faja del Orinoco en formas exportables de petróleo, sin la capacidad de procesar, las exportaciones se desplomaron.

Pero Venezuela está repleta de problemas operativos y financieros que también están contribuyendo a la brusca caída de la producción y las exportaciones, el problema mayor ha sido el accidente del puerto de José, el principal conducto para las exportaciones de petróleo, donde una colisión de un camión cisterna en agosto interrumpió los envíos desde el puerto durante semanas, y se mantiene solo en parte operativo.

Con respecto a la escasez de gasolina, el domingo el ministro de energía venezolano, Manuel Quevedo, comentó que la producción petrolera actual de la nación sudamericana de la OPEP es de 1,5 millones de barriles diarios, bpd y su objetivo es aumentarla “pronto” en 1 millón de bpd, afirmó a periodistas en Abu Dabi.

Quevedo habló en la capital de os Emiratos Árabes Unidos, donde se llevó a cabo un comité de monitorización del mercado petrolero el domingo al que asistieron exportadores líderes como Arabia Saudí y Rusia, a nadie duele más que el pueblo venezolano, al menos 3 millones de personas han huido de Venezuela desde 2015, según una nueva estimación de las Naciones Unidas.

La tasa de inflación del país superó el millón por ciento en octubre, según un informe del congreso de Venezuela controlado por la oposición, el número es tan astronómico que prácticamente carece de significado, al igual que la moneda en sí no tiene ningún valor.

Venezuela sin Gasolina.
No hay señales de esperanza para Venezuela en este momento. La producción de petróleo y las operaciones de refinación se están deteriorando a un ritmo alarmante, lo que solo empeorará la crisis económica del país.

Se agotan las reservas de gasolina en Venezuela

La escasez de combustible está empeorando y la estatal PDVSA, ha visto cómo sus refinerías llegan al suelo, y muchas, ya no están operativas u operan a niveles muy bajos, sobre el papel, las refinerías pueden procesar aproximadamente 1.3 millones de barriles por día, pero en realidad, muchas han cesado sus operaciones debido a una combinación de factores, que incluyen un desglose de las partes, una falta de suministro de petróleo para trabajar y de recursos financieros.

PDVSA también ha suspendido las importaciones de gasolina porque ya no tiene efectivo, según Argus Media, «menos de 250 cisternas están siendo utilizados de los más de 1 mil 400 camiones cisterna de PDVSA, utilizados para la distribución local» la gran mayoría se han averiado.

Al detenerse las operaciones, PDVSA ha consumido gran parte de sus inventarios de gasolina y diésel, como resultado, alrededor del 80% de las estaciones de combustible de todo el país han tenido que suspender las ventas, según Argus, «El déficit nacional de gasolina es el peor que haya habido», comentó a Argus Media un alto funcionario de la federación de sindicatos petroleros (FUTPV) a principios de noviembre.

«Venezuela podría estar completamente sin gasolina y diésel para vehículos en tan solo una semana», Argus afirmó que PDVSA emitió suspensiones de venta generalizadas a fines de octubre y la disminución de la oferta de petróleo crudo ahora se está desviando principalmente hacia el mercado internacional para que PDVSA pueda obtener algunos ingresos necesarios para cumplir con sus obligaciones de deuda.

“No hay gasolina, la producción de gasolina en el país está prácticamente paralizada, «la refinería de Amuay no tiene productos para producir… Además, el 70% de la gasolina producida en el país no se convierte en producto de consumo final», explicó Iván Freites, secretario del sindicato de trabajadores petroleros de Venezuela.

Fuente
ArgusMediaReuters

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba
Translate »
error: